Reporte Católico Laico

/

Periodistas de El Nacional reclaman su derecho al trabajo y a una remuneración justa

Periodistas de El Nacional reclaman su derecho al trabajo y a una remuneración justa

 Los trabajadores del diario El Nacional, afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), exigen al Ministerio del Trabajo que ordene a la representación patronal el cese del acoso y la persecución que en su contra iniciaron el 5 de febrero y que se mantiene al día de hoy.

De manera ilegal, la gerencia de El Nacional comunicó a un grupo de 30 trabajadores, todos ellos periodistas, su “decisión unilateral” de ejecutar un despido masivo de espaldas a la Inspectoría del Trabajo, violentando los derechos expresados en la Ley y en la Convención Colectiva vigente. Dijo en esa oportunidad que quien no cediera a su pretensión, sería dejado en el abandono en la sala de redacción y sin pauta de trabajo.

Desde entonces, la entidad de trabajo ha sido contumaz en su atropello y en su desconocimiento a los derechos este grupo de trabajadores, al que les quitó los beneficios contractuales, los sacó de su espacio físico de trabajo, lo separó de su tareas diarias y, más recientemente, lo chantajea y menosprecia para generar miedo y forzar que abandone sus justo reclamo.

Frente a estos atropellos, el 4 de abril pasado -asistidos por el SNTP- los trabajadores afectados introdujeron un amparo en la Inspectoría con el propósito de que sus derechos les sean restituidos. Sin embargo, y aunque es claro el contexto de inamovilidad, los mismos no han sido atendidos, mientras que el patrono aprovecha la omisión del Estado para debilitar y ocasionar mayor perjuicio económico y emocional al grupo afectado.

Luego de más de tres meses de iniciado el conflicto, el SNTP demanda de la Inspectoría del Trabajo su mediación para no continúe la situación de hostigamiento de los trabajadores, se les reconozca sus derechos y se respete la Contratación Colectiva; a los representantes de la Entidad de Trabajo, que paren en su intento obstinado de violentar el derecho a la estabilidad y a una remuneración justa.

(Caracas, 14/05/19).