Reporte Católico Laico

/

“¡Asumamos nuestro compromiso social y político!” dicen los laicos de México

“¡Asumamos nuestro compromiso social y político!” dicen los laicos de México

A través de un pronunciamiento producto de la XXVIII Asamblea del Consejo Nacional de Laicos celebrada en Guadalajara, Jalisco, los laicos mexicanos expresaron su compromiso con el país ante la proximidad de las elecciones federales en julio de 2018, pero también alzaron la voz por América Latina ante la desigualdad social, la corrupción y la impunidad que actualmente vive la región.

La Asamblea que se realizó del 10 al 12 de noviembre, reunió a representantes de cada Provincia Eclesiástica, a seis presidentes Nacionales de Movimientos Laicales en México, a seis laicos designados por el Obispo de la Dimensión Episcopal para los Laicos y al Secretario Ejecutivo de la DELAI.

A continuación el pronunciamiento completo:

 

¡Asumamos nuestro compromiso social y político!

El Consejo Nacional de Laicos de México, que representa a millones de laicos organizados en el país, en el marco de nuestra XXVIII Asamblea Nacional, manifestamos lo siguiente:

La realidad de nuestro país nos increpa: el panorama actual nos presenta una situación que tiene a nuestro país en el nivel más alto de corrupción e impunidad de América Latina, unos elevados índices de desigualdad social que tienen a más de cincuenta millones de mexicanos en situación de pobreza, la debilidad de las instituciones que deben garantizar la procuración de justicia, la ausencia de una sociedad civil organizada con la fuerza suficiente para ser un interlocutor eficaz ante el sistema político del país, y una sociedad que muchas veces se siente rehén de intereses personales o de partidos y una ausencia de liderazgos nacionales que guíen a los ciudadanos en la construcción de una sociedad más justa, equitativa y solidaria.

A pesar de ello, vemos con esperanza a los jóvenes quienes han demostrado su capacidad y compromiso en situaciones de crisis como las recientemente vividas en ocasión de los desastres naturales, lo que nos muestra un país en el que es posible cambiar las situaciones imperantes en el México actual.

La responsabilidad que tenemos los laicos católicos para la construcción del bien común, exige tener una actitud de diálogo permanente “hasta lograr la unidad”1, buscando tener un encuentro fraterno y compromiso concreto para crear las condiciones necesarias para favorecer el desarrollo integral de las personas y de todas y cada una de las comunidades que conforman nuestro país, partiendo de su realidad plural.

Estamos convencidos que la política “es una de las formas más altas de la caridad, porque busca el bien común y los laicos cristianos deben trabajar en la política”2 y en ese contexto, los laicos católicos, de cara a la realidad que afronta nuestro país y ante el proceso que implicará la renovación de los poderes públicos en todos los niveles de gobierno pedimos:

A los actores políticos:

  • Participar de manera responsable, honesta y comprometida en los procesos electorales, presentando propuestas que abonen a la construcción del bien común, a la promoción integral de la persona, las familias y la sociedad en su conjunto, tanto en sus plataformas electorales como en las propuestas de sus candidatos a puestos de elección popular
  • Proponer candidatos cuyo perfil implique honestidad y compromiso social, realizando campañas electorales en las que prevalezca el diálogo, el contraste de propuestas, la búsqueda de la verdad, evitando toda forma de compra y coacción del voto, la descalificación del contrario y las prácticas que violen las reglas establecidas para la contienda electoral.

A los ciudadanos:

  • Asumir el compromiso que tienen como actores fundamentales para lograr el cambio social., informándose debidamente de los antecedentes, las plataformas y las propuestas de los partidos políticos para el proceso electoral próximo.
  • Analizar los perfiles y antecedentes de los candidatos a los puestos de elección popular, para realizar un proceso de discernimiento que los haga tomar la decisión de votar de manera razonada e informada por las mejores propuestas y los mejores candidatos.
  • Asumir las responsabilidades que como ciudadanos nos corresponde en los procesos electorales como funcionarios de casilla y observadores electorales.
  • Evitar toda propuesta que los lleve a no acudir a las urnas o bien anular su voto de manera deliberada, realizando las acciones necesarias para pasar de ser una democracia representativa a una democracia participativa, no limitando nuestra participación política a los procesos electorales, sino al seguimiento a las autoridades electas y sus propuestas.

Sabemos que “está muy bien no hacer el mal, pero está muy mal no hacer el bien”, y que los laicos somos “hombres de la Iglesia en el corazón del mundo y hombres del mundo en el corazón de la Iglesia”4 por eso, la responsabilidad en la construcción del bien común nos corresponde a todos y no podemos dejar solamente en manos de los partidos políticos y las instituciones la realización de los procesos y sus resultados, porque las consecuencias las vivimos cotidianamente y se reflejan en la realidad social actual que exige un cambio de fondo para que México sea un país más justo y solidario.

12 de noviembre de 2017.

CONSEJO NACIONAL DE LAICOS DE MEXICO.

Jorge C. Estrada Avilés.

Presidente Mesa Directiva 2016-2019

cnl.directiva@hotmail.com