Reporte Católico Laico

/

El Cambio será Ético Espiritual o no será

El Cambio será Ético Espiritual o no será

RCL les invita a leer a Frank Bracho.-

 

Nuestro país ha estado sumido en la mas profunda crisis….Pero si se ve atentamente todas las noticias, el mundo también. Se trata de una crisis de toda una errada civilización o común forma de ver las cosas -que ha imperado en el planeta. Y todos parecemos ir juntos hacia lo mismo..Tanto los de primera, como los de segunda o tercera..Pues pasajeros somos todos de un mismo fallido barco –como lo fueron los de aquel díscolo buque Titanic –el cual se fue a pique por no ver al fatal témpano que le hizo abruptamente recordar todas sus vulnerabilidades !  Es también la historia de la arrogante ola que se creyó independiente, en forma vana, cuando en verdad era parte de un océano. Y la misma historia de Icaro el arrogante aventurero, quien quiso conquistar al cielo con alas de papel -hasta que se topó con el sol que las derritió en un santiamén, y lo precipitó de vuelta a tierra.

Así, igual estamos en nuestro país y el mundo.  En una profunda crisis donde pretendemos aferrarnos a un buque fatalmente averiado; a través de distintas ilusas formas o maquillajes reciclados -de distintos colores. Sin asumir que en verdad tenemos ya que cambiar de barco ! -hacia una nueva civilización mas sabia y que funcione. Pues como dijo el gran Einstein: “No se puede remediar a un  plano en profunda crisis con soluciones de ese mismo plano; sino con soluciones de un plano superior”!

..En tal propósito salvador o  liberador, tenemos que comenzar deslastrándonos de unos cuantos conceptos de la civilización disfuncional; los cuales, a pesar de que a primera vista han sonado muy bonitos, han sido parte de la errada telaraña –y con frecuencia interesada manipulación- que nos ha llevado al abismo ante el cual estamos.  Como el de “la sagrada soberanía” -nacional o individual, y hasta del pueblo: ¿ Cuál “soberanía”? …ante una realidad donde en verdad lo que  rige por todos lados es la interdependencia! (..hasta sin el común aire que respiramos –el cual hoy estamos contaminando o destruyendo- no somos nada !)….O el de que unas “elecciones” o posesión de “una mayoría electoral” nos van a salvar: Unas “elecciones” escogieron a un Hitler; Jesucristo fue crucificado por decisión de un “referéndum mayoritario” en Jerusalem !….O fórmulas tan alegremente populistas como la de que “el pueblo es Dios”: El pueblo sólo puede ser Dios si se comporta como Dios; si se comporta mal se puede convertir hasta en el diablo!..O los hoy tan invocados  “derechos humanos”: Los cuales, a pesar de toda su noble inicial justificación histórica, no pueden obviar la primacía de “los deberes humanos” -que hoy muy poco se mencionan !…Cuando en verdad los derechos provienen del cumplimiento de los deberes y no al revés –tal como lo acreditan todos los grandes mandamientos religiosos o éticos !..si cada quien cumpliera con sus deberes, no haría falta invocar derechos.

Esto último nos da una gran clave de dónde estriba la ruta al nuevo barco o “arca de Noé” !  Estriba en que todos –pretendidos lideres, gobiernos, empresarios y pueblos por igual- volvamos a la perdida Ética del respeto a la Vida y su sagrada Dignidad ! –concepto éste mucho mas pleno que el de los meros derechos humanos -a los cuales hoy en día parece en verdad arrimarse  todo ! -y a veces aún lo torcido auto-servil.

Sólo dicha ética podrá conducir a la salvación o liberación de la terrible crisis en que hemos caído. Gandhi y Bolívar -dos grandes libertadores y forjadores de naciones, de muy diversa procedencia, pero que en el fondo iban a lo mismo- coincidieron en los tres  siguientes medulares axiomas:

1) La política –y cualquier otra actividad humana- sin la moral (o ética) NO vale nada !

2) La fuente de la moral está en las grandes religiones o códigos espirituales ancestrales del mundo..Todos los cuales han coincidido en el gran precepto de Evitar dañar la Vida..o, para ponerlo en forma mas pedestre, en la común “regla de oro” de  “No hacer a los demás lo que a nosotros no nos gustarían que nos hicieran”…..Todos los mandamientos espirituales en verdad se resumen en lo anterior…..Es lo que también dice el primer resumidor gran mandamiento cristiano del Amor, o de “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo” ! (y ojo: bajo “prójimo” entrando en verdad todas las criaturas de La Creación  -con las cuales, como ha dicho el papa Francisco en su gran encíclica Laudato Si: “estamos profundamente unidos”).

3) Los preceptos de Dios –o de el Gran Espíritu, Ser Supremo, Orden Natural; o como se le quiera llamar- son la gran Verdad encuadradora  de todo ! ….Hay pues una sola gran común Ética de la Vida que lo norma todo!  No hay tal cosa como “los relativismos morales” en boga en los últimos tiempos de “mi verdad es mi verdad, y la tuya es la tuya”. Lo cual  en definitiva nos ha llevado al caos del “todo se vale”, o de la nefasta conseja -frecuente en los opresivos totalitarismos o populismos, y en los sistemas políticos sin escrúpulos- de que “el fin justifica los medios”!

No se puede ir a ninguna negociación sin exigir antes coherencia con la elemental irrenunciable Verdad Ética. Son relevantes en tal sentido  las recientes siguientes severas advertencias del padre Luis Ugalde:”Los nuevos (y renovados) líderes políticos no se pueden quedar en protestar como opositores y repartir el botín al llegar al poder,  poniendo los intereses del partido por encima del bien del conjunto del país…Por eso los demócratas no pueden ir a la negociación como vergonzantes, de noche y a escondidas. El problema no está en participar sino en saber qué exigir y qué defender como absolutamente irrenunciable. Sería una verdadera vergüenza que el diálogo para restablecer la democracia  y la Constitución empezara reconociendo la Constituyente creada por esta dictadura para matar la democracia y la Constitución vigente”.

 

No se puede tampoco ir a votar en ningún torneo electoral sin hacer valer a cambio la elemental Verdad Ética…Como el supuesto venidero torneo del 15-O en nuestro país.. Y sobre todo, si el mismo ha estado plagado de tanto engaño; insólitamente recurrentes componendas tras bastidores u oscuros negociados de supuestos representantes de ambos lados; impenitentes hipocresías o errores;  el mas grotesco ventajismo y coacción oficial;  y el mayor irrespeto en general a la dignidad de las personas votantes!…Y menos aún si los candidatos se han presentado solo en base a la virulenta crítica –viendo sólo “pajas en el  ojo ajeno sin reparar las vigas en el propio”….Y mucho menos aún, si se han escudado sólo tras puras vaporosas consignas o promesas generales (como las de falsos salvadores o mitológicos “caudillos” o “mesías”, u oportunistas “plataformas unitarias”)..Y todavía menos aún invocando chantajes mete-miedo en los que en verdad nadie cree (a través de la total inhumana y violenta desfiguración de los adversarios;  “el coco” de  fantasiosas guerras o invasiones contra el país; o -peor aún, y en la forma mas humillantemente vende patria- cuadrarse con poderes extranjeros que sólo nos han visto como un mero botín de recursos (en cuanto a funestas “riquezas” como las de la petroadicción o minería-adicción) !..o nuevas carreras armamentistas de trasnochadas guerras frías donde terminemos como simple peleles peones !  –en una real invasión o guerra a nuestra integridad y futuro -sin importar que, en tal afán, se sacrifique a toda una población y país….Y, como guinde de tope, todo ello sin mayormente especificar las reales credenciales de los candidatos postulados (que han de ser mucho mas que imposiciones collogéricas ó a dedo), y sus específicos programas de reales nuevas soluciones alternativas constructivas.

No queremos con lo anterior desconocer los contados “mangos” buenos en la cesta, haciendo heroicos esfuerzos para otra forma de hacer política mucho mas responsable; pero es que los echados a perder o de no tan buena facha son los que parecen aun estar marcando la partida !

….No se puede criticar nada sino no se propone una confiable, responsable y ética solución constructiva !….Y es posible que eso sea lo que en los últimos tiempos ha demorado  mas el imperativo cambio de  la actual insustentable calamitosa desolación –por lo demás un total suicida y destructivo  bate quebrao modelo nacional y régimen que ya no dan para mas ! Lo cual tiene que ser sustituido a partir de un gran Cambio de Conciencia y Liberación Espiritual; teniendo en cuenta tanto todo lo anterior; como a todos los de buena voluntad –vengan de donde vengan, sinceramente dispuestos a enlistarse en tan vital tarea.

Solo con esa conciencia, y nivel de exigencia y expectativa, es que podría tener sentido ir al torneo electoral del 15-O (por los demás sin irrespetar a los que conscientemente quieran permanecer al margen del mismo -por reservas insatisfechas como las antes expuestas en este texto)…Pero apostando que ir al mismo pueda ser “un mal menor”, u otro hito mas, en el  urgente proceso hacia el imperativo de total gran cambio nacional –incluyendo los cambios éticos aun pendientes en cuanto a todos los sectores.

…Y sin dejar nunca fuera “el factor milagro” o de Misericordia Divina ó sinergias insospechadas de la Fuerza Espiritual, que no cesan nunca de maravillarnos. Hasta el férreo Muro de Berlín se terminó cayendo vertiginosamente “sin que se disparara un tiro” –cosa que casi ningún analista convencional  y ni siquiera los organismos de inteligencia de los gobiernos semanas antes se imaginaron que podía ocurrir !

“Dar lo mejor de sí  y hacer lo correcto, y dejar en manos de Dios  el resto” ha sido siempre la clave de los mas sabios grandes activistas políticos –con “p” mayúscula !

Resuenan ante nuestra actual hora nacional pues las palabras del luminoso y esperanzador Salmo 119: “…Tu Justicia es justicia eterna; y Tu ley, la Verdad….Aborrezco y desprecio la mentira, pero amo tu ley.. Los soberbios me insultaron en gran manera, sin embargo, no me he apartado de tu ley…Tú reprendes a los soberbios, que se desvían de tus mandamientos.…Éste es mi consuelo en la aflicción: que tu palabra me ha vivificado!”

Nuestro primer y principal, pues, vivificador Cambio ha de ser Ético-Espiritual -o no será!