Reporte Católico Laico

/

La Virgen de “Las Mercedes” subió al Vallecito

La Virgen de “Las Mercedes” subió al Vallecito

Al despuntar el alba de éste primer domingo de adviento, las calles de la Parroquia Milla de la ciudad de Mérida se llenaron de oraciones, acordes de violines, arpegios de guitarras y cuatros, sonidos de maracas, caballeros en sombreros y damas que rosario en mano, acompañaron la imagen de “La Virgen de Las Mercedes”, en su peregrinar hasta la capilla con su homónimo ubicado en el sector de “El Vallecito”.

 El presbítero Leonardo Mendoza, párroco de San Juan Bautista de Milla, encabezó la tradicional peregrinación, la cual se realiza todos los primeros domingos de diciembre y que, reúne a los fieles alrededor de la milagrosa imagen de la Virgen María bajo la advocación de “Las Mercedes”.

 El ancestral cuadro, reposa durante todo el año en la capilla de “El Vallecito”, es “bajada el tercer domingo de septiembre hasta la iglesia de Milla, donde permanece para su veneración hasta el primer domingo de diciembre, cuando sus devotos la “suben” en peregrinación hasta su capilla natural, haciendo de este acto religioso, una fiesta propia del devocionario típico y popular del pueblo andino.

 A las 6:30 de la mañana la eucaristía comenzó en la Iglesia de San Juan Bautista de Milla, con ella se despidió el venerado cuadro que recorrió la avenida dos subiendo, pasando por la Hoyada de Milla, llegando a la Vuelta de Lola, bajando hasta “El Mucujun”, donde inició su ascenso por camino de tierra hasta la planta de tratamiento de agua de “El Vallecito”, para proseguir en carretera asfaltada hasta su capilla natural.

 Esta peregrinación se hace con la devoción propia de los merideños, es acompañada por el rezo del rosario, la visita a los altares dispuestos en las puertas de las casas que se ubican en el recorrido, el sonido de la música andina y el inigualable ruido de morteros, que este año fueron menos pero los suficientes para honrar esta tradición.

 Cabe destacar que en esta oportunidad, los puestos de venta de comida típica a lo largo del recorrido, no fue ni siquiera apreciable, la situación país mermó esta tradición, ni pastelitos ni chicha y menos hallacas,  acompañaron a la Virgen, a quien si se le rogó con ahínco, que devuelva el país prospero, pujante y libre, que los merideños recuerdan.

 (03/12/2017)

Euro Lobo

Licenciado en Comunicación Social.

Salesiano Cooperador

0424-7483700

@eurolobo

www.eurolobo.blogspot.com