Reporte Católico Laico

/

Papa Francisco: “El suicidio es un poco cerrar la puerta a la salvación”

Papa Francisco: “El suicidio es un poco cerrar la puerta a la salvación”

El Santo Padre habla sobre el fin de la vida en una entrevista con Marco Pozza en Tv2000.

“Convivir con la muerte no es parte de mi cultura, pero cada uno tiene la suya propia y puede hacerlo”.

“Con nuestra cultura y nuestras propuestas hemos desarraigado a aquellos jóvenes (…) Pienso que nuestra civilización es culpable”.

El suicidio es un poco cerrar la puerta a la salvación, pero soy consciente de que en los suicidios no hay plena libertad”. El Papa Francisco habla esta noche, en Tv2000, de la muerte, el suicidio y el fin de la vida.

Bergoglio es entrevistado por su amigo el capellán de la cárcel de Padua, Marco Pozza,ante quien se confiesa, y admite que “convivir con la muerte no es parte de mi cultura, pero cada uno tiene la suya propia, y puede hacerlo”, en contraposición con la idea de la “hermana muerte” de San Francisco de Asís. “Francisco es genial, pero yo no la llamaría así, a mí no me dice mucho”.

Durante el encuentro, según adelantó el diario Avvenire, Francisco sostiene que “el pecado es la ilusión de no morir nunca. Durante una vida de pecado, uno dice que sabe que morirá, pero no piensa en ello. Es una ilusión”.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

#PapaFrancesco: “Maria è sempre stata fedele alle radici, ma è andata oltre. Però nella vita non si può andare oltre senza aggrapparsi alle radici. Dare radici al fiore per fare l’albero e poi il frutto”#AveMaria martedì #4dicembre alle 21.05 su #Tv2000 (canale 28)

Ver los otros Tweets de Tv2000.itInformación y privacidad de Twitter Ads

La oración del ‘Ave María’ concluye en cambio con la “gran verdad de la condición humana, fruto del pecado”, destaca el Pontífice. “No es un momento fácil, pero pensar en la muerte como fin del camino es una realidad“, añade.

Francisco habla de su propio fallecimiento. “Cuando llegue el momento, le pediré a la Virgen que esté junto a mí, y me dé paz”.

Finalmente, el Papa habla de los jóvenes y la sociedad de soledad y abandono en la que se encuentran a veces. “Con nuestra cultura y nuestras propuestas -explica- hemos desarraigado a aquellos jóvenes. Les hemos hecho hacer una cultura sin concreción, una ‘cultura líquida’ para usar una fórmula de un filósofo, es más, yo diría ‘gaseosa’, sin raíces. Pienso que nuestra civilización es culpable. Los jóvenes hoy tienen necesidad de radicarse. María nunca perdió sus raíces”.