Reporte Católico Laico

/

El Papa expresa su preocupación por Jerusalén y pide que se respete el “status quo”

El Papa expresa su preocupación por Jerusalén y pide que se respete el “status quo”

El Papa Francisco ha expresado su preocupación por el posible reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de EE.UU. y ha pedido que se respete el estatus actual de esta ciudad.

«Mi pensamiento va a Jerusalén. No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días», ha dicho Francisco en el aula Pablo VI del Vaticano, en una declaración en la que no ha citado directamente el anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre Jerusalén.

Francisco también ha hecho un llamamiento para «se realicen todos los esfuerzos para respetar el «status quo» de la ciudad, conforme a las pertinentes resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas».

Recuerdo de su viaje

Antes de su declaración sobre Jerusalén, el Santo Padre ha dedicado la audiencia general de este miércoles a su reciente viaje a Myanmar y Bangladés. Durante su alocución, el Pontífice ha confesado que se quedó conmovido tras encontrarse en Daca con un grupo de rohinyá, la minoría musulmana perseguida brutalmente por Birmania y que se ha refugiado masivamente en Bangladés, a los que pidió perdón «por todo lo que no se ha hecho y por nuestro silencio».

En la audiencia, el Papa ha vuelto a pedir a la comunidad internacional «que les ayude y socorra, así como a todos los grupos oprimidos y perseguidos presentes en todo el mundo». Asimismo, ha destacado que su visita a Muanmar «ha sido la primera de un Papa a aquel país», una nación «que, a pesar de haber sufrido mucho, se encamina hacia una nueva realidad de paz y libertad».

«Al encontrarme con el Consejo Supremo de los monjes budistas, he querido manifestar mi deseo de que trabajemos unidos para ayudar a las personas a amar a Dios y al prójimo, rechazando todo tipo de violencia», ha explicado Bergoglio.

Respecto a su visita a Bangladés, Francisco ha subrayado que fue «un paso más en favor del respeto y del diálogo entre el islam y el cristianismo». «Allí he querido expresar también mi solidaridad con Bangladés en su compromiso por socorrer a los prófugos rohinyá», ha afirmado.

De su paso por el país, el Santo Padre ha destacado «la ordenación de 16 sacerdotes y el encuentro con los jóvenes, quienes con sus cantos y danzas manifestaron la alegría del Evangelio y cómo fue muy significativo que estuvieran también presentes jóvenes musulmanes y de otras religiones».-

Alfa y Omega