Reporte Católico Laico

/

Venezuela y las cifras del dolor: 4 millones huyeron; 3 millones de niños urgen ayuda

Venezuela y las cifras del dolor: 4 millones huyeron; 3 millones de niños urgen ayuda

Las cifras de infantes afectados sirven de insumo a los pedidos internacionales de ayuda, no así el destino de los recursos. En las últimas horas, Japón donó 3,6 millones de dólares a Brasil; aunque los niños figuran como beneficiarios, no parecen ser la prioridad.

La crisis humanitaria venezolana no tiene precedentes. A diario salen del país más de tres mil personas en un intento desesperado por sobrevivir, según la Organización de Naciones Unidas (ONU). Mientras que su Fondo para la Infancia (Unicef) advierte que 3 millones de niños podrían morir literalmente de hambre, si no reciben ayuda inmediata.

Unos 3,3 millones de personas huyeron del caos en Venezuela desde finales del año  2015, incluyendo al millón que abandonó el país desde noviembre del 2018, según declaraciones del viernes del organismo internacional, el cual advirtió que ya se superó el umbral de 4 millones de criollos que salieron en masa en menos de cuatro años.

“El ritmo de salida de Venezuela ha sido asombroso”, sostuvo la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) por medio de un comunicado conjunto.

“Unos 695.000 a finales de 2015, la cantidad de refugiados y migrantes de Venezuela se ha disparado a más de 4 millones a mediados de 2019″, señalaron las instituciones en un texto al que tuvo acceso Aleteia.

Actualmente, Colombia acoge a 1,3 millones de ellos, seguido de Perú, con 768.000; Chile con 288.000; Ecuador con 263.000; Argentina con 130.000; y Brasil con 168.000.

Las cifras “son alarmantes y resaltan la necesidad urgente de apoyar a las comunidades de acogida en los países receptores”, señaló el representante especial de Acnur-OIM para refugiados y migrantes venezolanos, Eduardo Stein, quien considera que los países de América Latina y el Caribe están “haciendo su parte para responder a esta crisis sin precedentes”.

Video insertado

Acnur/Unhcr Américas

@ACNURamericas

La cifra de refugiados y migrantes de llega a los cuatro millones.

A nivel mundial, los venezolanos son ya uno de los grupos de población más grandes desplazados de su país.

Plan de Ayuda no tiene fondos suficientes

En diciembre de 2018 lanzaron un plan regional con el cual aseguran se puede brindar asistencia a 2,2 millones de venezolanos en los países receptores y a 580.000 personas en comunidades de acogida en 16 países. Sin embargo, se quejan de falta de recursos, pues según sus cuentas la ayuda internacional sólo permite cubrir el 21% del monto.

La ONU calcula que a finales de 2019 la cifra de migrantes venezolanos podría superar los 5,3 millones de personas. Pero además alerta que uno de cada tres niños venezolanos urgen ayuda en nutrición, salud y educación.

Los infantes venezolanos “requieren urgentemente asistencia nutricional” insistió la Unicef al reiterar su pedido de recursos adicionales para reforzar sus actividades en el país, en un nuevo intento por mejorar su presupuesto, supuestamente destinado a la atención de los menores de edad.

En la nación sudamericana hay unos diez millones de niños. De esta cifra, al menos 3,2 millones requieren asistencia básica, así como medidas de protección que ayuden a evitar que ante la escalada cada vez mayor de la crisis humanitaria se conviertan en nuevas “víctimas de abuso y explotación”.

Deserción escolar supera los 750 mil niños

De acuerdo con los datos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la profundización de la crisis humanitaria compleja habría tenido como consecuencia directa el abandono del sistema escolar público de más de 750 mil niños y adolescentes.

“Nos preocupa que la situación actual ha reducido el acceso a servicios esenciales y aumentado su vulnerabilidad, provocando que se pierdan años de progreso”, señaló desde Ginebra el portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christophe Boulierac, según recoge la agencia de noticias EFE.

“Está claro que hay que aumentar nuestras actividades”, dijo el funcionario tras lamentar que el principal obstáculo es la insuficiencia de recursos financieros.

El portavoz consideró impostergable la necesidad de “vacunar a más niños, protegerlos de enfermedades infecciosas y apoyar su nutrición”, al enumerar algunas de las áreas en las cuales los niños venezolanos sufren grandes dificultades.

Cáritas en Venezuela

Alianza tácita entre Unicef y Cáritas por la vida

A diferencia de otros organismos o de instituciones como la red social de la Iglesia Católica, Cáritas, Unicef trabaja en Venezuela “sin dificultades de acceso”.

No en vano, en el pasado reciente han establecidos alianzas tácitas para salvar vidas, como la inusual gestión para el ingreso de vacunas que permitan luchar contra la malaria tras el inédito incremento de casos en el último lustro. Casos que de forma densa y documentada denunció Aleteia y constató posteriormente la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que diezmaron las poblaciones indígenas (yukpas y barí) en Zulia, alcanzando cifras inéditas en el continente.

“Somos libres de trabajar pero tenemos limitaciones que están más que todo relacionadas con los fondos de los que disponemos”, explicó el funcionario, cuyo organismo ya urgió a quintuplicar su presupuesto con la argumentación, entre otras, de atender a la niñez en las fronteras venezolanas.

Durante lo que va de 2019, la Unicef ha organizado la entrada de más de 50 toneladas de ayuda para Venezuela, constituida principalmente por suministros médicos -incluidos material de obstetricia, antibióticos y tratamientos contra la malaria paludismo- los cuales habrían sido distribuidos en unos 25 hospitales de la nación sudamericana.

Se duplicó la mortalidad infantil en Venezuela

En el último año, la ayuda humanitaria facilitada por el organismo de la ONU ha totalizado 200 toneladas a beneficio de muchas de las familias venezolanas que sufren la peor crisis humanitaria compleja de su historia.

Unicef admite que no se cuenta con datos totalmente confiables acerca de la situación social en Venezuela, pero organizaciones internacionales han determinado que la mortalidad de niños menores de cinco años -al menos- se ha duplicado, pasando de 14 por cada 1.000 nacidos vivos entre 2010-2011, a 31 por cada 1.000 nacidos vivos en 2017.

En las últimas semanas también se multiplicaron los aportes desde diversas naciones, aunque no siempre queda claro el destino final de los mismos ni las prioridades, a pesar de que la mayor parte de las veces las peticiones incluyen cifras de infantes y adolescentes en riesgo.

Niños con hambre en Venezuela: 

Ayuda millonaria de Japón para venezolanos en Brasil

Encargado de proteger a refugiados y desplazados; así como de promover soluciones duraderas a su situación, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) difundió esta semana un comunicado en el cual anuncia la recepción de dinero donado por el Gobierno japonés para atender a venezolanos en Brasil.

La donación de 3,6 millones de dólares cedidos por la administración nipona tendría por objetivo colaborar con la asistencia a los venezolanos que han huido de la crisis en su país y buscado refugio en Brasil, de acuerdo con fuentes oficiales.

El acuerdo que formaliza el millonario donativo fue firmado en Brasilia por personal de la Embajada japonesa y representantes del Sistema ONU, el cual recibirá en las próximas horas los fondos para su distribución entre las agencias del organismo que participan en la ayuda a los migrantes.

Según la información oficial, se espera que el donativo “ayude a fortalecer el apoyo de las agencias de las Naciones Unidas a la respuesta dada por el Gobierno brasileño en la acogida, la asistencia y la protección” de los venezolanos.

Sin embargo, la nota del organismo detalla que los fondos se destinarán “sobre todo” a tareas destinadas “a la identificación y documentación de los venezolanos y a reforzar los servicios de ayuda psicológica, social y sanitaria”. Aunque, no obstante, también asegura que apoyarán “iniciativas para garantizar la debida protección a los niños que han llegado a Brasil con sus padres”.

Carlos Zapata/Aleteia Venezuela | Jun 09, 2019