Carta de José Curiel a la Conferencia Episcopal Venezolana

Excelentísimo Monseñor Diego Padrón

Y demás obispos, miembros de la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana.

Caracas.-

Reciban nuestro respetuoso saludo en la oportunidad de plantearles nuestra gran preocupación por la actual situación de la población venezolana. Como todos podemos constatar, está sufriendo un acelerado empobrecimiento producto de una política equivocada del régimen que gobierna a Venezuela desde hace 18 años, que ha ido destruyendo progresivamente las fuentes de producción públicas y privadas del país. Esto ha conducido a una terrible escasez y a un creciente desempleo. De continuar esta situación se incrementará en forma nunca vista la desnutrición, las enfermedades y las muertes, especialmente en los sectores más pobres, los niños y las personas de tercera edad. Muy posiblemente se generará una lucha entre la gente por los alimentos y un caos incontrolable, ya que la escasez aumentará porque la producción nacional será altamente deficitaria este año y no hay recursos para importar.

Como seres humanos, como cristianos y como venezolanos no podemos estar en paz con nuestra conciencia frente a esta gravísima situación. Por eso nos permitimos exigir que promovamos una muy intensa campaña a nivel nacional e internacional para garantizar la pronta llegada de una ayuda humanitaria así como un cambio de política económica del régimen que permita impulsar la producción nacional de alimentos. Más allá de cualquier consideración política, está la vida de nuestra gente.

Atentamente

José Curiel R.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*