Reporte Católico Laico

/

Mons. Roche: las vísperas anglicanas en San Pedro son otro paso del ‘caminar juntos’

Mons. Roche: las vísperas anglicanas en San Pedro son otro paso del ‘caminar juntos’

Rezan juntos mañan lunes en San Pedro, pocos días después de la visita del papa Francisco a la Iglesia anglicana All Saints.

El secretario de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos explica el evento.

Un nuevo paso importante en el camino ecuménico se ha registrado este lunes 13 de marzo, en la basílica de San Pedro: la recitación de las vísperas anglicanas.

Ha presidido la oración el arzobispo anglicano David Moxon, director del Centro Anglicano de Roma, mientras que Mons. Artur Roche, secretario de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos realizó la homilía. El coro del Merton College de Oxford acompañó la liturgia.

La ceremonia se realizó dos semanas después de la visita de Francisco, el 26 de febrero pasado a la iglesia anglicana de All Saints, la primera de un Pontífice, en la que el Santo Padre señaló que el ecumenismo se realiza caminando juntos.

ZENIT conversó con Mons. Artur Roche, secretario de la Congregación del Culto Divino, quien precisó que el evento sucede en el aniversario de los 1420 años de la elección del monje Agustín como evangelizador de Inglaterra. Agustín de Canterbury, venerado como santo por los católicos y anglicanos, quien fue enviado junto al rey Bretwalda , Ethelber del Kent, por el papa san Gregorio I, en el 597.

“Estas vísperas se registran pocos días después de la visita del papa Francisco a la Iglesia anglicana All Saints”, dijo el arzobispo inglés y precisó que “en esta ocasión el Santo Padre ha dicho que la palabra humildad no es solamente una linda virtud sino que distingue a nuestra identidad cristiana, y yo he pensado que esta humildad se tiene que traducir en un servicio mutuo en este momento del camino ecumenico, con generosidad de corazón y una gran fe. Porque Cristo rezó por la unidad”.

Mons. Roche señaló que el Papa en el día de Pentecostés dijo que “los cristianos tienen que salir del refectorio, en misión, para anunciar el Evangelio, sin volver al refectorio para sentir un clima de seguridad, contrariamente se quedan en un refectorio que es un poco oscuro y no tiene la luz fruto de la alegría de predicar el Evangelio”.

“El Papa recuerda a los anglicanos y también a los católicos -señala el número dos del Congregación del Culto Divino- que no debemos anunciarnos a nosotros mismos, sino a Jesucristo”. Precisa así que “el triunfalismo es algo del pasado, no es un puente sino un puesto de bloque. No favorece el caminar juntos, con fe, aunque procedamos de la misma fuente”.

Sobre la diferencia existente en la oración entre las vísperas católicas y anglicanas, Mons. Roche indica que “hay elementos comunes como el canto de los salmos y el Magníficat” si bien “la forma y organización de estos textos es un poco diversa”.

El prelado quiso así subrayar que “sobre todo tenemos que rezar juntos, porque la unidad es un don de Dios, no es un proceso humano. Y esperamos en este momento esta gracia de Dios” y que en estas vísperas “se ha rezado juntos para obtener de Dios el don de la unidad, como un signo de la fraternidad entre los cristianos”.

Interrogado sobre los sacerdotes anglicanos que regresaron al catolicismo, Mons. Roche indicó que “el papa Benedicto creó un ordinariato para los sacerdotes anglicanos que retornaron”. Pero que no hay que olvidarse de los otros, porque “los obstáculos y desafíos en este momento son muchos, como la ordenación de las mujeres y el tema de la homosexualidad”. Así “estas dificultades demuestran que la unidad será un don de Dios”.

Indicó entretanto que es necesario “estar más cerca, porque cuando una persona está lejos de otro grupo humano hay también una distancia en la evaluación de los temas. En cambio cuando estamos más cerca de los otros es posible que vean nuestra fe en Cristo y nuestra fe eclesial, y que la otra persona sepa la verdad, sobre los temas más centrales. Pero tenemos que caminar para ello, tenemos que comunicar con los otros”.

Estas vísperas en el Vaticano no es el primer acto de este tipo que se realiza en conjunto, dijo: el Coro de la Capilla Pontificia Sixtina ya cantó con el de Westminster, incluso el Tu es Petrus en la basílica de San Pedro, “donde nuestra fe es muy evidente porque está edificada sobre la tumba de Pedro de quien es sucesora”.

Y recordó que “muchos años atrás, 30 o 40, era mal visto que un anglicano hiciera una peregrinación a Roma, y también para un católico ir a una peregrinación a Canterbury. Ahora es menos difícil, y esta cercanía en el orden de la caridad y hermandad, es algo que debemos hacer, porque es obedecer a la recomendación del Señor”. Al concluir recordó que “un cardenal hace años atrás dijo que el ecumenismo es un camino del cual no es posible salirse”. Por eso “tenemos que caminar juntos hacia adelante, esperando este don de Dios de que será la unidad”.

(ZENIT- Roma)