Los desafíos del viaje del Papa a Japón, según el laico Shintaro Yuzawa

Una visita bajo el signo de la paz.

“El tema oficial de la visita del Papa a Japón es “Proteger toda vida”, una cita de su “oración cristiana en unión con la Creación” al final de su encíclica Laudato Si’“, explica Shintaro Yuzawa, japonés, laico, casado y jefe de la Capellanía Católica Japonesa en París.

El católico japonés aceptó amablemente presentar los diferentes puntos que se desprenden del tema principal para cada etapa del viaje del Papa Francisco a Japón (23-26 de noviembre de 2019): desarme nuclear, pena de muerte, protección del medio ambiente, reconciliación, encuentro con el nuevo emperador, y con los católicos japoneses…

zenit: ¿En torno al tema de la protección de la vida, la visita del Papa Francisco incluirá un llamamiento a la abolición de las armas nucleares?

Shintaro Yuzawa: Sí, y más en general, una llamada a abrir los ojos al sufrimiento causado por la guerra. Este es el sentido de su visita a Hiroshima y Nagasaki. La imagen del niño de Nagasaki llevando a su hermano pequeño es el símbolo de esto: el Papa Francisco la había elegido para expresar sus deseos de paz para el año nuevo 2018. Nagasaki es también la tierra de los cristianos ocultos, y el Papa rendirá homenaje a los 26 mártires que fueron crucificados en Nagasaki el 5 de febrero de 1597. La actualidad del significado de los mártires que murieron para que hubiera vida es importante.

El tema del compromiso contra las armas nucleares es muy relevante para los japoneses no cristianos: las víctimas anónimas de los bombardeos atómicos han testificado por su dignidad que la humanidad no puede ser destruida por la locura de la guerra.

zenit: ¿Parece que el Papa también tiene en su corazón la abolición de la pena de muerte?

Shintaro Yuzawa: En Japón, hubo 17 ejecuciones capitales entre 2018 y 2019, 13 de las cuales fueron llevadas a cabo por miembros de la secta AUM SHINRIKYO (responsable del ataque con gas sarín que mató a 13 personas en 1995). El Papa se reunirá con un preso condenado a muerte, Iwao Hakamada, un católico que lleva más de 50 años reivindicando su inocencia y que está a la espera de una revisión de su juicio.

zenit: El recuerdo del terrible accidente nuclear de Fukushima permanece en la mente de todos, en Japón y más allá: también estará presente…

Shintaro Yuzawa: La protección del medio ambiente también estará en el centro del viaje. Para proteger toda la vida, también debemos proteger la tierra que es “nuestro hogar común”. En Japón, el medio ambiente está amenazado por desastres naturales, pero también por la acción humana. El Papa se reunirá con las víctimas del gran cataclismo del 11 de marzo de 2011, que causó 20.000 muertos pero también el accidente nuclear de la central nuclear de Fukushima Daiichi.

zenit: La famosa tarjeta de felicitación de 2018 llevaba la leyenda: “el fruto de la guerra”. ¿Cuáles son las condiciones para una paz duradera?

Shintaro Yuzawa: El tema del perdón y la reconciliación es realmente importante para construir la paz con nuestros países vecinos, pero persisten las tensiones, principalmente debido a la divergencia en la cuestión de la responsabilidad por los actos cometidos por el Estado japonés (compensación para las mujeres de solaz, trabajos forzados durante la ocupación japonesa). La cuestión se ha vuelto delicada debido a la posición nacionalista del Primer Ministro Shinzo Abé, cuyo partido está pidiendo una revisión de la Constitución japonesa, en particular del artículo 9, el artículo pacifista.

zenit: El Papa Francisco dirigió sus felicitaciones al nuevo emperador Naruhito y estaba deseoso de ser representado -por el cardenal Francesco Monterisi- en su entronización en Tokio el 22 de octubre. Se reunirá con el emperador el 25 de noviembre. ¿Una oportunidad para fomentar las relaciones con el cristianismo? 

Shintaro Yuzawa: La relación del cristianismo con la familia imperial es compleja. Oficialmente, el emperador es el sacerdote supremo del sintoísmo, descendiente de Amaterasu, diosa del Sol. Sin embargo, el emperador emérito tenía a un cuáquero americano como su tutor. La nueva emperatriz y la emperatriz emérita vinieron de universidades católicas. Se cree que la posición pacifista del emperador se debe a la influencia del cristianismo en la familia imperial. Por eso esperamos que el encuentro del Papa con el emperador, y también con el primer ministro Shinzô Abé, pueda ayudar a aliviar la tensión con nuestros países vecinos.

zenit: Francisco es el segundo pontífice que visita su nación. ¿Qué se puede esperar como fruto para la comunidad católica? 

Shintaro Yuzawa: Dar un nuevo impulso a la vida de la Iglesia en Japón. La anterior visita del Papa Juan Pablo II en 1981 dio gran entusiasmo a los católicos en Japón, y generó un gran número de vocaciones entre sacerdotes y religiosos. El Papa Francisco se reunirá con los jóvenes en la Catedral de Tokio. Esperamos que el encuentro con el Papa y los jóvenes dé un nuevo impulso a la Iglesia de Japón, cuyo número de miembros japoneses está estancado y envejeciendo. El mayor desafío para la Iglesia de Japón: la mayoría de los católicos en Japón son extranjeros, los trabajadores inmigrantes de los países católicos – Filipinas, Brasil, y especialmente Vietnam – rejuvenecen la Iglesia que envejece. La acogida a los extranjeros es una oportunidad para la Iglesia, pero es necesaria la tolerancia mutua. Para preparar el futuro de la Iglesia, es importante la presencia de jóvenes abiertos a la diversidad cultural.