Reporte Católico Laico

/

El Papa responde al «Señor Maduro»: «Siempre he sido pro mediación, pero las anteriores negociaciones no fueron respetadas»

El Papa responde al «Señor Maduro»: «Siempre he sido pro mediación, pero las anteriores negociaciones no fueron respetadas»

Francisco también ensalza la labor de los obispos venezolanos en su carta. Pues, han hecho un esfuerzo por resurgir de la crisis «de manera pacífica e institucional».

El Papa Francisco ha respondido a la petición de una mediación en Venezuela que le solicitó el tirano Maduro, por la misma vía. La misiva está dirigida al «Señor» Maduro, evitando así el Vaticano dirigirse a él como «presidente».

En la misma, como informa la revista Vida Nueva, el Papa le recuerda que ha habido otros intentos «para tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana». «Desafortunadamente –añade–, todos fueron interrumpidos porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos. Y las palabras parecían deslegitimar las buenas intenciones que se habían escrito», recoge la carta a la que ha accedido en exclusiva Corriere della Sera.

El mensaje está muy alineado, esta vez, con los obispos venezolanos. Recientemente el Cardenal Porras señaló precisamente que ya Maduro lo pidió en el pasado y cuando el Vaticano lo intentó aquello no fue más que una «burla».

En las tres páginas, que concluyen con la firma de Francisco y está fechada el pasado 7 de febrero, el Santo Padre afirma haber estado siempre a favor de una mediación. Sin embargo, le transmitió que no respalda cualquier tipo de diálogo,porque «no se trata de un diálogo, sino de lo que ocurre cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común por encima de cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz».

Apoyo a los obispos del país

Francisco también ensalza la labor de los obispos venezolanos en su carta. Pues, han hecho un esfuerzo por resurgir de la crisis «de manera pacífica e institucional», a través de la negociación entre el gobierno de Maduro y la Mesa de Unidad Democrática.

Al mismo tiempo, le recuerda la carta enviada por Parolin el 1 de diciembre de 2016, en la que «la Santa Sede indicó claramente cuáles eran las condiciones para que el diálogo fuera posible». Para el Papa, esas condiciones y «otras que se han agregado como resultado de la evolución de la situación» son más necesarias que nunca. Y le recuerda la necesidad de «evitar cualquier forma de derramamiento de sangre»,como ya respondió a preguntas de los periodistas en el avión de vuelta a Roma desde Emiratos Árabes Unidos.

En la carta, Francisco concluye confesándole a Maduro que le «perturba profundamente la situación» y que está preocupado por «el sufrimiento del noble pueblo venezolano, que parece no tener fin».

(VN/InfoCatólica)