Reporte Católico Laico

/

Contemplación de la Encarnación: Adviento y Navidad 2018

Contemplación de la Encarnación: Adviento y Navidad 2018

Te ofrecemos un sencillo Ritual que sirve de preparación personal para la Navidad. Está centrado en la Contemplación de la Encarnación de Dios, siguiendo las orientaciones propuestas por San Ignacio de Loyola en los Ejercicios Espirituales (Nº 101-109).

Deseamos que la Contemplación de la Encarnación de Dios, celebrada en este Adviento, te convierta en comunicador de aquella esperanza que cultiva la ternura de ayer, fortalece la vitalidad de hoy y construye la apuesta por el futuro.

Si te parece oportuno, te pedimos reenvíes este Ritual a tus amigos y conocidos.

  1. Gustavo Albarrán sj

Jesús Torres Dugarte

Equipo CEP-Venezuela

El tiempo previo a la Navidad se conoce con el nombre de Adviento. Palabra que significa venida, llegada. El Adviento es preparación para el ADVENIMIENTO de Jesús, el Hijo de Dios, que se encarna para vivir la misma suerte de los hombres y mujeres de esta tierra. Hace más de 2000 años que la encarnación de Jesús tuvo lugar, sin embargo, cada año la vivimos como única, porque realmente el Verbo encarnado prolonga el acto sin fin de su nacimiento en la nueva Humanidad que se engendra en cada tiempo. (Cf. Teilhard de Chardin).

La Navidad nos ofrece la oportunidad de captar que estamos ante un tiempo especial. Todo hombre y toda mujer que busca el sentido de la vida, sabe distinguir los tiempos cotidianos de aquel tiempo que nos trae buenas nuevas, signos de la vida, señales de la hondura de la existencia. Saben descubrir el tiempo de Dios. La Navidad es expresión del deseo de lo divino que tenemos las personas. Y es también, exceso de un Dios que rebasa cualquier límite. Dios no se cansa de mostrarse a todos como Dios‑con‑nosotros, desde lo más grande que pueda sucedernos hasta el mínimo acontecimiento de nuestra existencia.

Te ofrecemos un sencillo Ritual que sirve de preparación personal para la Navidad. Está centrado en la Contemplación de la Encarnación de Dios, siguiendo las orientaciones propuestas por San Ignacio de Loyola en los Ejercicios Espirituales (Nº 101-109).

La Encarnación de Dios comenzó desde el mismo instante que Él hizo salir de su corazón su más preciosa obra, la creación. Esta Encarnación se dio de forma plena en el nacimiento de Jesús en esta tierra, haciéndose uno de nosotros para siempre. Una Encarnación que sigue actuando cada día en cada cultura, pueblo, nación y en cada persona. Y participamos en ella contemplándola e implicándonos en su dinamismo de transformación.

Cada uno de los siete (7) días de la semana está centrado en un aspecto de la Contemplación de la Encarnación, con la finalidad de resaltar a lo largo del día un modo especial de acercarnos al mundo, a la vida y a Dios. Si te pareciera oportuno, puedes extender la vivencia de esta simbólica hasta el día anterior a la Navidad.

La Liturgia correspondiente a cada día se ha organizado para ser realizada de modo personal. Si lo consideras conveniente, también puedes hacerlo en familia o en grupo. La hora o momento para desarrollar el ritual del día ha de ser la que encuentres más apropiada, de tal modo que se convierta en una vivencia que dé paso al encuentro personal con Dios.

Deseamos que la Contemplación de la Encarnación de Dios, celebrada en este Adviento, te convierta en comunicador de aquella esperanza que cultiva la ternura de ayer, fortalece la vitalidad de hoy y construye la apuesta por el futuro.

Contemplación de la Encarnación

Ver la Encarnación de Dios

[Lunes]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Juan 1, 1.3-5)

En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Todo cuanto existe se hizo por la Palabra. En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres,  y la luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) VEO a las Personas que son tantas y tan distintas: unos en paz y otros en guerra, unos llorando y otros riendo, unos sanos, otros enfermos, unos naciendo y otros muriendo. 2º) VEO al Padre, al Hijo y al Espíritu que aman a todos y quieren su salvación. 3º) VEO también el encuentro del Ángel Gabriel con la Virgen María y San José. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he visto.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oír la Manifestación de la Encarnación de Dios

[Martes]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Lucas 1, 35.37-38)

El ángel le dijo: el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Ninguna cosa es imposible para Dios. María le respondió: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) OIGO lo que hablan las Personas: unas se manifiestan amor otras odio, unas dialogan otras se insultan, unas se cuidan otras se maltratan, unas se ayudan otras se destruyen, etc. 2º) OIGO al Padre, al Hijo y al Espíritu que dicen: hagamos redención del género humano. 3º) OIGO también lo que dialoga el Ángel Gabriel con la Virgen y San José sobre el Plan de Dios en el mundo. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he oído.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Olfatear los Signos de la Encarnación de Dios

[Miércoles]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Isaías 49, 15)

¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella llegara a olvidarlo, yo no te olvido. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) OLFATEO lo que experimentan las Personas: unas alcanzan su realización otras se desmoronan, unas hacen caminos otras deambulan, unas se esfuerzan otras caen vencidas, etc. 2º) OLFATEO la forma tan especial como el Padre, el Hijo y el Espíritu intervienen en el mundo. 3º) OLFATEO también la vida que empieza a latir en el seno de la Virgen María y en el alma de San José. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he olfateado.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Gustar la Ternura de la Encarnación de Dios

[Jueves]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Marcos 5, 38.40.b-41.a)

Llegan a la casa del jefe de la sinagoga y observa el alboroto, unos que lloraban y otros que daban grandes alaridos… entra donde estaba la niña; y tomándola de la mano, le dice: Muchacha, a ti te digo, levántate. La muchacha se levantó al instante y se puso a caminar. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) GUSTO lo que viven las Personas: unas tienen mucho para vivir otras poco, unas están tranquilas otras angustiadas, unas se afanan por todo otras se agotan en nada, etc. 2º) GUSTO la ternura del Padre, del Hijo y del Espíritu por todas las personas de esta tierra. 3º) GUSTO también la alegría de la Virgen, San José y el Ángel por esta manifestación tan grata de Dios. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he gustado.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Tocar la Finura de la Encarnación de Dios

[Viernes]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

[Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Mateo 5, 44-46a.47a.48)

Pero Yo les digo: Amen a sus enemigos y rueguen por los que los persigan, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque, si aman sólo a los que los aman, ¿qué gracia tienen? Y si no saludan más que a sus amigos, ¿qué hacen de extraordinario? Ustedes, pues, sean perfectos como su Padre celestial es perfecto. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) TOCO lo que surge del fondo de las Personas: unas construyen grandes cosas otras las destruyen, unas trabajan por la paz otras por la guerra, unas siembran alegrías otras tristezas, etc. 2º) TOCO la finura del Padre, del Hijo y del Espíritu manifestada en la esperanza de la gente. 3º) TOCO también la textura de la vida que se está engendrando en el hogar de la Virgen y San José. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he tocado.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Reflexionar Internamente la Encarnación de Dios

[Sábado]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Mateo 5,14-16)

Ustedes son la luz del mundo… No se enciende una lámpara para ponerla debajo de una mesa, sino sobre el candelero. Brille así tu luz delante de los hombres…, para que glorifiquen a su Padre que está en los cielos. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) Reflexiono lo que está en la mente de las Personas: unas idean nuevos amaneceres otras maquinan muerte, unas idean el bien de todos otras su propio beneficio, unas sueñan fraternidad otras violencia, etc. 2º) reflexiono lo que el Padre, el Hijo y el Espíritu consideran que da vida a la humanidad. 3º) Reflexiono también lo que razona en su interior la Virgen y S. José sobre la encarnación de Dios. Y me detengo a sacar provecho de lo reflexionado.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Sentir la Bondad de la Encarnación de Dios

[Domingo]

1.- Persignarme

[Despacio y sintiendo la fuerza de la cruz, comienzo diciendo:]

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

2.- Ambientación [Comienzo centrándome en el núcleo de esta Contemplación]

  • El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, miran juntos la tierra poblada de tantos hombres y mujeres con una mirada llena de ternura y misericordia.
  • Las tres personas divinas despliegan sobre todos los seres humanos su Bondad, su Comunión y su Energía vivificadora. Y determinan juntas que Jesús se Encarne en esta tierra: que se haga uno de nosotros para siempre.
  • La Virgen María y San José se disponen totalmente a cooperar con Dios en la Salvación.

3.- Petición

Señor, dame conocimiento profundo e interno tuyo, que por mí te hiciste hombre, para que más te ame y te siga.

4.- La Luz

 [Enciendo una vela. Que la luz de Dios invada mi casa y al mundo con su inmensa caridad]

5.- Gustar Internamente la Palabra (Juan 15, 9-12)

Como el Padre me amó, Yo también los he amado a ustedes; permanezcan en mi amor. Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como Yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Les he dicho esto, para que mi alegría esté en ustedes, y su alegría sea completa. Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Palabra de Dios.

6.- Contemplo al Mundo como lo hace Dios [Dedico unos 10 minutos]

Entro en sintonía con la vida: 1º) SIENTO lo que sienten las Personas: unas alegrías otras tristezas, unas confianza otras incertidumbre, unas compañía y amistad otras soledad y desesperanza, etc. 2º) SIENTO la bondad con la que el Padre, el Hijo y el Espíritu se acercan a la vida de cada hombre y cada mujer para llenar de sentido sus vidas. 3º) SIENTO también la calidez tan especial que experimentan la Virgen, San José y el Ángel Gabriel en aquel encuentro que nos trae la salvación. Y reflexiono para sacar provecho de lo que he sentido.

7.- Padrenuestro

[Rezo el Padrenuestro, saboreando cada palabra y dejando que cada frase resuene en mí]

8.- Bendición

Que el Señor me bendiga y proteja, haga resplandecer su rostro sobre mí y me conceda lo que le pido, vuelva hacia mí su rostro y me dé la paz. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.