Reporte Católico Laico

/

El P. Troconis despeja confusiones: “No puedo permitir ritos de santería dentro de la Iglesia”

El P. Troconis despeja confusiones: “No puedo permitir ritos de santería dentro de la Iglesia”

Entre el catolicismo y la santería, a través de los años, la falta de información ha posibilitado la propagación de confusiones e interrogantes que, en los últimos meses,  han aflorado a consecuencia de las profanaciones ocurridas contra instalaciones de la Iglesia Católica en Venezuela. Dos de ellas  han sido atribuidas a santeros, oportunidad propicia para consultar  la opinión de un experto como el padre Rafael Troconis- párroco de San Bartolomé Apóstol de Macuto, estado Vargas- para que ponga en contexto las disimilitudes que existen entre la religión monoteísta y la descendiente yoruba.

¿Cuáles son los principios que diferencian al catolicismo de la santería?

La santería es una religión sincrética. Se llama también Regla de Osha y en esencia es la misma religión que practicaban los yoruba que lamentablemente fueron esclavizados y traídos a América en época de la Colonia. Los pueblos yoruba creían en la existencia de un Dios Supremo al que llamaban Olodumare, y en una serie de deidades inferiores e intermedias, por tanto dioses, llamados orishas. Además, es una religión que no solamente creía en infinidad de dioses sino que considera que, en la distancia que lleva hacia ese Dios Supremo, hay una serie de divinidades intermedias: aquellas que realmente se relacionan con los seres humanos porque la divinidad superior no se relaciona con los seres humanos,  motivo por el cual las tribus yoruba acudían no a Olodumare sino a los orishas, a quienes se les da culto de adoración y ofrecen sacrificios porque se supone que tienen esa habilidad. Cuando las tribus yoruba llegan a América se les impone- y eso está mal- la fe cristiana, algunos aceptaron la reconversión pero otros la aceptaron a medias y de alguna manera mantuvieron las creencias de sus ancestros pero la sincretizaron con elementos del cristianismo, y de esa mezcla de dos religiones nace la santería.

¿Por qué se le llama santería?

Para romper- en algunos casos- un culto a los propios orishas, en otros casos se produjo sencillamente una mezcla de una cosa con la otra y los yoruba junto a sus descendientes que vinieron a América identificaron a sus orishas con los santos de la Iglesia Católica. Por ello, para los santeros, los santos de la Iglesia Católica -y no me refiero tanto a los santos sino a las imágenes- representan a los orishas. Por tanto, ya de entrada vemos algo fundamental: en nuestra religión cristiana nosotros creemos en un solo Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo) pero entre Dios y el resto de las creaturas no hay un ser intermedio. Hay creaturas de mayor o menor perfección ontológica y encima del mundo de las creaturas, por ejemplo, estarían los ángeles, después los seres humanos y así iríamos bajando pero en todo caso estaríamos hablando siempre de creaturas. Para los cristianos, ni los ángeles ni los santos son dioses, los ángeles son seres incorpóreos pero jamás un ser humano puede ser considerado una divinidad o una deidad ni siquiera la Santísima Virgen con todo el cariño y afecto que le podemos tener por ser la madre de Jesucristo y por habernos entregado al Señor en la cruz. Además, en la santería esas divinidades fungen de mediadores y en nuestra fe cristiana hay un solo mediador que es Jesucristo Nuestro Señor, el mediador, el salvador y por tanto nosotros no hemos estado de acuerdo con una religión en la que a través de unas divinidades suplantan y toman un puesto que solamente le corresponde a Jesucristo, quien dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie va al Padre si no es a través de mi”.

¿Y la creencia en los santos católicos se compara a la de la santería?

Sí, pero nosotros no creemos para nada que ellos sustituyen la mediación de Cristo. Simplemente creemos que son hermanos nuestros que están junto al Señor y creemos que la Iglesia es el cuerpo de Cristo y que esos cuerpos están muy cerca de Jesús. Además, creemos que esa gente aún nos ama, porque el amor no tiene que terminar una vez que la persona muere pero nunca la Iglesia Católica ha considerado que junto a Cristo haya otros mediadores de salvación, así que con esto ya serían dos diferencias: la adoración a los orishas y creen en una sustitución de salvación. Aunado esto, ellos practican la magia, una serie de ritos mediante los cuales se pretende dominar la fuerza de la naturaleza y muchas veces los santeros suelen decir que ellos sí practican magia pero de la blanca, que no es brujería pero eso no es cierto. Esa afirmación surge de una mentira o  de un desconocimiento de esa religión porque yo he tenido en mis manos libros sobre ritos de santería. Ahora, independientemente de la significancia que eso pueda tener son ritos para hacer daño, para enfermar a una persona o para que muera, aunque habrán personas santeras que dirán “yo no he hecho eso nunca” -y no tengo porque dudarlo- pero dentro de esa religión existe la posibilidad de solicitarle a los orishas que hagan algún tipo de mal aunque es una realidad absolutamente objetable y en nuestra religión no hay nada de eso, lo que sí hay es personas malas. Aprovecho para recordar que muchos textos de la Sagrada Escritura – uno de los más famosos es el de Deuteronomio capítulo 18- donde se prohíbe tajantemente la magia y otro tipo de prácticas. Por otra parte, en la santería hay tres métodos adivinatorios que son El Tablero de Ifá,  el Oráculo de Diloggun y el Oráculo de Biague.

Cualquiera podría decir que mientras que no le haga daño a nadie la Iglesia no debería rechazar esa religión…

Aquí no se rechaza a nadie, el problema es el siguiente: cuando usted va a una iglesia y se roba una hostia consagrada está cometiendo una profanación, un pecado para nosotros; y casualmente conversaba con un sacerdote de mi diócesis, como el domingo una persona santera- no iba vestida de blanco- se acercó a comulgar y el padre no se dio cuenta en ese momento. Pero luego los feligreses le advirtieron y el padre lamento mucho lo que había sucedido. Cuando revisó la grabación del circuito cerrado de televisión, efectivamente se ve a la persona comulgando pero cuando sale de la Iglesia se saca la hostia de la boca y se la lleva. Cuando eso sucede tenemos que decirle “lo siento mucho pero usted no puede comulgar, porque usted le está faltando el respeto a una de las cosas más preciadas que nosotros tenemos dentro de la Iglesia Católica”.

Otro caso es que cuando una persona santera bautiza a un hijo con la única intención de hacerlo santero. Allí está mal utilizando un sacramento, entonces, esa mezcolanza, ese sincretismo religioso que lleva a utilizar una hostia consagrada o agua bendita para hacer trabajos de brujería o de lo que sea, eso es una tremenda falta de respeto y no es que la iglesia tenga nada en contra la santería, si ellos respetarán los símbolos, las normas de la religión católica no habría ningún problema porque vivimos en un país donde hay libertad de culto. Pero la libertad de su culto llega hasta donde comienza la mía  y viceversa. Por eso que es tan importante el respeto.

¿Cree que las profanaciones que han ocurrido en lo que va de año están relacionadas con la santería?  

Sería una irresponsabilidad mía afirmar que en la santería se pretenden ese tipo de cosas pero lo que sí puedo afirmar es, por ejempl,o lo que vi en esa grabación  que no es la primera vez que me ha sucedido en estos casi treinta años que tengo de sacerdocio. He encontrado animales muertos en la puerta del templo y eso es muy desagradable para los feligreses. También, he conversado con personas que han dejado la santería y se han convertido a la religión católica,  personas que me decían que en algún momento  sus babalaos le habían pedido que llevaran una hostia consagrada de la Iglesia. Para los católicos, ése es el tesoro más grande que tenemos y yo no puedo permitir que unos santeros entren a la iglesia y delante de la capilla del Santísimo pretendan hacer ritos.

Algunos santeros se defienden al decir que todo esos actos que para los católicos representan un sacrilegio, para ellos es un sacrificio necesario ¿Qué opina sobre ello?

También suelen decir los santeros “pero es que en la biblia también hay sacrificios de animales ¿por qué ustedes se oponen?” Primero, si dentro de la santería está contemplado el ofrendar animales, eso es problema de su religión, pero yo le diría a un católico quien a lo mejor no tiene muy clara su fe lo siguiente: en la antigua alianza, los sacrificios se ofrecían únicamente a Yavé pero la Biblia dice en la Carta a los Hebreos que esos sacrificios no tenían poder para perdonar nuestros pecados, no tenían el poder para limpiar nuestra conciencia; el único sacrificio mediante el cual se expiran nuestros pecados, según nuestra religión cristiana-católica que reconcilia al hombre con Dios, es el sacrificio de Cristo en la cruz. Por tanto, una vez que Cristo se ha ofrecido por nuestros pecados quita toda razón de ser de cualquier otro sacrificio, e insisto, eso vale para nosotros los católicos y no tiene ningún sentido que usted ofrezca sacrificios a deidades que para nosotros los católicos no existen. De manera que si la persona santera cree en los sacrificios eso es problema de su religión, pero quizás las autoridades públicas les digan que no conviene a la salud pública ir lanzado animales muertos en medio de la calle o en un parque que es de provecho comunitario. Es diferente si hacen eso en el patio de su casa o en un terreno de su propiedad.

¿A qué cree que se deba el aumento progresivo de la comunidad santera,  la misma situación del país o simple moda?

Yo creo que son muchas cosas, que hay una especie de concausas o de causas distintas pero todas convergentes. Pero para mí, la más importante es que cuando una persona cristiana-católica se hace santera, en realidad nunca conoció a Cristo. Si lo conociera de verdad no pondría a otros mediadores en el lugar que solo a Cristo Nuestro Señor le corresponde. Allí está el primer problema fundamental que es la decadencia de una fe genuinamente cristiana, porque si una persona es santera es porque no escucha y por tanto le hace falta fe en Dios. Lo que distingue a los cristianos del resto de los creyentes es el hecho que nosotros consideramos que Jesucristo es el Salvador, a diferencia de un musulmán que no cree en esa teoría, de un hebreo que cree que Jesús no es el mesías esperado y siguen esperándolo o me distingo de los santeros que creen en una divinidad superior que llaman Olodumare. El segundo,  creo que hay un problema de fondo de evangelización y para los católicos se plantea un enorme desafío que es llevar la fe, que sea asumida por la gente y que la gente crea de verdad que el centro de nuestra fe no es Dios, la Virgen ni los santos sino Jesucristo, la razón de nuestra vida. Que además exista la crisis económica y que algunas personas se inicien en la santería buscando algún tipo de mejora, bueno, eso puede existir porque los seres humanos creen en ese tipo de cultos que prometen que, adhiriéndose a ellos, van a tener éxito o van a poder resolver sus problemas, eso en tercer lugar. Y en cuarto lugar, si pienso que es un tema “moda” lo que indica que el problema es que no hay una fe tan madura y tan profunda en Jesucristo.

Isaic foto notas

Isaic Calderón/RCL