Reporte Católico Laico

/

Dios es humor

Dios es humor

RCL les invita a leer a Juvenal Salcedo Cárdenas.-

El Papa Francisco dijo que había que tener buen humor. Les voy a hacer una confidencia, dijo: “Después de rezar el oficio, le pido a Santo Tomás Moro que me dé buen humor”. Nos recordó que  Santo Tomás decía: “Concédeme una buena digestión, y también algo que digerir”.

Dice el Papa: “Dame Señor, el sentido del humor.  Concédeme  la gracia de comprender  las bromas  para  que  conozca en  la vida un poco de alegría  y pueda  comunicársela a los demás”.

Debemos estar claros que una cosa es el buen humor y otra el chiste. El humor de un hombre culto tiene que ser culto: “De tal palo tal astilla”. Apareció (gracias humor) otro de la familia: el proverbio. También el refrán tiene  una filosofía popular.

Del refrán tenemos los venezolanos  altos representantes (no de tamaño) sino en la política. ¿Quién no se acuerda  cuando Lusinchi (Presidente de la República),  en materia económica  dijo que la banca (no la Blanca… Ibañez) lo había engañado y le ripostó Luis Herrera, llanero de pura cepa: “Tarde piaste pajarito”.

Hemos tenido en Venezuela grandes  humoristas: Leoncio Martínez “Leo”. Dijo en su periódico que se encontraban  dos árabes comiendo y uno no se saciaba y el otro le  dijo: “Hasta guándo  gómes?

Hubo uno que leyó esto  y no le gustó el menú de los árabes y dijo: ¡Tarazona!

Ordene mi general. Mándelo pa´ la Rotunda.

Otro recuerdo: A Francisco Pimentel (Job Pim) se le ocurrió hacer una broma sobre el General Gómez y se llevó “un rotundazo”.

Cuando lo fueron a poner en libertad  había que  firmar un libro que decía: ¿Causa de la detención? Y él contestó: eso quisiera  saber yo.

Humoristas más recientes: Aquiles Nazoa y Claudio Nazoa (genética) que dice que él es un gran conquistador y bebe whisky de doce años. Lo segundo no lo dudamos, pero vamos a creerle lo primero para que si lee este artículo no se vaya a poner cómico conmigo. El es humorista.

¿Cómico y humorista no son lo mismo? ¡Qué cómico, yo que creía que eran lo mismo!

Una vez presentaban a Laureano  Márquez,  ! chapeau!  y el presentador dijo: les presento al cómico Laureano Márquez, y éste lo miro, sin  sorpresa y le dijo: el cómico aquí es usted, yo soy humorista.

El Papa habló del Oficio (vida espiritual) y el humor. Y hablando de la vida espiritual, Laureano, tan la tiene, que Claudio (sin haberse tomado un trago) ha dicho  que lo admira  porque es casi monja.

Que el buen humor nos una, es mi deseo. ¿No dicen las Escrituras que Dios es humor? Mi doña me dice: No te pongas a inventar. Es: “Dios es Amor”. De buen humor corrijo.

Todos somos amigos. Jesús dijo: No los llamaré siervos sino amigos. Traducido en venezolano “Panas”. Pana y amigo son lo mismo, luego el Papa Francisco es mi pana. ¡Que bueno es el buen humor! Hasta tenemos un Papa pana.

Hu…hu…humor. LAUS DEO.

Juvenal Salcedo Cárdenas.

Montreal, 9 enero 2019.