Reporte Católico Laico

/

La Iglesia le da 48 hora de “reflexión” al presidente de Nicaragua

La Iglesia le da 48 hora de “reflexión” al presidente de Nicaragua

De su decisión depende el futuro del diálogo.

Con 135 muertos (según los últimos datos del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos) desde el 18 de abril, cuando comenzaron las protestas en su contra, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, recibió el pasado jueves a los obispos de este país centroamericano, encabezados por el cardenal de Managua, Leopoldo Brenes.

¿Salió algo de esta reunión? Ortega estaría “ganando tiempo”, mientras que en las carreteras y las avenidas del país se recrudecieron los bloqueos por parte de la enardecida población de Nicaragua. Los obispos le entregaron al presidente sandinista un pliego con las peticiones más sentidas de la sociedad. No hubo respuesta concreta, solo un plazo que vence hoy sábado.

La Iglesia católica –a petición de todas las partes—se había comprometido en una labor fundamental de mediación en la mesa nacional de diálogo. Sin embargo, ante la negativa presidencial de adelantar las elecciones y democratizar al país, además de la escalada de violencia en lo que se conoce ya como “la Masacre del Día de las Madres”, los obispos decidieron, el 31 de mayo pasado, suspender su participación.

Tras el último encuentro con Ortega, los obispos, encabezados por el cardenal Brenes, emitieron un comunicado en el que se aseguran haberle planteado al presidente “el dolor y angustia del pueblo ante la violencia sufrida en las últimas semanas… Le hemos entregado la propuesta que recoge los sentimientos de muchos sectores de la sociedad nicaragüense y expresa el anhelo de la inmensa mayoría de la población. Esperamos su respuesta escrita lo más pronto posible”.

“Una vez que el presidente de la República nos haya respondido formalmente, convocaríamos a la Mesa Plenaria del Diálogo Nacional, para valorar dicha respuesta y por lo tanto la factibilidad de continuar el mismo Diálogo Nacional”, precisó el cardenal Brenes. Hoy sábado vence el plazo dado por los obispos a Ortega para que reflexione su postura sobre la propuesta que le presentaron sobre la democratización de Nicaragua. De ella depende que la Iglesia católica recupere su papel de mediadora en la crisis que ya cumple poco más de 50 días.

“A Ortega se le entregó la agenda consensuada en el diálogo nacional sobre la democratización del país, le entregamos la propuesta que recoge el sentimiento de muchos sectores de la sociedad nicaragüense y expresa el anhelo de la misma mayoría de la población. Esperamos su respuesta escrita lo más pronto posible”, indicó en su comunicado de prensa la Conferencia del Episcopado Nicaragüense.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, afirmó que Ortega “pidió, simplemente, que le demos un par de días de reflexión, él pidió que le respetáramos esos días de reflexión y él nos dará una respuesta”. Por otro lado, Brenes consideró que de la respuesta de Ortega dependerá el futuro del diálogo en Nicaragua.

Además de la crisis humanitaria, la crisis económica amenaza con hundir al país. De acuerdo con información de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, las pérdidas podrían sumar más de 600 millones de dólares. De alargarse esta situación, el economista Mario Arana, miembro de la Fundación dijo al periódico El País, que se podrían perder 150.000 empleos en un país donde los empleados del sector formal se calculan en 900.000 El turismo ha sido uno de los sectores más golpeados, seguidos por le comercio y la construcción.

 Jaime Septién | Jun 09, 2018