17 de noviembre de 2019: III Jornada Mundial de los Pobres

Hoy, 17 de noviembre de 2019, la Iglesia celebra por tercera vez la Jornada Mundial de los Pobres, con el lema “La esperanza de los pobres nunca se frustrará” (Sal 9,19), con la finalidad de redescubrir el valor de estar junto a los más vulnerables y promover que cada cristiano sea signo de esperanza para los desfavorecidos, con gestos de caridad, acompañamiento y servicio.

Esta convocatoria nació de un deseo espontáneo del Papa Francisco el 13 de noviembre de 2016, en la clausura del Año de la Misericordia, cuando se celebraba el jubileo en la Basílica de San Pedro, y el Sumo Pontífice expresó que quisiera celebrar, cada año, una jornada especial a favor de los marginados.

La Jornada Mundial de los Pobres se lleva a cabo el último domingo del tiempo ordinario, previo a la Solemnidad de Cristo Rey, y el mensaje del Papa Francisco para cada jornada, se da a conocer, todos los años, el 13 de junio, en el marco de la festividad de San Antonio de Padua. En esta oportunidad, las palabras del Vicario de Cristo se centran en la virtud de la esperanza, y en el compromiso de todos los cristianos, de participar activamente en la atención de los pobres, como parte de la misión encomendada por Jesús.