Reporte Católico Laico

/

Márquez (ApUCV): “La democracia como valor desapareció de las universidades venezolanas”

Márquez (ApUCV): “La democracia como valor desapareció de las universidades venezolanas”

El académico destaca la necesidad de rescatar los valores éticos y morales. Denuncia que está en evidencia que ‘el Estado incumple sus obligaciones como garante de los derechos a la salud y la vida’. Opina que en el gobierno hay seres “psicopáticos que disfrutan el dolor ajeno”.

Carlos Zapata | Reporte Católico Laico

Caracas.- Las autoridades de las casas de estudio superiores están con períodos vencidos y no se vislumbra una renovación inmediata. “La estrategia es lograr su agotamiento”. Lo afirma Víctor Márquez, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quien brindó luces sobre la realidad de las aulas venezolanas durante una ponencia para agentes de pastoral de la Iglesia.

“Si hay un valor que caracteriza a los universitarios es la búsqueda de la verdad. Enseñar y desarrollar el proceso de investigación científica, por lo que cualquier análisis que se haga de la realidad venezolana debe partir de ese valor. Y en eso coincidimos ampliamente con los obispos”, dijo el académico.

Lamentó lo que considera es el desplome de la calidad de vida de quienes integran el sector universitario, “a tono con el resto de los venezolanos”. Y sostuvo que actualmente “ni el profesorado ni la clase trabajadora de las academias tienen cómo adquirir la cesta básica”.

Sostuvo que aunque durante muchos años fueron considerados parte de un sector “con una suerte de ‘privilegios económicos’, hoy estamos padeciendo una severa crisis que se refleja en la incapacidad del docente para adquirir alimentos, medicinas y herramientas para el estudio, la actualización y la investigación”.

Seguimos teniendo problemas en educación e investigación, pero también para algo tan básico como la alimentación o adquirir las medicinas de nuestros jubilados: “Los educadores ancianos que tienen que atender su problemática de salud no hallan cómo adquirir los medicamentos necesarios para solventar sus necesidades”, dijo.

“Un valor que comparten la Iglesia y la academia tiene que ver con la Ley contra el Odio. Si uno constata lo que señala ese instrumento y lo compara con el comportamiento del Canal del Estado lo que hace permanentemente el odio, esa planta tendría que ser cerrada… Pero no me preocupa tanto la transmisión del odio desde el sector oficial, sino la dificultad que tenemos los venezolanos para enfrentar esa estrategia de sembrar permanentemente el odio”, agregó.

En su opinión, en las altas esferas del gobierno hay “seres psicopáticos” a quienes “les encanta el sufrimiento de los venezolanos”, pues “no se puede ser indiferente a una dramática realidad en la que la gente muere por desnutrición, falta de alimentos y hambre”.

Márquez consideró que la continua reducción presupuestaria que sufren las universidades venezolanas es una suerte de “asfixia” para arrodillar a un sector en el que ya es imposible hacer investigación, un elemento fundamental en el desarrollo de las casas de estudio en todo el planeta.

Y estimó que la falta de renovación de autoridades es sólo un elemento más que se suma a una problemática compleja en la que la inseguridad juega rol especial, tras las continuas violaciones a la autonomía universitaria y la falta de garantías para el ejercicio educativo e incluso para la vida en la mayoría de los campus del país.

Dijo que hay un “severo daño patrimonial” que se suma a la incapacidad presupuestaria para solventar la problemática, y alertó que “para poder salir de ella y obtener soluciones reales a corto o mediano plazo hay que tener claridad de a quién se está combatiendo”.