Reporte Católico Laico

/

Paella solidaria para los necesitados en San Francisco

Paella solidaria para los necesitados en San Francisco
La comunidad compartió un almuerzo solidario con el personal de la emisora Súper Activa 97.7 .
La comida estaba compuesta por 10 kilos de arroz, tres pollos, cuatro kilos de carne, cinco paquetes de salchichas, acompañados de pan y una bebida para cada persona.

Como una muestra de apoyo hacia los más necesitados y en vista de la crisis alimentaria que atraviesa el país, la emisora radial Súper Activa 97.7 realizó una “paella solidaria”, que benefició a 250 personas de bajos recursos en la comunidad de San Francisco, al sur de Maracaibo en el estado Zulia.

José Alberto Rodríguez, director general de la emisora, explicó que este proyecto nació hace más de un año como una iniciativa para el bienestar social de las personas que hacen vida en la comunidad donde está situada la emisora. “No es solamente repartir la comida sino que las personas, que son fieles oyentes de la emisora, vengan a compartir un rato agradable con nosotros”.

Acotó que esta actividad se realizó de la mano de los anunciantes de la cadena radial, junto con las 50 personas que laboran en la emisora y alrededor de 15 voluntarios de la propia comunidad que colaboraron con la iniciativa. Rodríguez comentó que anteriormente ya se efectuaron eventos benéficos como este en el mismo sector, como arepazos, hallacazos y sopazos.

En esta oportunidad, la “paella solidaria” estaba compuesta por 10 kilos de arroz, tres pollos, cuatro kilos de carne, cinco paquetes de salchichas, acompañados de pan y una bebida para cada persona. “A pesar de la situación actual, intentemos ejecutar estas actividades una o dos veces al mes. Aún existen muchas personas que se preocupan por los más desamparados”.

La actividad también contó con un toldo con mesas y sillas a las afueras de la emisora en la calle 161 del sector San Francisco, con animación y música en vivo para amenizar el ambiente y que las personas pudieran sentarse a comer bajo la sombra. Niños entre los dos y siete años y adultos mayores fueron los principales beneficiados del almuerzo social.