Multitud de fieles celebraron los 367 años de la Aparición de Nuestra Señora de Coromoto Patrona de Venezuela

Con júbilo y alegría, el pueblo mariano de Venezuela celebró los 367 años de la Aparición de la Virgen de Coromoto en Guanare. Peregrinos provenientes de diferentes estados del país, llegaron al sitio en el que el 8 de septiembre de 1652, a las 8:00 pm aproximadamente, se apareció la “Bella Señora” al cacique de la Tribu de los Cospes, lugar en el que hoy se encuentra la Basílica Menor Santuario Nacional a Nuestra Señora de Coromoto, en la Diócesis de Guanare.

A las 11 de la mañana del domingo 8 de septiembre de 2019, en medio aplausos y cantos, entró la sagrada imagen de Nuestra Señora de Coromoto en brazos de algunos indígenas de las Tribus de los Cospes de Tostós del estado Trujillo, y de Chachopo de Mérida, a la Basílica en honor a la Patrona de Venezuela. La imagen de la Virgen de Coromoto llegó en compañía de miles de devotos que recorrieron más de 5 kilómetros caminando, desde la Quebrada de la Virgen hasta el sitio de la aparición, siendo recibidos por Mons. José de La Trinidad Valera Angulo, Obispo de la Diócesis de Guanare, junto al clero diocesano e invitados especiales.

Durante la homilía de la Santa Misa, celebrada en honor a los 367 años de la aparición de Nuestra Señora de Coromoto, Mons. Valera Angulo exhortó a los presentes a aprender de las lecciones que enseña la historia de la patria, para vivir y actuar con rectitud, respetando a Dios y al prójimo. De manera especial, invitó a los ciudadanos, a reclamar y luchar para vivir dignamente y en libertad, como corresponde a todo ciudadano. Recalcó que, siendo nativos de Venezuela, “no estamos pidiendo prestado; el venezolano no tiene espíritu de esclavo y la Santísima Virgen nos va a escuchar».

Aunado a lo anterior, el prelado manifestó que «estamos de fiesta en un país de dificultad; hoy venimos a buscar a nuestra Madre, María de Coromoto, para que, así como ella acompañó a su hijo injustamente tratado, nos siga acompañando. En este momento clamamos ante ella para que interceda ante Dios por todos nosotros y por tantos que han dejado su vida y su país, buscando la libertad y mejores caminos”.