Reporte Católico Laico

/

Reformismo, verdad, equidad y contradicciones

Reformismo, verdad, equidad y contradicciones

RCL les invita a leer a Roberto  Fermín Bertossi , Investigador Cijs / UNC (Argentina).-

¡Los hechos son sagrados, pero el comentario es libre!

El reformismo es una  tendencia o doctrina que propone cambios y mejoras graduales en “todos” los ámbitos de la sociedad, en especial en el político-social.

Para lograr el poder, los integrantes de la administración nacional actual no se privaron de promesas, ni siquiera de aquellas de imposible cumplimiento, vg.: ´Pobreza 0´

Algunas `falsías` …: “Pobreza 0”;  todo lo prometido para el primer segundo semestre 2016`; Tarifas y tarifazos pretendiendo (infructuosamente) eludir la ley; la prepotencia de designar por decreto miembros del más alto Tribunal de la Nación; ministros, secretarios y funcionarios sin experiencia para las responsabilidades de su cargo  (esto ya se cobró 46 muertes: Santiago Maldonado, Rafael  Nahuel y 44 ex submarinistas) y/o demasiados errores, propios de supinas ignorancias como fuera el capricho, la demora y la pérdida de todo un año de gobierno para la realización de obvias audiencias públicas, tan  legales como constitucionales.

Inversiones:

Integrantes del Poder Ejecutivo Nacional no dan buenas señales y espantan inversores cuando en lugar de invertir en su país,  tienen sus propios millones en paraísos fiscales extranjeros, eludiendo tributos argentinos y abortando innumerabilisímos puestos de trabajo para sus coterráneos.

Trabajo:

Según el presidente Macri en el reciente coloquio 53º de IDEA realizado en Mar del Plata,  “el trabajo dignifica”. Entonces cómo entender que nuestros jubilados y pensionados ordinarios que trabajaron y aportaron “en serio”,  son ahora mismo los primeros que deben sacrificarse conforme una inconsulta, inequitativa y cruel reforma previsional, la que ya cuenta con media sanción del Senado y la complicidad de los gobernadores; toda una traición al indefenso sector pasivo que no puede movilizarse ni hacer paros ni nada.

Así las cosas y en tanto se persiste en ´sofocar´ a nuestros viejos,  las mineras, la timba y el juego, ´las bicicletas financieras´,  las excepciones, los privilegios, los fueros, etc.; rugen voraces, campantes y rampantes.

Concomitante y paradójicamente, los que criticaron con dureza y acertadamente que la mujer de Julio De Vido integrara la Sindicatura General de la Nación, son ahora los que designaron a la oficialista Laura Alonso en la Fiscalía Anticorrupción.

Por ello, son cuanto menos contradictorias las palabras y las frases del presidente Mauricio Macri pronunciadas recientemente; verbalizaciones que vienen siendo contradichas por una realidad que revela demasiados incumplimientos gubernamentales: (Vg.   https://www.clarin.com/politica/12-frases-destacadas-mauricio-macri-coloquio-idea_0_SkNVBhC3W.html).   

Lograr creíbles políticas públicas, social y económicamente equitativas y veraces para una sociedad más justa, en la cual finalmente prevalezca una economía del bien común, es aún -entre nosotros- un objetivo insoslayable a conseguir.

Encarnar un umbral de bienestar satisfactorio, capaz de orientar, guiar y sostener buenas políticas y mejores prácticas intergeneracionales, continuará absurdamente pendiente en tanto subsistan y se incrementen Vg., injustas expoliaciones a nuestros pobres jubilados y pensionados. A propósito quién sino ciertos infieles administradores de la cosa pública transaron y transan –ignominiosamente- el más que legítimo júbilo y dignidad de los viejitos por las más penosas ascuas para ellos y sus familiares.

A la fecha en este país, el protagonismo ciudadano se agota el día de los últimos comicios dado que posteriormente no participa ni gravita en los procesos decisorios posteriores que le afectan y conciernen, tanto en términos de dignidad como de su desarrollo humano, irrenunciable.

Con todo, esperemos que nuestra “Ciudadanía sin edad” pueda ser mejorada y transformada en este nuevo escenario con este nuevo gobierno, el que inicialmente exhibió novedades de desafectación política y desidentificaciones partidarias.

Alienta esa expectativa la emergencia en el campo político de dichos nuevos actores lo cual, de por sí,   renovó la esperanza y sacudió el entusiasmo de la mayoría de los argentinos.

Quizá la impericia e “inocencia política” de dichos actores explica que iniciaron sus mandatos subestimando la herencia recibida, a partir de lo cual empezó a latir una inquietud colectiva generalizada la que día a día y mes a mes, fue encontrando explicaciones, justificaciones y sobradas inquietudes al exhibir  “estos novatos” a cargo del poder argentino, recurrentes y  profundas carencias de “timing político”, confundiendo quizá política con empresa o, el arduo, fatigoso y generoso arte del bien común con buenos y rápidos negocios; probablemente ganados por la soberbia de pensar que en un periquete, solucionarían un problema y desafío nacional de  medio siglo.

Roberto  Fermín Bertossi

Investigador Cijs / UNC.