Reporte Católico Laico

/

Default sería “caótico” y “profundizaría la crisis” en Venezuela

Default sería “caótico” y “profundizaría la crisis” en Venezuela

El jefe de Estado anunció la reestructuración del pago de la deuda externa, lo que alerta sobre la dificultad para cumplir con los acreedores, “entraríamos en un default”, que sumado a la hiperinflación, la depresión económica y la campaña electoral, agravaría el contexto económico en el país.

El presidente Nicolás Maduro anunció “un refinanciamiento y una reestructuración de la deuda externa y de todos los pagos de Venezuela”. No dio detalles. Hay dudas de cómo será el nuevo modo para cancelar. Especialistas advierten que la notificación del jefe de Estado denota la dificultad para cumplir con los deudores, de ser así, Venezuela entraría en un default económico, lo que acarrearía el embargo de activos de la República en el extranjero, así como una baja en la producción y venta de petróleo, principal fuente de ingreso nacional.

“En las condiciones actuales de Venezuela, es imposible acometer un proceso de reestructuración de la deuda (…) Entramos en un evento de default”, expuso el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, quien acentuó que un escenario de este tipo sería “caótico bajo el mandato de Nicolás Maduro, en extremo negativo, profundizando la crisis (…) Default más hiperinflación, depresión económica y campaña. Escenario bien complejo”.

Guillermo García, asesor financiero, explicó que un default puede incidir en la producción y venta de crudo por meses, además de disminuir activos en el extranjero como el oro en custodia y las cuentas bancarias. El gobierno y el sector privado no podrían recurrir al financiamiento internacional. Bajaría la inversión extranjera, agudizando la escasez y el desabastecimiento.

Una de las formas con las que el Ejecutivo nacional podría aliviar la deuda, sería disminuyendo las importaciones en un país con alto grado de escasez. Orlando Ochoa, economista, dijo que la “lectura del mercado es que Maduro reconoce que no pueden seguir sirviendo la deuda (capacidad de pago); pero mantiene economía de Venezuela en ruinas”.

Agregó que “anuncia deseo de restructurar deuda pública en bonos, mientras tiene una economía y sector petrolero colapsado; ¿cómo pagaría luego?”. Precisó que la deuda puede ser de 140 mil millones de dólares y que entre otras cosas, últimamente el gobierno se retrasó más en los pagos por las sanciones de Estados Unidos. “Hay un riesgo en Venezuela de caer en default, porque enfrenta una crisis económica de proporciones gigantes”, sentenció en entrevista a Globovisión.

Luis Oliveros, experto en materia económica, refiere que “sin un plan económico no es posible reestructurar, pero si los bondholders son países amigos, la situación es diferente”.

Inconveniente

Tareck el Aissami, vicepresidente de la república, será el encargado de la reestructuración. Para muchos, el nombramiento es un inconveniente, ya que el funcionario es uno de los sancionados por Estados Unidos, el país con más acreedores. Los tenedores de los bonos no podrán negociar con él.

04 de Noviembre de 2017

Lenys Moreno / Maracaibo / lcmoreno@laverdad.com