María García de Fleury: el reconocimiento de “Mujer Analítica” es un espaldarazo al trabajo por la Iglesia

La trayectoria de varias damas fue reconocida por la asociación Mujer y Ciudadanía y un Centro de Estudios de la Universidad Monteávila. En este marco, la educadora universitaria recordó que la Iglesia Católica tiene una influencia inmensa en el quehacer político, social y cultural de Venezuela

Carlos Zapata | Reporte Católico Laico

Caracas.- “Es un reconocimiento muy importante porque estamos sacando del anonimato a una gran cantidad de gente que hace cosas buenas de forma silenciosa. Y al mismo tiempo une a mucha de esa gente: estamos todos trabajando en puntos comunes y no lo sabemos”, expresó María García de Fleury en conversación con Reporte Católico Laico tras haber recibido un reconocimiento especial en el marco del Premio Mujer Analítica 2018.

Tras señalar que le “tomó por sorpresa”, resaltó la importancia de la distinción porque “al ponerle rostro y nombre a quienes trabajan por el bien común, nos potencia muchísimo más y nos ayuda a unir esfuerzos”.

“Lo agradezco mucho. Es bonito que haya gente que diga a través de un reconocimiento que ‘¡trabajar por la Iglesia es bueno y vale la pena!’. No es solo hacer actividades en el campo social. Es un trabajo por la Iglesia”, agregó.

Dijo que es una “persona normal y corriente como cualquier otra”, pero que se he dedicado “a trabajar por las cosas de Dios”.

¿Qué podemos hacer para superar la crisis social, económica y política compleja?

-Creo que más que crisis, tenemos que conocer y hacer conocer nuestra historia verdadera, una sin inventos: esa que está plasmada en tantos libros, la cual tiene raíces y fundamentos… Para podernos identificar cada vez más con ella.

Una historia en la que está presente la Iglesia…

-Hay algo muy importante que debemos destacar: la historia de Venezuela se ha hecho de la mano de la Iglesia Católica, la cual tiene una influencia inmensa en el quehacer político, social y cultural del país. Tiene incidencia en todo.

Las primeras escuelas y los primeros hospitales eran de la Iglesia. Los primeros que recogieron niños de la calle fueron voluntarios de la Iglesia. Después llegó Guzmán Blanco y eliminó todo eso.

El 1ero de diciembre se realizará una “Misa de la Esperanza” en Chacao, con el cardenal Baltazar Porras… ¿Qué lectura le da a esta actividad convocada por la Arquidiócesis de Caracas?

-En todo momento es necesario cultivar la esperanza, en gran sentido, pero no porque estamos en malos tiempos, pues Venezuela ha estado en crisis toda la vida. Sino porque la esperanza le da vida a uno a nivel personal, a nivel familiar y a nivel social… Es para todos los venezolanos.

Socióloga, Licenciada en Educación con especialización en Historia y Pedagogía Religiosa, además de profesora universitaria y autora de varios libros, María García de Fleury viene realizando también una profunda investigación sobre la Imagen de Nuestra Señora de Coromoto… ¿Algunos avances tras dos años de labor?

-La investigación sobre la Virgen de Coromoto es verdaderamente increíble a nivel de ciencia; y a nivel de religión es también algo impresionante.

Esa imagen es la única que existe en el mundo. Y está cambiando, con lo cual les está diciendo a los venezolanos lo que está pasando en Venezuela. El interés desde el ámbito científico al respecto es cada vez mayor. Todos los días la gente de ciencia se está interesando más en ello.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*