Reporte Católico Laico

/

Cardenal Osoro presidió la XIX Jornada Diocesana de Apostolado Seglar de Madrid

Cardenal Osoro presidió la XIX Jornada Diocesana de Apostolado Seglar de Madrid
El Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro Sierra, presidió el sábado pasado por la mañana en el Seminario Conciliar de Madrid, la XIX Jornada Diocesana de Apostolado Seglar de la Archidiócesis, convocada por el Director del Secretariado de Apostolado Seglar, D. Rafael Serrano Castro. Más de 150 personas de 42 movimientos y asociaciones participaron de los diversos actos.
Durante el día se hicieron presentes el obispo auxiliar Mons. José Cobo, el Vicario General, Mons.  Avelino Revilla Cuñado, los Vicarios Episcopales de la Vicaría V, Don Juan Pedro Gutiérrez Regueira y de la Vicaría VIII, P. Ángel Camino Lamelas, osa, el Director de la Comisión de seguimiento del Año Santo Mariano, D. Carlos Aguilar Grande, los Delegados episcopales de Laicos, Familia y Vida y de Juventud, José Barceló, María Bazal y Laura Moreno, el Secretario General de Manos Unidas, Ricardo Loy Madera, así como algunos miembros de la Comisión Permanente del Foro de Laicos de España.
La Jornada comenzó con la celebración de la Misa. La monición inicial fue leída por el Director del Secretariado de Apostolado Seglar, quien afirmó que: “nos disponemos a celebrar la Eucaristía con el deseo de que sea centro y fuente de nuestra XIX Jornada de Apostolado Seglar, porque tenemos la certeza de que no se puede ser santo sin un compromiso con la Justicia”.
El cardenal Osoro Sierra en la Homilía recordó que “el Señor nos invita a alcanzar la belleza más grande. En segundo lugar el Señor nos ve, como vio a Leví, y nosotros, cada uno, algo publicanos somos. Y el Señor hoy en esta Asamblea nos dice como al Levítico: sígueme. Esta mañana háganos un esfuerzo de dejar de lado todos los ‘mostradores’ que tenemos para vender lo nuestro, y escuchemos al Señor que nos dice: sígueme. Solo fijemos nuestros ojos en el Señor.
En tercer lugar el Señor nos pide que nos pongamos en camino, en misión. La casa de Leví, no es solo nuestra casa, es nuestra vida. El Señor os manda a la Misión y la casa vuestra es el mundo, como es, con las situaciones que se están dando en este mundo. Hay que entrar ahí, como Jesús que no tuvo miedo de entrar en este mundo, ni en la casa del otro”.
La ponencia principal estuvo a cargo del Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, D. Luis Manuel Romero Sánchez quien además de anunciar la realización del próximo Congreso Nacional sobre Laicos del año 2020, señaló que: “todos somos llamados a vivir la comunión y la sinodalidad. Trabajar no por oficinas sino con proyectos. Con una actitud de escucha fraterna. Es el talante para crecer en comunión. Es necesario trabajar juntos en la tarea de la Iglesia. La verdadera alegría es la del Evangelio. Un apóstol triste no es capaz de transmitir la alegría y la esperanza. El demonio siempre nos quiere robar esa esperanza y esa alegría. El Papa quiere una Iglesia misionera, con laicos de visión de futuro, que se atrevan a soñar. ¡Soñemos!”.
Después de la comida fraterna, Nieves Barrera, Ignacio Martín e Irene Pozo participaron de una Mesa Redonda en la cual relataron sus experiencias de Evangelización. Nieves Barrera dijo que “a Dios se le puede encontrar en el trabajo. Y yo lo he encontrado. Los cristianos en Tierra Santa son pocos y tienen muchas dificultades, pero son coherentes y viven con autenticidad su Fe. En Madrid hay cristianos que llegan de iglesias perseguidas y nos dan el testimonio como pocos. Y son un llamado a nuestra consciencia”. Nacho Martin reconoció que “estamos en un momento muy bueno pero falta arraigo, formación y constancia a los jóvenes. Y nos falta sentido de responsabilidad, generar consciencia en nosotros mismos. El testimonio debe ser en el día a día y de boca a boca. No me puedo quedar en ir solo a Misa los domingos”. Y la periodista Irene Pozo por su parte señaló que “como comunicadores cristianos tenemos que ser fieles a la verdad y al Evangelio, pero tenemos que ser conscientes de lo que es la verdad. He hecho de mi vida mi profesión y de mi profesión mi vida.
La sociedad va cambiando. La Iglesia no se puede quedar atrás. Necesitamos más presencia de los laicos en la Iglesia, más compromiso. Falta acompañamiento y falta más apoyo. Hay que trabajar mucho. Tenemos que adquirir compromisos”.
La Jornada fue clausurada por el Obispo auxiliar Mons. José Cobo quien felicitó a los participantes y los exhortó a presentar al Señor “todos nuestros trabajos para que acoja la siembra de hoy y siga iluminándonos para ser una Iglesia más unida, creando la sensibilidad de la importancia de trabajar en católico, es decir en comunión. Sigamos sembrando. Y os doy un consejo. Al salir de aquí comentad con otros lo vivido. Pero no solo comentad, sino que trasmitid a los demás lo vivido. Comunicad la Buena Nueva entusiasmando a otros”.
Tanto el ponente como los miembros de la Mesa Redonda, respondieron numerosas preguntas de los asistentes, que salieron con nuevos ánimos para continuar sus labores de Evangelización en Madrid.