Atentado en Viena, pésame del Papa: no a la violencia, solo el amor extingue el odio

A través de un telegrama firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, el Santo Padre expresa su pésame por las víctimas del atentado que tuvo lugar anoche en Viena, Austria. Asimismo, mediante un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, Francisco reza por las víctimas y sus familias: «¡Basta de violencia! Construyamos juntos la paz y la fraternidad. Solo el amor extingue el odio».

Ciudad del Vaticano

«El Santo Padre Francisco ha recibido con gran tristeza la noticia de los terribles actos de violencia en Viena que han causado muerte y  dolor a personas inocentes. Su Santidad expresa su más profundo pésame a los familiares de los fallecidos y a todo el pueblo austriaco. También está cerca de los heridos y reza por su rápida recuperación. Su Santidad encomienda a las víctimas a la misericordia de Dios y pide al Señor que cesen la violencia y el odio y se promueva la coexistencia pacífica en la sociedad. Su Santidad  acompaña de todo corazón a todos los afectados por esta tragedia con su bendición».

Con estas profundas palabras, el Papa Francisco expresa su pésame, el martes 3 de noviembre, tras el ataque terrorista que golpeó la capital austríaca, el lunes 2 de noviembre por la tarde. El telegrama del Santo Padre va dirigido al Arzobispo de Viena, el Cardenal Christoph Schonborn, y está firmado, por el Cardenal Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin.

El dolor y la consternación del Santo Padre

Igualmente, el Obispo de Roma rechazó este terrible acto de inhumanidad, en un tweet publicado en su cuenta oficial, en el que comparte su «dolor y consternación», reza «por las víctimas y sus familias» y pide el fin de la «violencia» construyendo «juntos» la paz y la fraternidad, porque «sólo el amor extingue el odio», afirma el Pontífice.

El ataque terrorista contra seis lugares diferentes en Viena comenzó el lunes por la noche con disparos en la sinagoga Stadttempel. Cuatro personas perdieron la vida. Otros quince están hospitalizados, siete de ellos en estado grave.

El agresor de 20 años es un «simpatizante» del grupo yihadista autodenominado Estado Islámico, originario del norte de Macedonia y también de nacionalidad austríaca, según han informado las autoridades. Asimismo, continúa la investigación y siguen llegando tributos, tanto de jefes de Estado como de líderes religiosos.

Vatican News