Reporte Católico Laico

/

Violentos toman la Nunciatura de Chile tras protestas en contra del Papa

Violentos toman la Nunciatura de Chile tras protestas en contra del Papa

Los carteles de “Bienvenido” han dejado sitio a los manifestantes que han ocupado la nunciatura y lanzado bombas artesanales contra las iglesias de Santiago de Chile, donde en estas últimas horas, a dos días de distancia de la llegada del Papa Francisco, han estallado violentas protestas contra la visita del Pontífice.

Salvatore Cernuzio| Vatican Insider

Las últimas noticias de la prensa chilena aseguran que la nunciatura apostólica de la capital –que será la residencia del Papa en los tres días que durará su viaje, del 15 al 18 de enero- ha sido ocupada durante media hora (y más tarde liberada por la policía) por un grupo de manifestantes reunidos bajo la asociación del pueblo Andha Chile, encabezada por la ex candidata presidencial Roxana Miranda. Un gesto que se produce tras los ataques ocurridos anoche a cuatro parroquias de distintas partes de la ciudad.

Detrás de la revuelta de este grupo –una organización popular formada también por algunos desempleados y sin hogar- no existen razones políticas ni religiosas “más bien los millones que están gastando” para la acogida del Papa, explica Roxana Miranda en su perfil de Twitter, anunciando el inicio de una “agenda de lucha”.

Se habla de cerca de 10 millones de pesos empleados para la visita del Papa, el 70% de los cuales han sido puestos a disposición por el Estado, y el 30% corren a cargo de la Iglesia.

Resultado de imagen para PROTESTAS EN CHILE CONTRA EL PAPA

Una afrenta, según los manifestantes, cuyo lema es “el dinero de los impuestos se lo lleva Francisco”. “Aquí en Chile”-se lee en el perfil de Andha Chile- hay miseria, pedofilia, asesinatos y nadie hace nada, pero se gastan millones para un personaje religioso”.

Siempre a través de Twitter, Miranda ha publicado un vídeo en el que se ve a oficiales de las fuerzas de seguridad chilenas entrar en la sede de la nunciatura, a pesar de que los manifestantes intentaron impedir el acceso. Treinta minutos más tarde, un nuevo mensaje informó que los autores de las protestas y la ocupación se encuentran en una oficina de los carabineros chilenos en el distrito de Providencia.

Las fuerzas de seguridad han frustrado un cuarto ataque organizado en el santuario de Cristo Pobre, situado cerca de la estación de metro Quinta Normal, donde se había llenado un contenedor con combustible. En cambio, otras tres iglesias han sido dañadas gravemente, especialmente en sus puertas y fachadas.

Por su parte la “presidenta” saliente de Chile, Michelle Bachelet, ha condenado duramente las protestas: “Lo que ha pasado es muy extraño porque no es algo que se pueda atribuir a un grupo específico”, ha dicho.

Más tarde ha confirmado que, en vista de la llegada del Papa Francisco, el gobierno chileno ha hecho todo lo que estaba en su mano para ayudar en la organización del viaje apostólico. En especial, los esfuerzos del ejecutivo se han concentrado en la seguridad, el apoyo para facilitar el acceso a los lugares de los eventos así como al movimiento de los feligreses. Bachelet ha pedido acoger al Papa “en un clima de respeto” y “vivir esta visita en un clima de solidaridad y de alegría entre nosotros”.

 

 

Seguir leyendo AQUÍ