Reporte Católico Laico

/

Los Adultos Mayores ante la realidad venezolana

Los Adultos Mayores ante la realidad venezolana

RCL les invita a leer a Noris Mercedes Díaz de Bustamante.-

 

¡El Señor reina!  ¡Gócese la tierra, alégrense, hombres de tierras lejanas!

Lo rodea una nube oscura, justicia y derecho guardan su trono.

El fuego avanza delante de Él, para abrasar en torno a sus contrarios.

Sus rayos iluminan al mundo, la tierra lo ve y se estremece. (Sal.97 (96),1-4)

¡CRISTO HA RESUCITADO!

¡VERDADERAMENTE HA RESUCITADO!

¡NOSOTROS SOMOS TESTIGOS!

Por más que la realidad actual de nuestro país, pareciera traer muerte, desaliento, miseria, violencia, pérdida de los valores humanos y cristianos, pérdida de nuestras necesidades básicas, desintegración de nuestras familias…no podemos perder la fe en la Santísima Trinidad, ni podemos dejar que nos roben la esperanza. “Yo, he venido para que tengan vida y vida en abundancia” (Jn.10,10).

En cada uno de los milagros de Jesús, Él decía: Vete y que se haga como tú, dices; tu fe, te ha salvado. El Señor no hace milagros si nosotros no ponemos la fe.

“En el Libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulo diez, Pedro emite su segundo discurso Kerigmático.  La palabra “Kerigma” significa “anuncio de Jesucristo, Muerto y Resucitado”. (Hch.10,34.37-43). “Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios, con la fuerza del Espíritu Santo…Lo mataron colgándolo de un madero. Pero Dios, lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver…”. De esta Verdad Fundamental, lo importante no es tanto, ser transmisores ni defensores, sino testigos. NOSOTROS SOMOS TESTIGOS”.   (“…cosas nuevas y antiguas” (Mt 13,52) Pbro. Miguel Acevedo.)

“Si Dios, está con nosotros, ¿Quién estará contra nosotros?

¿Las pruebas o la angustia, la persecución, la falta de ropa, los peligros o la espada?

No, en todo esto triunfaremos por la fuerza del que nos amó”.

“Despierta y reacciona es el momento”  Papa Juan Pablo II

El Papa Francisco nos dice: “No se dejen robar la esperanza”.  Lean el Evangelio día a día con alegría.

Expresar el Evangelio a tiempo y a destiempo, dando testimonio de vida en la Resurrección de Jesucristo, Nuestro Señor.

Vivir el ejercicio de la gracia, desde la condición en que cada uno se encuentre.

Testimoniar al mundo la Misericordia de Jesús y el don del seguimiento.

Invocar al Espíritu Santo para que venga a iluminar el camino de Derecho y Justicia, a los hombres de “Buena Voluntad”.

Ahora es el tiempo para hacer camino, para retomar el rumbo, para hacer la vida plena rica en interioridad, para escucharnos, para  vernos, para realizar el viaje más largo de nuestra vida, el viaje hacia nuestro interior. Reconciliarnos con Dios, con el prójimo y con nosotros mismos. Para dejar un legado.

¡No tengan miedo! ¡Tenemos una misión que cumplir!

 

“Que ante el Nombre de Jesús, todos se arrodillen en los cielos,

en la tierra y entre los muertos y toda lengua proclame que Cristo Jesús es El Señor,

para  la gloria de Dios Padre” (Filipenses 2,10-11)

 

“CULTIVANDO LA VEJEZ EN FAMILIA GANAMOS TODOS”

 

Noris Mercedes Díaz de Bustamante

Coordinadora Docente del Programa Adulto Mayor del

Departamento Nacional de Pastoral Familiar e Infancia

de la Conferencia Episcopal Venezolana.