Reporte Católico Laico

/

Los médicos tocan el “Cuerpo de Cristo sufriente” en Venezuela

Los médicos tocan el “Cuerpo de Cristo sufriente” en Venezuela

El gremio médico renovó su compromiso con la vida y sus pacientes en más de treinta ciudades de Venezuela, en Perú, Chile y Estados Unidos.

El padre Walkelys Araujo igualó la labor y el apostolado de los médicos venezolanos con la de los sacerdotes durante la misa convocada este 11 de marzo por la organización Médicos Unidos de Venezuela (MUV), una asociación civil sin fines de lucro, extendida en todo el país. “Los médicos al igual que los sacerdotes, día a día tocan el Cuerpo de Cristo”, dijo igualando a los pacientes y sus enfermedades con los sufrimientos vividos por Jesucristo.

Ahondó su explicación con fundamento en el relato de los Evangelios y la doctrina de la iglesia. “Los sacerdotes en la Hostia y el Vino y los médicos en el contacto con cada paciente, porque en cada uno de ellos está El Cuerpo de Cristo”, expresó en Valera (estado Trujillo), una de las más de 30 ciudades en que se convocaron misas por el Día del Médico en Venezuela. “No se le podrá dar la salud física a un paciente, pero un médico es capaz de transmitir fe y esperanza”, acotó Araujo, según reportó MUV en las redes sociales.

Y es que este 11 de marzo, Médicos Unidos de Venezuela mostró el lado humano y espiritual que les caracteriza, pidiendo de manera general para que se supere la crisis social, política y económica que afecta directamente a miles de ciudadanos venezolanos que sufren diversas enfermedades y condiciones, acrecentadas con la falta de medicamentos.

La activación de un canal humanitario fue la petición central en el marco de la fecha en que se recuerda al doctor José María Vargas (10 de marzo de 1786-13 de julio de 1854), doctor y primer presidente civil del país. Las celebraciones religiosas fueron replicadas en Perú Chile y Estados Unidos, países a donde ha llegado buena parte de los más de 20 mil médicos y que han emigrado huyéndole a la crisis de Venezuela.

 

GuardianCatolic

El “Médico de los pobres”

Monseñor Tulio Ramírez, obispo auxiliar de Caracas presidió una de estas misas en la Iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá de esta ciudad, en la que un centenar de médicos clamó la intercesión del venerable doctor José Gregorio Hernández.

Pidámosle al ‘Médico de los pobres’ que realice el milagro de la salud para todo el pueblo venezolano, especialmente con aquellos ciudadanos afectados por enfermedades crónicas y por quienes están a punto de fallecer al no encontrar los medicamentos”, dijo.

El doctor José Di Sarli Capozzoli, fundador de esta asociación civil, expresó que sus colegas de la salud cumplen con las responsabilidades a pesar de los momentos difíciles por los que están atravesando junto a la población venezolana. “Un país lleno de problemas de todo tipo, donde del sector salud no ha escapado, aun así los médicos venezolanos, seguimos luchando y trabajando por una mejor Venezuela”, expresó en su mensaje.

Canal Humanitario. Por su parte, la diputada Dinorah Figuera, quien es especialistas en pediatría, ratificó el deseo de la oposición venezolana de que se abra un canal humanitario. “Permitiría solucionar por un lado la grave escasez de alimentos y por el otro, facilitar el ingreso de medicamentos e insumos de alto costo hoy en día desaparecidos de los hospitales y farmacias, públicos y privados, con mortales resultados para la población”.

Médicos Unidos de Venezuela nació  debido a la problemática y dificultades a la que se ha enfrentado este sector. Entre el 7 y 8 de febrero de este año, se reunieron en la capital de Venezuela y emitieron un comunicado conocido como “Declaración de Caracas”. Allí mostraron su preocupación ante la crisis en el sector salud y exhortando al “Estado venezolano a asumir su responsabilidad y cumplir su deber constitucional”.

Los médicos quedaron alarmados ante los reportes de desnutrición aguda hechos por varias organizaciones entre estas Cáritas de Venezuela, porque “con el tiempo inciden también en formas crónicas de desnutrición, impactando gravemente en el desarrollo intelectual futuro de los infantes afectados”; además, “son niños que no tendrán la suficiencia para asistir a universidades”, alertaron.

De igual manera, denunciaron la desnutrición y carestía de alimentos que además abarca adolescentes, adultos y ancianos. “Parte del repunte de enfermedades como la tuberculosis, se relaciona estrechamente con la situación de desnutrición”, sostuvieron en su oportunidad.