Reporte Católico Laico

/

Al Shereidah: fue un error prescindir de la orimulsión

Al Shereidah: fue un error prescindir de la orimulsión

“La India, China, Rusia y Vietnam no tenían experiencia en crudos extrapesados”, asegura el experto.

De acuerdo con Mazar Al Shereidah, experto petrolero con más de 50 años en el país, la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) experimentó un mal manejo y un fracasó desde el momento que abandonó la orimulsión.
“Todos sabemos del fracaso y mal manejo, además del trato inexperto que se le dio a la FPO desde el comienzo. No es de estos últimos años. Empezó mal desde el momento en el cual se abandonó la bandera de la orimulsión y se decidió que las compañías extranjeras tuvieran presencia en Venezuela, como es el caso de China y Rusia, que encontraron en la Faja su oportunidad dorada: una inversión insignificante cuando no tenían experiencia en crudos extrapesados”, aseguró.


El experto petrolero agrega que las transnacionales Eni, Repsol, Total, entre otras, sí tenían conocimientos sobre la materia, pero “ni la India, ni China, ni Rusia, ni Vietnam habían manejado crudos extrapesados de 8 grados. Allí comenzó el drama”, sentenció.


La idea sugerida en aquel contexto por Al Shereidah, que asegura era compartida por Chávez, consistía en aprovechar el crudo de la Faja para producir orimulsión y con esta generar electricidad.


De esta forma, el país contaría con suministro de energía todos los días del año, las 24 horas del día, a pesar de que se presentaran eventos meteorológicos como el Niño o la Niña.
Además, se incrementaría la producción de acero y de aluminio, amén de garantizar el suministro energético para la población, la industria y el comercio.


¿Qué pasó?

Lo que ocurrió, a decir de Al Shereidah fue que el exministro Alí Rodríguez siguió los pasos de Bernard Mommer, quien no comulgaba con la propuesta de la orimulsión por considerarla un mal negocio.
Según el experto petrolero, Mommer y Rodríguez son los responsables de que se haya abandonado el único proyecto en el país con patente venezolana que no requería invertir ni un centavo de dólar de transnacional alguna.
“Teníamos el conocimiento y la tecnología para llevar adelante ese proyecto ”. sostuvo.


En respuesta a la propuesta de crear una Corporación Venezolana de la Energía (CVE) manifiesta que plantear otras fuentes de energía forma parte de buenas intenciones, pero añade que solo “están en papel: ¿aprovechamos la energía solar? ¿hacemos uso de la energía eólica? ¿producimos gas a gran escala?… Hay ideas pero no contamos ni con la tecnología ni con el capital para impulsar estas otras formas de energía”, acota.


Considera que el planteamiento de crear una Corporación de la Energía “busca encontrar una salida a la crisis en la cual nos encontramos”.


A juicio del economista y profesor universitario, “la situación en la que se halla Pdvsa refleja un deterioro irreversible”. Y en el mejor de los casos apunta que solo podemos lograr que el deterioro no sea mayor.
Tal situación se refleja en el descontento en todos los niveles, la deserción en masa de los técnicos de la estatal, repuestos insuficientes, desmantelamiento de muchas estructuras, accidentes frecuentes.
Por lo tanto, “se necesita un Plan de Emergencia, pues si continúa bajando la producción el Estado se volverá más inviable, pues Pdvsa es nuestra única fuente de divisas”.


Explica Al Shereidah que Pdvsa es una empresa que “se ha manejado con un fuerte criterio político. La ideología define el marco, pero no para meterse en el quehacer diario de la misma”.


Asimismo, afirmó que la Ley Orgánica de los Hidrocarburos aprobada en el año 2001, tuvo el ideal de impulsar el mecanismo más perfecto para garantizar la salvaguarda de la soberanía nacional.


En esta Ley se acogió la figura de las empresas mixtas (asociaciones con capital extranjero) para explotar la Faja, pero Pdvsa tendría la mayoría accionaria.


“Aceptamos esta fórmula porque los precios del año 2000 estaban entre $20 a 22 por barril”

MARBELYS MAVÁREZ LAGUNA-El Universal