Sínodo de la Amazonía: Remando en la misma canoa

Superados los primeros días de reuniones en el Sínodo de la Amazonía que se desarrolla en Roma, los obispos, misioneras e indígenas que llevan la voz del Perú realizan un primer y satisfactorio balance. Aseguran que se vive un clima de encuentro y total libertad.

Ciudad del Vaticano, 10 de octubre de 2019En el Sínodo Especial de Obispos para la región amazónica reina un clima de entendimiento y libertad donde, usando la metáfora, todos están en la misma canoa y se discierne cuáles serán los caminos a emprender para remar todos a una.

Desde Roma, hemos recogido algunas de esas impresiones y pareceres de gran parte de los representantes peruanos. Obispos, misioneras e indígenas coinciden en varios puntos y nos brindan una panorámica general luego de tres días de intensas reuniones.

_______________

Mons. Gerardo Zerdín, obispo del Vicariato Apostólico de San Ramón: “Cuando hablamos de laicos o laicas, en la práctica, siempre son más las mujeres. Tal como nosotros tenemos que encontrar nuestro lugar, ellas también. No podemos aspirar al poder, eso no está bien ni para varones ni para mujeres. Como discípulos del Señor debemos saber encontrar nuestra real posición. No es una lucha”.

Hna. Nelly Sempértegui, auditora y misionera en el Vicariato Apostólico de Jaén: “Sigo agradeciendo al Señor por todo este acontecimiento. Para mí sigue siendo un kairós, se siente que el espíritu está actuando. El sentido y la actitud de escucha prevalece en estas asambleas. El papel de la mujer está muy presente y está siendo reconocida la presencia realmente femenina”.

Mons. Alfredo Vizcarra, obispo del Vicariato Apostólico de Jaén: “Fue impresionante salir de la Basílica San Pedro el día lunes, se vio de pleno a la iglesia de la Amazonía presente, con sus particularidades. El Papa se sintió muy a gusto en ese recorrido. Es algo que está marcando la característica de este Sínodo, la intención y búsqueda por expresar la identidad”.

Yésica Patiachi, lideresa indígena del pueblo Harakbut y auditora: “En estos días vamos a participar y hacer que nuestra voz se escuche para que, así, podamos ayudar a que si quedan dudas sobre, por ejemplo, la preservación de la Amazonía nosotros podamos ayudar a reforzar, a que los padres sinodales puedan aterrizar y que al final del Sínodo todos estemos satisfechos”.

Mons. Pedro Barreto, Cardenal-Arzobispo de Huancayo: “Nunca antes había habido una presencia real, física, dentro y fuera del Sínodo de hermanos y hermanas indígenas amazónicos. Al inicio del Sínodo tuve el privilegio de estar cerca del Papa rodeados de indígenas amazónicos que estaban felices, caminando juntos con el Papa, es algo único e increíble. Gestos como este nos llenan de ilusión y de esperanza”.

Mons. Jesús María Aristin, Administrador Apostólico del Vicariato de Yurimaguas: “Han sido días muy intensos y muy participados, ha habido una lluvia de ideas muy amplia. Me ha llamado la atención la libertad que hay en quienes van interviniendo. El ambiente es muy constructivo y con mucha esperanza. Esperemos que este Sínodo sirva para defender la Amazonía y ser auténticos evangelizadores en la Amazonía”.

Mons. Miguel Cabrejos, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana: “Es un ambiente maravilloso, todos se expresan libremente, el Papa está presente, escucha. Es un gran ejercicio de escuchar, esto nos va a servir muchísimo para la segunda etapa de los círculos menores, por grupos. Es una experiencia maravillosa, sinodal, de caminar juntos y escuchar a todos”.

Mons. David Martínez de Aguirre, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado: “Uno tiene una sensación de que lo que se están compartiendo son los ecos de una iglesia, unos pueblos con esperanzas y sufrimientos. Y la ilusión de ser una iglesia que quiere responder al grito de la tierra y de los pobres. Es bonito, a la par que triste, escuchar que en todos los lugares de la Amazonía tenemos un mismo vibrar, un mismo sentir. La sensación de estar todos en una y tener una fuerza muy potente, de una iglesia amazónica que quiere responder a sus pueblos”.

Del Perú están participando dos indígenas como auditores, Yésica Patiachi y Delio Siticonzti. Foto: Beatriz GarcíaDel Perú están participando dos indígenas como auditores, Yésica Patiachi y Delio Siticonzti. Foto: Beatriz García

Delio Siticonatzi, líder indígena del pueblo asháninka y auditor: “Se está viendo cómo atender a todos, cómo poder brindar una ayuda total en lo espiritual y en lo material. También sobre cómo frenar el extractivismo y sobre el importante el rol de la mujer en la Amazonía, se está profundizando en eso y más temas”.

Mons. Martín Quijano, obispo del Vicariato Apostólico de Pucallpa: “Es un bonito encuentro de obispos, laicos, donde hay la oportunidad de exponer las ideas libremente, exponer sin miedo. Se está viviendo un momento grande y de mucha bendición del Espíritu Santo, los pueblos de la Amazonía están siendo muy bien representados por sus obispos y por sus representantes indígenas”.

Hna. Zully Rojas, misionera dominica en el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado: “Creo que caminar en sinodalidad está siendo una experiencia real, somos en la iglesia una pluralidad de opiniones, pero estamos contentos. Se están abriendo caminos. En concreto a las mujeres se nos está dando la palabra siempre que se requiere”.

Mons. Juan Bautista Oliver, obispo del Vicariato Apostólico de Requena: “Hay que concientizar a toda la Iglesia peruana para que se implique en las zonas más alejadas y más desatendidas tanto por el Gobierno como por parte nuestra Iglesia. Debería haber un mayor interés y acercamiento de toda la Conferencia Episcopal por los lugares donde nosotros vivimos”.

 Beatriz García – CAAAP

Comentario P. Ferro sj

https://www.jesuitas.co/23467.html?fbclid=IwAR3IE_9UlAEn4tsE-gQxRzRIsptdEWSBd3RE5INrEScSfLkgaxv13fO_y7E