Venezuela y el descubrimiento de jeroglíficos en Falcón

Sin fecha definida aún, son 17 y representan animales y aves

En realidad, el hallazgo se hizo en febrero pasado pero, responsablemente, esperaron hasta estos días de septiembre para hacerlo público. Es un equipo de experiencia pues al frente se encuentran especialistas que asistieron al famoso  y ya fallecido arqueólogo José María Cruxent.Es una novedad pues en Venezuela solo se había reportado el año 1948 un yacimiento de geoglifos en el estado Carabobo.

Sabemos que los geoglifos son dibujos realizados en el suelo o en laderas, entre otros. Entre las más llamativas de las placas está un morrocoy, una cota o loro falconiano, un pez y figuras fitomorphas verticales que asemejan árboles.

Se trata de un territorio esparcido a lo largo de tres municipios al occidente del estado Falcón. Al frente se encuentra el arqueólogo larense –Lara, el estado contiguo- Felipe Torrealba, quien además explica que “son dibujos realizados en suelos y laderas”. Explicó que “entre las técnicas para su elaboración, consiste en quitar extractos de la superficie y así dejar libre las partes más claras con menor oxidación, y otra es colocar piedras para dar forma a las figuras”.

Zona muy rica en especies

La flora marina es muy rica en la zona. Hay una gran diversidad de algas en los litorales rocosos y en los fondos arrecifales. El potencial pesquero de sus aguas es enorme y entre las especies que se extraen están el camarón, el pulpo, el calamar, entre otras especies marinas.

En los cardonales y espinares que ocupan las zonas bajas predominan las plantas fuertemente armadas con espinas. Son comunes el cují yaque (árbol emblemático de Falcón), la retama, el yabo, el espinito, las tunas y los cardones.

En las laderas altas de las montañas dominan los bosques nublados donde crece una enorme variedad de helechos y palmas. En las formaciones calizas de la sierra se encuentra el guácharo, además de interesantes aves como el pájaro campanero herrero y el tucán pico de frasco esmeralda, y reptiles como la tortuga mordelona, una especie endémica de las montañas del Sistema Coriano.

 

GEOGLYPH

Google Earth

Son 17 jeroglifos

El descubrimiento liderado por Torrealba  incluye al menos 17 geoglifos de líneas geométricas, con presencia de figuras zoomorfas y fitomorfas sin presencia de figuras antropomorfas, que pudiesen haber sido realizados por antiguos pobladores de América, en forma similar a otros geoglifos encontrados en Nasca, Palpa y en Titicaca en Perú y Bolivia.

Uno de estos interesantes geroglifos, cuya silueta conforma una figura en base a líneas geométricas, está ubicado en una meseta aproximadamente a 700 m de altura cercano a la población de Pedregal que se cubre con agua en épocas de lluvia. El área ocupa una superficie de 5 a 18 hectáreas. El glifo tiene una longitud de 353 metros de largo y 175 metros de ancho.

Entre las más conspicuas se encuentran un Morrocoy, una cota o Loro falconiano, un Pez y figuras fitomorphas verticales que asemejan árboles.

Aún sin data de antiguedad

En vista de que todavía no se han realizado las pruebas de carbono 14 (isótopo radioactivo del carbono 12 que sirve para conocer el tiempo de antigüedad de una roca o fósil), hacen una comparativa cronológica con la cultura Inca del Perú.

“Se puede relacionar con una cultura que está al sur del Lago Titicaca (Zona fronteriza de Perú y Bolivia), y si tomamos en cuenta que las Líneas de Nazca tienen 2.000 años de antigüedad y que parte de sus pobladores se trasladaron hasta las costa de Falcón, entonces podemos calcular que las figuras halladas tienen entre 1.000 a 1.500 años”, expuso Torrealba al diario El Impulso de Lara.

Dicen que la herramienta utilizada fue Google Earth, pues estas figuras solo pueden ser percibidas desde la altura. Usaron  imágenes satelitales y chequeos preliminares de campo.

“Significa mucho, no solamente para mí sino para la historia de la arqueología y el patrimonio cultural del país”, dijo Torrealba. “Queda ahora por parte del Estado y el gobierno regional la preservación y conservación de los geoglifos”, terminó diciendo.

El trabajo estuvo a cargo del Centro de Investigaciones Antropológicas y Paleontológicas de la Universidad Francisco de Miranda (Unefm), donde trabajan arqueólogos, paleontólogos, zoólogos y geógrafos, entre ellos: Mirian Díaz de Arend, Alexis Arend, Ángela Martino, Francisco Contreras y Felipe Torrealba.

Macky Arenas/Aleteia Venezuela | Sep 12, 2020