Reporte Católico Laico

/

Con Doctorado Honoris Causa al Cardenal Porras

Con Doctorado Honoris Causa al Cardenal Porras

El rector de la Universidad de Los Andes destacó las cualidades del cardenal merideño. Sostuvo que sobran razones “académicas, éticas y morales” para conferirle la máxima distinción, que reconoce también la incansable labor de la Iglesia.

Caracas.- En un acto cargado de simbolismo, la bicentenaria Universidad de Los Andes honra al Obispo de la Arquidiócesis de Mérida, nombrándolo Doctor en Filosofía, por tratarse de un “académico e historiador” con “invaluables méritos éticos, docentes y de investigación”.

Lo argumentan los responsables del acto que se realiza este miércoles 6 de diciembre en las instalaciones de la casa de estudios andina, donde se lleva a cabo también una Misa en gratitud a Dios por las bondades que a diario recibe esa aula magna.

La riqueza del personaje elegido la destacó en conversación exclusiva con Reporte Católico Laico el rector Mario Bonucci, quien dijo que la Universidad de Los Andes (ULA) está haciendo un acto que además de reconocer los valores del cardenal, es “uno de los últimos herederos de la silla de fray Ramo de Lora, el creador de la casa de estudios y primer obispo de la Diócesis de Mérida”.

Recordó la máxima autoridad universitaria, que la ULA tuvo su origen –como muchas- en la Iglesia, por lo que es doble el honor y el gusto al rendir homenaje “a un obispo talentoso que llegó a ser cardenal; y que por ser cardenal no pierde su condición de obispo, sino que la exalta en el servicio”.

Con respecto a las cualidades del ahora Doctor en Filosofía, dijo Bonucci que vieron en Enrique Baltazar Porras “las condiciones necesarias para que la universidad le pueda otorgar un doctorado honoris causa. Pero que además le brinda homenaje a la institución que nos vio nacer, que es la Iglesia”.

Consultado acerca de lo que significa “ser doctor por causa de honor”, explicó que el conferimiento del título en tales circunstancias implica que se trata de “una persona proba, con una trayectoria en investigación destacada y con una rica trayectoria académica”.

Este especial reconocimiento, agregó Bonucci, se lo estamos otorgando a “una persona que ha colaborado con el arte, la ciencia y la academia, no solo a nivel local, sino también a escala nacional e incluso mundial. Y pensamos que además de ser un académico, Porras es un ciudadano ejemplar: un representante digno de la Iglesia, que ha permitido en determinadas circunstancias hasta servir de ‘mediador en conflictos políticos’ y en conflictos sociales”.

Agregó que han tenido “una opinión certera de él en situaciones humanitarias, económicas y sociales”, por lo que sobran motivos y razones: históricas y académicas, pero también éticas y morales “por las cuales la universidad ve en él lo que vemos en un doctorado por causas de honor”.

Relación Iglesia – Universidad

El rector de la ULA destacó además la relación “que ha tratado y logrado” el también arzobispo de Mérida en cuanto a la relación Iglesia – Universidad, la cual –estimó- ha sido excepcionalmente fluida, con incidencia en diversos ámbitos del desarrollo de Venezuela.

De hecho, dijo, “hay una relación directa entre la Iglesia y la universidad que ha producido también conocimiento: tanto por el intercambio de experiencias, como en la producción de libros, diversas publicaciones y múltiples actos que reafirman los valores tanto autonómicos de la academia, como del compromiso social y moral de ambos entes para el progreso sostenido de la familia y de la nación”.

En Reporte Católico Laico nos unimos al regocijo por el merecido reconocimiento de la ULA al Príncipe de la Iglesia. Y elevamos una oración a la Virgen María de Coromoto, en su condición de Madre de Dios y protectora de Venezuela, para que siga bendiciendo al pastor y le conduzca en la guía de su noble rebaño.

Misa y acto académico

La misa de acción de gracias se llevará a cabo en la Catedral Basílica Menor de Mérida, mientras que el acto académico tendrá lugar en el Aula Magna de la Universidad de Los Andes, donde la Faculta de Humanidades y Educación le otorgará el “Doctorado Honoris Causa en Filosofía”.

En 1983, Baltazar Porras fue nombrado obispo por el Papa Juan Pablo II, quien lo hizo Titular de Lamdia y Auxiliar de Mérida el 23 de julio de ese año. Poco después, el 17 de septiembre recibió la ordenación en la Catedral de Mérida, de la que sigue siendo arzobispo.

Fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, miembro directivo del Concilio Plenario y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Latinoamericana. Pero el acto que más conmovió a Venezuela fue su creación como Cardenal el 19 de noviembre de 2016 por parte del Papa Francisco, quien hizo el anuncio durante el Ángelus del domingo 9 de octubre de ese año, tras una emotiva celebración en la Plaza de San Pedro.-

Carlos Zapata | Reporte Católico Laico