Reporte Católico Laico

/

Contrafuegos cooperativos

Contrafuegos cooperativos

RCL les invita a leer a Roberto Fermón Bertossi.-

Oficialmente, 3,8% fue el índice de inflación que arrojó el mes de febrero pasado, configurando una inflación interanual cuyo guarismo alcanzó 51,3%, ratificando así la profundización de la crisis argentina.

A partir de las penurias sociales causadas por esa crisis, nuevamente emerge la predisposición del cooperativismo para contribuir a paliar sus consecuencias.

En efecto, ya a partir de la primera revolución industrial, el cooperativismo encarna un modo humano, fraterno y digno de afrontar crisis semejantes.

Al punto, cabe recordar aquí que el punto de partida efectivo del movimiento cooperativo se inicia el 24 de octubre de 1844 en Inglaterra cuando un grupo de 28 trabajadores (27 hombres y 1 mujer) de la industria textil de la ciudad de Rochdale que se habían quedado sin empleo, constituyeron una empresa que se llamó Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale, a la cual aportaron cada uno la cantidad de 28 peniques.

Desde sus comienzos, el cooperativismo cimentó sus actividades entre atemperar y liberar de hambrunas y desocupación hasta la satisfacción de necesidades básicas esenciales, lo cual caracterizó su compromiso e interés por la comunidad, constituyendo precisamente este último, el séptimo principio cooperativo vigente.

Consecuentemente y bregando mancomunadamente para mitigar y/o impedir que se propague esta crisis tan severa como parece, reluce impostergable promover y fomentar cooperativas que actúen de “cortafuegos” en materia de producción, de trabajo y de consumos responsables con el firme propósito de controlar en lo posible,  adversidades críticas que cotidiana e imparablemente atrapan, empobrecen y excluyen -de una u otra manera- a más conciudadanos. Pensamos en “contrafuegos cooperativos” para acotar y eliminar brechas tan gravosas e innecesarias entre productores, trabajadores y consumidores, a la postre los únicos actores esenciales e imprescindibles de toda cadena económicamente productiva pero paradójicamente, los más perjudicados en este critico escenario actual.

Según la Organización Internacional de Cooperativas en la Industria y los Servicios (Cicopa), en el mundo se verifica la reaparición del cooperativismo, principalmente en los campos de la provisión de alimentos para el consumo, de los servicios sociales como de la reintegración laboral.

 

Nosotros impulsamos un cooperativismo para la crisis en tanto y en cuanto puede resultar una respuesta eficaz a nuevas necesidades y carencias emergentes de los argentinos, respuesta solidaria enraizada en los valores y principios internacionalmente reconocidos a las cooperativas por la Declaración de Identidad Cooperativa y la Recomendación 193 del 2002 dispuesta por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la Promoción del Cooperativismo.

Entre los estándares mundiales señalados por esa organización para el cooperativismo, relucen como rasgo distintivo sus prácticas solidarias, las cuales suponen una misión de interés general como propósito primario, realizando la misma directamente mediante usos o consumos de bienes y servicios cooperativizados.

Aquí la acepción “interés general” implica que ellas pueden integrar, involucrar y beneficiar a grupos socialmente vulnerables, vg, desocupados, changarines urbanos y rurales, habitantes de la calle; sus grupos familiares y de pertenencia.

Precisamente en Córdoba, su Constitución proclama que la comunidad cordobesa se funda en la solidaridad (art. 35). Consecuentemente se pronuncia seguidamente afirmando que el Estado provincial fomenta y promueve la organización y desarrollo de cooperativas y mutuales, asegurándoles una adecuada asistencia, difusión y fiscalización que garantice su carácter y finalidades (Art. 36).

Concomitantemente ante esta crisis que nos abruma, activar cooperativismos para la crisis, será un modo inclusivo para acompañar y promover a personas que se encuentren en estado de vulnerabilidad, mediante un abordaje integral de su problemática con el propósito de contribuir a asegurarles un digno goce de sus derechos y una mejora en su calidad de vida.

 

 

Roberto Fermín Bertossi

Experto Coneau/Cooperativismo