Reporte Católico Laico

/

José María Bastiani. In memoriam

José María Bastiani. In memoriam

RCL les invita a leer a Horacio Biord Castillo.-

El 11 de abril de 2018 murió en San Juan de los Morros (estado Guárico), donde estaba hospitalizado, el señor José María Bastiani Rodríguez. Era hijo de don Pedro Bastiani, de nacionalidad italiana, y la güiripeña doña Mercedes Rodríguez, quienes formaron una familia muy cercana a la mía, también güiripeña, pues Musiú Bastiani, como lo llamaban, trabajó primero con mi bisabuelo Manuel Castillo Arteaga y luego con mi abuelo Rosalio Castillo Hernández, en las haciendas de café de Agua Fría y Guambra. Los Bastiani y Los Castillo tenemos una amistad más que centenaria.

La noticia de su fallecimiento me llenó de especial congoja, pues además de esos lazos de vieja y probada amistad, José María y su esposa Josefina Landaeta eran compadres de mis padres, quienes fueron los padrinos de su segundo hijo varón, el hoy ingeniero en sistemas Lucas Guillermo Bastiani Landaeta. Caía un viejo roble, como los que antaño sombreaban el café en las haciendas.

José María nació en Güriripa, cerca de San Casimiro (estado Aragua), el 15 de agosto de 1931. Fue siempre un hombre íntegro, preocupado por su Güiripa natal, la tierra de mis mayores y habitación sempiterna de mi corazón y mis afectos más puros, como nunca me canso de afirmar.

En Caracas se formó como tipógrafo en las Escuelas Gráficas salesianas de Sarría entre 1944 y 1948. Luego trabajaría en la Tipografía Caracas por breve tiempo y en el Registro Mercantil del Distrito Federal y Estado Miranda. Posteriormente, en la década de 1960, llegaría a ser secretario del concejo municipal del distrito San Casimiro, juez auxiliar y comandante de la policía municipal.

En Güiripa impulsaría como miembro fundador diversas asociaciones en pro de la comunidad como la Cooperativa de Servicios Múltiples, la Asociación de Vecinos por el Desarrollo de Güiripa, la Asociación “El Quirpa de Oro” y la Escuela Nacional de Arpa “Don Salvador Rodríguez”.

Siempre se sintió atraído por el quehacer cultural y apoyó decididamente las tradiciones güiripeñas. Como parte de ello, en 2004, publicó el hermoso folleto titulado Güiripa en la historia (Maracay, Gobernación del Estado Aragua).

En el prólogo evoca con cariño su casa paterna, y en ella las vivencias antiguas, “la desaparecida casa de Agua Fría, propiedad de musiú Bastiani, mi padre, un italiano que vino a Venezuela en 1891, dicha casa estaba situada aproximadamente a unos 500 metros del pueblo de Güiripa, con un largo callejón de árboles y jardines de muchas flores, la vivienda era inmensa, con grandes corredores donde se encontraba un cuadro de María Auxiliadora, un tinajero, un aguamanil y un reloj de pared” (p. 8).

Más adelante señala que “lo único que no ha cambiado en Güiripa es su gente, siempre hospitalaria, honesta, sencilla y sincera. Dios quiera que no llegue la desmoralización moral y social que hay en el país” (p. 21).

Y ojalá sea así, pues solo del venero de los pueblos y de las gentes más sencillas, de todos los venezolanos de buena voluntad, como esa bondadosa simiente güiripeña, se podrá reconstruir Venezuela y trazar sus nuevos caminos bajo la frondosa sombra de sus árboles, la esperanza de los araguaneyes y apamates en flor, el perfume de las flores y el aroma del café recién colado para ofrecer a los parientes, amigos y visitantes.

Que un camino de angustias despejado te acerque con orquídeas de montaña a la plenitud, José María.

El autor es escritor, investigador del IVIC y profesor de la UCAB

Contacto y comentarios: hbiordrcl@gmail.com

https://noticiero52.com/horacio-biord-castillo-jose-maria-bastiani-in-memoriam/

Publicado en el periódico digital Noticiero 52 Valencia (estado Carabobo), 24 de mayo de 2018