Reporte Católico Laico

/

¿Es usted “espiritual” o “religioso”?

¿Es usted “espiritual” o “religioso”?

Crecimiento en EE UU del espiritualismo y decremento de lo religioso.

Durante muchos años la distinción entre ser “espiritual” y ser “religioso” no se usaba; pero en un mundo en el que cada vez lo “religioso” queda en el ámbito del dogma (por tanto, de lo que requiere sacrificio), ser “espiritual” está a la alza.

A la alza la pura espiritualidad

Por lo menos esto es lo que encuentra una encuesta reciente llevada a cabo por el Pew Research Center (PRC) en la que el término “espiritual, pero no religioso” es abrazado por un número creciente de estadounidenses, como una manera precisa de describirse a sí mismos.

La encuesta, llevada a cabo del 25 de abril al 4 de junio de 2017, muestra que 27 de cada cien adultos estadounidenses se consideran a sí mismos como personas “espirituales pero no religiosas”. Hace cinco años, cuando se realizó la más reciente de estas encuestas del PRC, el número de adultos que se definía así era 19 de cada cien.

“Este crecimiento ha sido amplio: ha ocurrido entre hombres y mujeres; blancos, negros e hispanos; personas de diferentes edades y niveles educativos así como entre republicanos y demócratas. Por ejemplo, la proporción de blancos que se identifican como espirituales pero no religiosos ha crecido ocho puntos porcentuales en los últimos cinco años”, dice el reporte del PRC de esta semana.

Persona religiosa o persona espiritual

Como parte de su metodología, la encuesta del PRC no preguntó, directamente, a los encuestados si la etiqueta “espiritual pero no religiosa” los describía personalmente y a cabalidad. En su lugar, hizo dos preguntas separadas: “¿Se considera a sí mismo como una persona religiosa, o no?” y “¿Se considera a sí mismo como una persona espiritual, o no?”

Los resultados arrojados por la encuesta fueron el producto de combinar las respuestas a esas dos preguntas. De aquellos que expresan que son “espirituales pero no religiosos”, 48 por ciento dice ser religioso y espiritual, mientras que 6 por ciento dice ser religioso pero no espiritual. Otro 18 por ciento responde ambas preguntas negativamente, diciendo que no son religiosas ni espirituales.

Mirado otra manera, solamente 54 por ciento de los adultos de Estados Unidos se piensan a sí mismos como religioso, lo cual muestra un porcentaje de menos 11 puntos de quienes se auto nombraban religiosos en 2012, mientras que 75 por ciento dice que es espiritual, una figura que se ha mantenido relativamente constante en años recientes.

Más protestantes que católicos

¿Quién compone este segmento de adultos estadounidenses, que crece rápidamente; el segmento “espiritual pero no religioso”? Si bien muchos de ellos (37 por ciento) son religiosamente no afiliados (describiendo su identidad religiosa como ateo, agnóstico o “nada en particular”), la mayoría se identifica con un grupo religioso, incluyendo 35 por ciento que dicen ser protestantes, 14 por ciento que son católicos y 11 por ciento que son miembros de otras religiones como el judaísmo, el islam, el budismo o el hinduismo.

Los que son “espirituales pero no religiosos” están divididos de manera uniforme entre los hombres (47 por ciento) y las mujeres (53 por ciento), en marcado contraste con los que dicen que no son ni religiosos ni espirituales, 62 por ciento de los cuales son hombres.

Del mismo modo, cuando se trata de raza, etnia o edad, los que son espirituales pero no religiosos no se ven muy diferentes del público estadounidense en general, aunque se inclinan un poco más jóvenes (por ejemplo, sólo 12 por ciento de estos adultos tienen 65 años y más, comparado con el 19 por ciento de todos los adultos que están en este grupo de edad).-

Jaime Septién/ Aleteia