Reporte Católico Laico

/

Las experiencias extra-corporales, ¿son reales?

Las experiencias extra-corporales, ¿son reales?

Muy documentadas pero poco aclaradas por la ciencia estos fenómenos de percepción del propio cuerpo desde fuera siguen siendo extraordinariamente sorprendentes y una fuente de opiniones muy divergentes: Desde simples ilusiones cerebrales a verdaderas salidas del alma de su cuerpo físico-orgánico.

“¿Qué es esto? ¿Dónde estoy? Pero, pero, no puede ser… si ese de ahí abajo soy yo.” Este tipo de relatos son de sobra conocidos, y hay pruebas suficientes de que muchos de ellos provienen de personas que no están mintiendo. No son falsos; o mejor dicho y con mayor precisión, no están estas personas confeccionando algo que no hayan percibido.

La experiencia extra-corporal es un fenómeno muy documentado pero poco conocido en sus causas y en su desarrollo. En ocasiones se lo ha ligado a capacidades espirituales, mágicas y chamánicas, supra-perceptivas, a desdoblamientos cuerpo-mente (alma), a proyecciones hacia mundos inmateriales, éxodos del alma o viajes astrales.

Son un fenómeno relativamente abundante a lo largo de la historia y lo podemos encontrar en numerosos relatos religiosos de muchos pueblos desde la antigüedad, o al menos, relatos que parecen concordar con ellas: la percepción de que se sale del cuerpo físico y en estado fluido o etéreo, sutil, se percibe la realidad circundante e incluso al mismo cuerpo desde fuera, generalmente desde arriba del mismo.

¿Cómo se producen?

Lo más habitual es que sucedan durante el sueño, antes de alcanzarlo, en la ensoñación, o por el contrario, cerca del despertar.

Es interesante añadir que se pueden producir de manera no espontánea intentando no caer en el sueño profundo y manteniendo una cierta alerta, ya sea con impedimentos del sueño o con orientación temática en una dirección de los pensamientos, también con técnicas de trance y relajación o por medio de movimientos corporales del acto de levantarse durante la fase de conciliación de la somnolencia.

También se puede lograr, aunque todas las metodologías son muy dependientes de los sujetos, por la estimulación electromagnética a ciertas frecuencias en algunas zonas del cerebro, o bien llevando al mismo a la desorientación de referencias; o al contrario, con sobrecargas sensoriales, que consiguen que el cerebro configure respuestas desenfocadas a los estímulos perceptivos creados.

También el uso de sustancias químicas como los alucinógenos, las drogas psicodélicas, la bebida amazónica ayahuasca o la hierba mejicana llamada “salvia de los dioses”, de uso chamánico pueden lograr estas experiencias.

Es importante repetir que no todas las personas consiguen reproducir este tipo de experiencias extra-corporales ni con la misma facilidad.

Por otro lado también está documentado este fenómeno por algunas personas en circunstancias cercanas a la muerte, donde no pocos relatos hablan de la salida perceptiva del cuerpo y la capacidad de visionarlo desde fuera. No está claro que ambas situaciones (experiencias cercanas a la muerte con las que nada tienen que ver con accidentes o la posibilidad del fallecimiento) puedan asemejarse al completo, si bien presentan muchos parecidos.

Las explicaciones esotéricas

Dentro del esoterismo y de la magia el desdoblamiento, en ocasiones denominado bajo el término “viaje astral”, se entiende como una capacidad de conocimiento superior (a veces en otros planos o realidades, o al modo de iniciación por otros seres o entes, o en los llamados Registros Akáshicos) y de logro de mejora de conciencia con la que el sujeto conoce que es algo más que ser orgánico animal y destinado a la muerte material como único fin de la vida. Es además de organismo material caduco un cuerpo astral o etéreo, formado por elementos inmortales y que puede ascender a estadios superiores.

Se suele mencionar además la conexión entre el cuerpo astral y el físico por medio de un cordón plateado. En el caso en el que dicho cordón se rompiera se daría la situación de muerte y el desdoblamiento significaría la imposibilidad de volver a la vida, al cuerpo físico, tratándose entonces del fallecimiento de la persona.

Decir que muchas corrientes alquímicas, gnósticas y en general esotéricas no consideran al cuerpo astral como la corporalidad más elevada del ser humano, sino más bien cercano al cuerpo físico-orgánico en lo que sería un conjunto de cinco, siete o más planos de corporalidad.

Quizás sean las agrupaciones espiritistas, la Teosofía, la gnosis de Samael Aun Weor y las ramificaciones del rosacrucismo (algo menos en la Masonería y otras sociedades secretas) y sus diversas fraternidades, órdenes y sociedades, las que han mantenido la importancia doctrinal de este plano sutil así como también el uso de técnicas para lograr este desdoblamiento, si bien podemos citar también aquí la Gran Fraternidad Universal, otras agrupaciones de Maestros Ascendidos, la Antroposofía, así como las corrientes neo-indigenistas y chamánicas.

¿De verdad ocurre o es solo una ilusión generada por el cerebro?

La respuesta más adecuada es que no sabemos con claridad qué son y si podemos agruparlas a todas bajo las mismas causas, si bien posiblemente haya una amplia gama etiológica (causas diversas).

Algunos experimentos parecen indicar actividad cerebral en áreas como la espacial o la del movimiento y la memoria que sugieren la construcción de estas experiencias, y por lo tanto su ilusión, si bien las razones no están claras.

En todo caso, científicamente no hay evidencia clara de que se produzca una verdadera salida del cuerpo orgánico, siendo muy simple el realizar una serie de experimentos, en especial con aquellas personas que dicen poder realizar estos desdoblamientos de manera deliberada: bastaría taparles completamente la visión y tras producir dicho fenómeno someterlas a que reconocieran diversos objetos en la habitación que no pudieron ver previamente.

No obstante, no se conocen que experimentos como éste u otros similares hayan resultado concluyentes y puedan acreditar la verdad de que se dé una real salida del cuerpo físico de alguna parte de la personalidad del sujeto y con capacidad perceptiva.

 Vicente Jara | Ene 08, 2018/Aleteia

Tags: , , , , , ,