Sacerdotes de Táchira imparten la bendición con el Santísimo Sacramento

Los sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal impartieron este pasado domingo, 22 de marzo de 2020 al medio día, la bendición con el Santísimo Sacramento a los fieles que permanecen en sus hogares debido a la cuarentena de prevención ante el coronavirus. Mientras sonaban las campanas de los templos como signo de la comunión en la oración y la presencia de Dios en medio de su pueblo.

Así lo han comunicado desde la propia Diócesis de San Cristóbal, hoy 23 de marzo de 2020, a través de una nota.

El obispo de San Cristóbal, Mons. Mario Moronta, impartió la bendición desde el atrio de la catedral de San Cristóbal. También se hizo una breve procesión hasta el Viaducto Viejo para, desde allí, bendecir hacia los cuatro puntos cardinales.

Gente de fe                

“Somos gente de fe y estamos seguros de que Dios escucha nuestra oración. Por eso hemos caminado con el Santísimo para bendecir”, dijo el prelado.

Al concluir el rito de la bendición, el obispo hizo la oración de la Plegaria al Santo Cristo de La Grita: “Por tu Sangre Redentora mediante la cual has conseguido convertirnos en hijos de tu Padre y con la permanente asistencia del Espíritu Consolador, haz que pronto seamos liberados de la pandemia que azota a nuestra región, a nuestra patria y al mundo”.

Santo Cristo de La Grita

Monseñor Mario Moronta exhortó, en un comunicado del pasado 16 de marzo de 2020, hacer un voto a Santo Cristo de La Grita, pidiéndole “que nos proteja y libre en el Táchira, Venezuela y el mundo de la pandemia del coronavirus”.

“Ese voto hecho con fe y oración permanente consistirá en la adoración diaria al Santísimo Sacramento en nuestras comunidades eclesiales durante un mes y la peregrinación misionera y evangelizadora de la “réplica” del Santo Cristo por todas nuestras parroquias a partir de la fecha que se indicará.

“Quédate en casa”

“Culminaremos con una celebración eucarística donde participen los católicos y personas de buena voluntad. Desde ahora hagamos esa oración a nuestro autentico y verdadero protector, el Santo Cristo de La Grita. Hagámoslo contando con la maternal intercesión de María del Táchira, Nuestra Señora de la Consolación”, continuó.

Finalmente, el obispo reiteró el llamado a cumplir con la cuarentana: “Quédate en casa”, dijo monseñor Moronta. Indicando que debe ser un gesto de responsabilidad de cada ciudadano pensando en el bien común.

(zenit – 23 marzo 2020).-