Card Parolin: solución interna, pacífica y democrática para Venezuela

En el Simposio “Pedagogía de la santidad”, organizado por la Fundación Acción católica Escuela de Santidad “Pío XI”, el cardenal Secretario de Estado vaticano habló con los periodistas sobre la crisis social, política y económica venezolana. El purpurado explicó como la santidad es anuncio siempre actual de esperanza para dirigir al mundo.

Una «solución interna, pacífica y democrática que vea la disponibilidad de todos» de «hablar con los demás» y de ayudar concretamente a la población, para salir de una realidad de «dificultad» que perdura desde hace demasiado tiempo. Es el deseo expresado por el Secretario de Estado vaticano, el Cardenal Pietro Parolin para Venezuela,  hablando en Roma en el Simposio Internacional «Pedagogía de la Santidad – Un desafío universal para los fieles laicos», en presencia del Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas. Sobre el tema de la crisis social, política y económica en Venezuela, el Cardenal Parolin – que fue nuncio apostólico en Caracas hasta 2013 – señaló cómo los problemas hoy continúan y las incógnitas sobre las perspectivas de futuro permanecen.

Anuncio de esperanza

En el acto organizado por la Fundación Acción Católica «Escuela de Santidad Pío XI», en colaboración con la Secretaría del Foro Internacional de Acción Católica, el Secretario de Estado vaticano pronunció un discurso centrado en la santidad como «un anuncio siempre presente de esperanza para el mundo». Esa, dijo,  es la atracción de la cual «en particular los jóvenes tienen necesidad», que esperan, «hoy más que nunca», testigos y «no maestros», hermanos y hermanas «atractivos y felices» que los estimulan «con el ejemplo y no con sermones, para que la presencia y el mensaje de Jesús intercepten los sueños de belleza que llevan en sus corazones», en un contexto en el que «la vertiginosa velocidad exterior corresponde a una creciente fragilidad interior». La santidad, añadió, es «la obra libre e incondicional del Espíritu Santo, que se derrama sobre el cuerpo eclesiástico y sobre el individuo»: supone una «acogida y colaboración activa de nuestra parte», como en todas las dinámicas «salvíficas», «donde Dios no hace nada imponiéndose, sino siempre y sólo proponiéndose y responsabilizándonos».

En el camino

Solicitado por los periodistas sobre las polémicas mediáticas que recientemente también han afectado a la Iglesia, el Cardenal Parolin instó a prestar atención a la «interpretación que se da», cuando se quiere a la Iglesia como «un lugar donde si enfrentan las más diversas facciones, donde hay grupos de presión, grupos de poder, cordadas». «En la Iglesia», añadió, «hay de todo, porque también en la Iglesia hay pecado y de esto debemos convertirnos cada día. No quiero decir por lo tanto – especificó – que ya estamos en el reino de Dios realizado: estamos en camino. Pero reducirse a estas categorías me parece mortificante de la realidad de la Iglesia y leer sólo desde ese punto de vista no hace hacer ver realmente lo que es la Iglesia. La invitación es ir un poco más allá de estos criterios y de estas categorías y a ver en cambio cuánto bien y positivo se está haciendo en la Iglesia cuando, a pesar de la dificultad que existe en toda relación humana, se está construyendo a favor de las personas y del mundo de hoy».

El cardenal Porras Cardozo y Mariella Enoc

Por su parte, el cardenal Porras Cardozo, presidente de la Fundación Acción Católica «Escuela de Santidad Pío XI», se detuvo en la pregunta: «¿Cómo hacerse santos en la vida cotidiana? La historia», dijo, «nos enseña que «en todos los tiempos y lugares» existieron creyentes que con sus vidas han dado testimonio de la presencia de Dios en los pequeños gestos de la vida cotidiana. De ahí la exhortación a recibir tal testimonio «para que más y más fieles laicos puedan resaltar la grandeza del Evangelio». Para compartir con los presentes su experiencia de «laica cristiana» al servicio del bien común estaba Mariella Enoc, presidenta del Hospital Infantil Bambino Gesù, quien invitó a ser «laicos en salida, laicos de la calle», según las enseñanzas del Papa Francisco.

Giada Aquilino – Ciudad del Vaticano/Vatican News