Uricao: Descubre un paraíso protegido por Santa Clara de Asís

Macky Arenas: Esta bahía de aguas limpias en Venezuela es además la cuna de la beata María de San José, un sitio también hermoso para correr olas y bailar tambores.

Si hay un lugar donde conocer la humildad de un hermoso pueblo que lucha por mostrar su mejor cara a los turistas, ese es la bahía de Uricao. Muy cerca de Caracas, en Venezuela, pero lo suficientemente lejos como para que el relax sea total.El oleaje de la zona es un poco fuerte en bote pero sus playas son tranquilas. Excelente para aquellos que aman correr olas o jugar con ellas. La temperatura del agua es cálida, por lo que los europeos se vuelven locos allí. En general es una playa bastante limpia porque no tiene salida de río ni habitantes.

Cocoteros y uveros en un mar transparente

Playa Uricao es una paradisíaca bahía llana de 650 metros de ancho y 20 de costa. La arena es blanca y el mar es transparente, de color turquesa. Sus numerosos cocoteros y uveros conforman un paisaje ideal para pasar un agradable día. Uricao ofrece la mejor topografía de todas las playas del oeste de Aragua, pero no cuenta con infraestructuras turísticas, aunque es posible acampar.

En realidad, ofrece todo: playas como una piscina y otras con oleaje encrespado. Pero es una playa pintoresca y tranquila ideal para alejarse un poco del bullicio a unos 20 minutos en lancha desde el malecón.

Hacia el centro hay una especie de pequeña barrera de piedras que hace un rompeolas natural y forma una piscinita. Luego, puede tener mucho oleaje y resaca y en la parte central de la playa hay rocas donde se hace corriente fuerte.

Tal vez la privacidad es uno de los grandes atractivos de Uricao.

 

CHORONI

Shutterstock | Paolo Costa

A veinte minutos de Puerto Colombia

La Parroquia urbana Choroní-Puerto Colombia es una división-político administrativa venezolana, se encuentra ubicada en el Municipio Girardot, Estado Aragua, Venezuela y posee una población aproximada de 5 mil habitantes. La parroquia es parte del centro del municipio e incluye parte del bocosos y emblemático Parque nacional Henri Pittier y la costa norte del Estado.

La Parroquia Choroní es la principal zona turística del municipio Girardot. En particular Puerto Colombia es el área de la parroquia donde se desarrolla la actividad turística. Allí se ubica el Malecón, principal embarcadero de la mayoría de los pobladores pesqueros y de donde se parte hacia otras comunidades sin acceso vial, tales como los pueblos de Chuao, Cepe y Tuja, además puedes visitar las otras playas cercanas como Uricao, Aroa, El Diario y Valle Seco.

Una Joya entre rocas

Estos pueblos no se limitan por sus calles, casas, ríos y hermosas playas. Los nativos dan su toque e irradian el calor que invita a los temporadistas a compartir en estas tierras aragüeñas, pues de aquí surge una serie de manifestaciones culturales, como el ardiente ritmo del tambor, que ha llevado a miles de personas a “moverse” para poder imitar el contagioso baile negro que excelentemente realizan los pobladores de esta localidad.

Precisamente en las noches, existen opciones para la rumba en Choroní, desde una caliente sesión de tambores tradicionales en el malecón hasta locales con capacidad para más de 200 personas al aire libre. Estas y otras opciones para distraerse hacen de este lugar y sitio lleno de magia, cultura e historia digno de conocer.

Choroní es una auténtica joya caribeña ubicada al norte del estado Aragua que ofrece la magia de un pueblito colonial y mucha fiesta al aire libre a cargo de los lugareños que tocan tambores en la playa durante las noches.

Según testimonios de sus visitantes, este pueblo es conocido en diversas partes del mundo no sólo por sus deslumbrantes paisajes; también por la calidez de su gente, la fogosidad que imprimen sus habitantes y lo hacen notar durante las festividades, su religiosidad y los innumerables sitios históricos emblemáticos haciendo de Choroní un lugar paradisíaco.

 

Decir Choroní es hablar el lenguaje de “los cueros”

“Cueros” se llama a los tambores que resuenan constantemente en la zona, llena de turistas y cuna de afrodescendientes cuyo ritmo hipnotiza en invita a moverse. Son famosas las fiestas de San Juan Bautista, evento que atrae una gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros que se reúnen para bailar danzas típicas en homenaje al santo, dando origen a ritmos de tambor tales como los Toques, Fulías, Parrandas y Repiques que hacen de Choroní un alegre rincón natural, que acoge y encanta.

Y si hablamos de comida, los aguacates y camarones, arepitas dulces, arroz con camarones y coco, buñuelos de yuca, cangrejos en salsa, dulce de lechoza, jurel con perejil, mermelada de guayaba y polvorosas, todo es un deleite al paladar. Y sabe mejor al lado de la playa.

Santa Clara de Asís y la beata María de San José velan por el pueblo

En la zona hay muy buena artesanía. En torno a la Plaza Bolívar del pueblo puedes visitar la Iglesia de Santa Clara de Asís y el convento donde la beata Madre María de San José se inició en su mundo místico. Allí se puede entrar a un pequeño museo o rezar en la capilla construida en su nombre.

Al otro lado están las imponentes casas de los Ribas, los Vaamonde y los Sosa, familiares descendientes de los que fueron renombradas familias en tiempos de la colonia.

Desde Caracas son casi tres horas de camino por la Autopista Regional del Centro horas y es mejor ir con calma porque, ojo!, la carretera tiene muchas y peligrosas curvas.

Cada vez que llega un fin de semana, este pueblo se convierte en el preferido de los visitantes, por sus impactantes playas. Una de ellas es Playa Grande; la cual es más popular de la región y la más visitada por los temporadistas, nativos….y surfistas que se dan cita fija en el lugar.

Macky Arenas/Aleteia Venezuela | Nov 05, 2019