Reporte Católico Laico

/

Reporteros Sin Fronteras pide identificar autores del secuestro de Jesús Medina

Reporteros Sin Fronteras pide identificar autores del secuestro de Jesús Medina

Caracas.- A través de un comunicado, el responsable para América de Reporteros sin Fronteras (RSF), Emmanuel Colombié, pidió al gobierno de Venezuela identificar a los autores del secuestro del fotógrafo Jesús Medina y garantizar su seguridad y su vida, reseñó la agencia EFE.

El reportero de Dólar Today estuvo desaparecido desde el pasado 4 de noviembre y apareció golpeado y semidesnudo días después en la autopista Caracas – La Guaira, tras un secuestro durante el que, según su propio testimonio, fue torturado y amenazado de muerte.

Dijo el periodista que el Ministerio Público no ha establecido comunicaciones con él, sino únicamente el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC). Al respecto, destacó que debieron tomar medidas desde el mismo día en que ocurrió su desaparición, “y no porque sea yo, sino como debe hacerse con un ciudadano cualquiera”.

Visiblemente conmovido brindó detalles en los que reveló que le salvó la vida el envío de un mensaje de texto a su compañera Mildred Manrique, cuando tres vehículos interceptaron a la unidad de transporte público en la que se desplazaba.

“¿Tú eres Jesús Medina?”, le preguntó una de las personas que hizo bajar a los pasajeros de la unidad, a lo que respondió afirmativamente, porque “ya qué iba a hacer…”. Solo mandé el mensaje de texto; y ese mensaje, “escrito con errores, porque estaba nervioso” fue difundido y “me salvó la vida”.

En alusión a la movilización de los comunicadores sociales exigiendo saber de su paradero, sostuvo que sus captores “se metieron con el gremio equivocado”, porque “¡no vamos a callarnos!”.

Y dijo que lloró cuando estando tendido en el suelo y le apuntaron con armas largas en la cabeza: “Me pusieron un fusil en la cabeza para matarme. Yo sólo esperaba el tiro. Recuerdo que uno le dijo al otro: ¡Dale!, pero no disparó”.

El episodio se repitió luego con un arma corta y generó la reacción del reportero: “Si me vas a matar, hazlo rápido… y no me da pena decirlo: me puse a llorar”.

Con respecto a los posibles responsables, dijo desconocer si fue por razones políticas o directamente vinculadas con delincuencia de los penales, toda vez que días antes, el medio en el que trabaja publicó un reportaje sobre las irregularidades constatadas en el Centro Penitenciario de Aragua, mejor conocido como la “Cárcel de Tocorón”.

Desnudamos graves realidades, dijo. Y agregó que no tuvo problema en firmarlo y asumir la responsabilidad. Cuando le consultaron si se arrepiente de haber publicado el material, fue enfático: ¡No, no me arrepiento! “Esto que me pasó no sé si esto fue político, por el lado de los pranes, de la delincuencia organizada o de las Fuerzas Armadas”, indicó.

El joven fue secuestrado durante la tarde del sábado y apareció la noche del lunes, golpeado y sin ropa, en el kilómetro 1 de la autopista Caracas- La Guaira.

La tarde del martes ofreció a la prensa detalles del suceso, desde la Plaza Francia de Altamira, donde originalmente estaba prevista una vigilia de oración organizada por amigos del reportero, principalmente por el joven Mizael Silva, a quien Medina hizo famoso tras publicar fotos de los dibujos que el niño de 15 años vende para comprar alimentos.

En Venezuela, el ejercicio periodístico se encuentra seriamente comprometido, de acuerdo con los reportes de organismos locales e internacionales, cuyo monitoreo demuestra la continua intimidación; así como la sistemática violación de los derechos a la información consagrados en la Constitución. Instituciones como el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), RSF, SIP o de derechos humanos confirman esta situación y forman parte de las estadísticas que ubican al país en el puesto 137 en un total de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de la Prensa de Reporteros en 2017.

Carlos Zapata para RCL