Reporte Católico Laico

/

Vargas y médicos por la sanación y liberación de Venezuela resonaron este 10M

Vargas y médicos por la sanación y liberación de Venezuela resonaron este 10M

RCL les invita a leer a Frank Bracho.-

Hoy 10 de marzo del 2018 se han cumplido 230 años del nacimiento de José María Vargas; y unos 180 años de su célebre confrontación con el hombre de armas golpista Pedro Carujo –a quien Vargas enfrentó en forma indoblegable como Presidente Constitucional, ante el asalto arrollador de aquél, con las célebres palabras: “El mundo no es de los guapetones como usted, el mundo es del hombre justo..Es el hombre del bien y no el valiente el que siempre ha vivido y vivirá feliz sobre la tierra y seguro sobre su conciencia….Mantendré esta potestad constitucional mientras deba hacerlo, hasta que una fuerza que yo no pueda superar me prive de ella; pero ni esta misma fuerza me arrancará nunca un acto impropio de mi honor ni de la dignidad nacional”! Confrontación que fue gran ejemplo en la recurrente épica humana de la fuerza vs la razón, el mal vs el bien, la barbarie vs la civilización.

Aunque al final el señorío de Vargas no pudo mas que la barbarie de Pedro Carujo –quien ya antes había incluso atentado contra el propio Bolívar; y Carujo en definitiva no sólo lo derrocó, sino que hasta lo desterró a la fuerza del país. Pero Vargas, mas culto y sabio que él, tuvo la sagacidad de no irse sin antes nombrar a José Antonio Páez, hombre de armas y prócer de otro tipo entonces retirado a su hato en los Llanos, como nuevo jefe constitucional del ejército republicano, con el fin de que restaurara el orden constitucional mancillado por los primitivos golpistas -cosa que luego Páez terminaría de hacer en fulgurante campaña militar que sometería no sólo a Carujo (muerto luego incluso como consecuencia de ello) sino también a su gran jefe Mariño. Viviría así Vargas con tal defensa señera de las leyes y la ética republicana ante la violencia y la barbarie cabeza caliente, su página de servicio público mas gloriosa;…sin desmedro de su anterior brillante y noble hoja de servicio como buen médico samaritano –lo que hasta hizo que los médicos venezolanos decidieran luego celebrar siempre su día gremial en la fecha de su natalicio, así como también fue el primer Rector –designado por el propio Bolívar en 1826- de la nueva gran Universidad Central de Venezuela!

Por todo lo anterior, Vargas merece ser destacado en la historia como noble médico servidor, educador ejemplar, y luego Presidente valiente, y primer presidente civil del país. Pero asimismo como insigne líder desobediente cívico no violento contra la injusticia -a lo Gandhi, Mandela o Luther King, en contra de regímenes de fuerza oscurantistas y pisoteadores de la dignidad humana!. Y hablando de Gandhi -el gran maestro de maestros en cuanto a la desobediencia cívica en el mundo, en este 2018 se están cumpliendo también 110 años del lanzamiento de su célebre y exitoso método de liberación de los pueblos, la llamada satyagraha ó “lucha del Espíritu por la Verdad”; mediante su célebre instigación de la masiva quema pública de los carnets de humillante control del régimen opresor en Suráfrica sobre sus oprimidos! –galvanizador testimonio que un agudo corresponsal del diario inglés London Mail de entonces equiparó –premonitoriamente- como “la arrojada al río de las cajas de te” o el “Boston Tea Party” –que encendió la gran llama de la independencia de los EEUU del yugo inglés allá por 1776!

Cuán significativo entonces que los médicos venezolanos hayan decidido celebrar por lo alto, su Día en este 10 de marzo ! Cuando por partida doble se celebra el natalicio de Vargas y el Día del Médico; y, por partida triple, nada menos y nada mas que en la histórica y bella Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela –la “casa que vence las sombras” inaugurada por el mismo Vargas en 1826…En celebración este 10M tornada en un gran acto contestatario en contra por del actual vil, opresivo, escandaloso e inaceptable estado de cosas en nuestro sufrido y agobiado país!

El acto en El Aula Magna -copada en su mayor parte por los asistentes, al cual tuvimos el privilegio de asistir en compañía de algunos buenos amigos médicos, fue prolífico en cátedras ciudadanas para superar la actual pesadilla en pro de la salvación y reconstrucción de la Patria.

A continuación solo algunas, entre las intervenciones, palabras mas palabras menos: De la actual Rectora de la UCV Dra. Garcìa Arocha: “La medicina no es otra cosa que un apostolado; y la UCV, una cultura de luz y paz, libre, democrática y siempre autónoma”. Del Presidente de la Academia Nacional de Medicina, Dr. Díaz Bruzual: “No podemos olvidar nunca nuestro noble y exigente código de ética –lo ennumeró en detalle- aunque a veces nos toque sobrellevar condiciones hambreadoras”; “los médicos no podemos rehuir dar la cara en la política –con p mayúscula, por nuestros enfermos, ante regímenes corruptos o tiránicos que los vejen o los agredan”; “tenemos que confiar en que podemos resurgir como el ave fénix”. Del Decano de la Facultad de Medicina de la UCV: “Nos inspira la gran lección de Vargas a Carujo y el humanismo médico a todo trance”. Del discurso de orden del Dr. Rafael Mucci Mendoza, ex Presidente de la Academia Nacional de Medicina: “No podemos rehuir a la política, estamos en manos de una casta corrupta lesiva a la salud, y adversamos el régimen totalitario que ha tratado de instalar en el país y con aborrecibles pretensiones hoy como el carnet de la patria”;”el programa Barrio Adentro sólo sirvió para engrosar los bolsillos de la dictadura cubana que lo concibió, y de sus adeptos en Venezuela”; “es inaceptable y criminal la burda manipulación que se ha hecho de la estadísticas de salud, y peor aun que hoy quieran mantenerlas como secreto de Estado”; “la primera medicina es el buen ejemplo de los propios médicos”; “a pesar de los pesares, tenemos mucho que celebrar, por seguir aquí sin claudicar”; “el tiempo de Dios hará su parte”. De vigorosa joven doctora hablando en nombre de la Alianza Venezolana por la Salud: “Ya basta de humillantes y discriminadores instrumentos como el carnet de la patria, exigimos transparencia y eficacia para todos los enfermos, así como reales políticas de salud diseñadas con la participación de todos”. Del connotado humorista Laureano Márquez, quien tuvo a su cargo las palabras de cierre: “El ejercicio del humor es un acto médico por lo cual me siento también uno de ustedes, y “el humor” es literalmente un término de la propia jerga clínica médica”; “nuestros médicos por su nobleza y heroicidad son los mejores del planeta”; “es vital centrarnos en la inteligencia y talento de la Nación, pues eso es lo que ha hecho a los pueblos grandes –no “falsas riquezas” como las del subsuelo”; “los caudillos mesías, del lado que sean, siempre nos han terminado hundiendo”; “me ha dado mucho orgullo y esperanza haber sido parte de este acto”…Para finalmente terminar con un sublime “cierre del corazón”, con las voces del afamado y legendario Orfeón Universitario, que sublimemente a todos nos deleitó, con la sola maravillosa acústica natural de la gran Aula Magna.

Ante una audiencia que siguió siempre con la mayor atención y solemne disposición todo lo expuesto en el escenario, e incluso a las animadoras notas del grupo de la sociedad civil “Dámele letra” -actuando ocasionalmente desde en medio de la multitud.

Gloria, pues, a los médicos y pueblo venezolano que han sentido este 10M en forma tan elocuente el sufriente llamado de la Patria; y se han re-comprometido en consecuencia a actuar en su defensa y restauración!