Reporte Católico Laico

/

50% de los equipos de radioterapia de la ciudad no funcionan

50% de los equipos de radioterapia de la ciudad no funcionan

De 104 mamógrafos de la red pública más de la mitad están inoperativos.

De los 32 equipos de radioterapia que hay en el país solo diez están en funcionamiento, según las estadísticas de Omar Arias, profesor de la UCV y físico médico, quien afirma que esta realidad coloca en una situación de riesgo de muerte a los pacientes oncológicos.

¿Tienes algo que decir?

Inicia la conversación y sé el primero en comentar.

En Caracas, la mitad de estos equipos se encuentran inoperativos. De las seis máquinas para radioterapia que tiene la ciudad funcionan tres: la de los hospitales Domingo Luciani y el Servicio Oncológico Hospitalario (antiguo Padre Machado), pertenecientes al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y la del Hospital Universitario de Caracas. Las de los hospitales Militar, Oncológico Luis Razetti, J. M. de los Ríos están dañadas.

Debido al déficit, los equipos operativos se están sobreutilizando atendiendo al menos a 60 pacientes cuando deberían atender a 20 por turno, lo que afecta la vida útil del aparato.

Arias recordó que las sesiones de radioterapia son diarias y deben alcanzar al menos las 40 veces. Informó que al estar colapsado el sistema público el paciente se ve en la obligación de acudir a clínicas privadas, donde un tratamiento de radioterapia y quimioterapia está alrededor de los Bs 20 o 30 millones.

Unido a esto, en el mes de la lucha contra el cáncer de mama en Venezuela, más de la mitad de los mamógrafos de la red pública del país están fuera de servicio. Según Arias, de 104 solo  40% se encuentran operativos.

Estándares internacionales indican que debe haber de 9 a 11 de estos equipos por cada millón de habitantes, “lo que  está muy alejado de la realidad venezolana”, plantea el profesor de la UCV. En Venezuela existen al menos 5 millones de mujeres mayores de 35 años, según el  INE, edad a partir de la cual se sugiere iniciar la pesquisa precoz de la enfermedad.

“El tiempo de duplicación de las lesiones en mama es de unos cien días y, si no se detectan a tiempo, luego de 365 días, el tamaño de la lesión será cuatro veces mayor”, destacó, por lo que insta al Estado a doblar la cantidad de equipos operativos.

10 de octubre de 2017/El Nacional Web