Emergencia humanitaria obliga a Gobierno español a duplicar pensiones asistenciales a migrantes ibéricos en Venezuela

José Armas, consejero de la Embajada de España, quien trabajó durante 2004 y 2009 en Venezuela, afirmó que aumentaron las carencias de los migrantes españoles durante los dos últimos años.

José Francisco Armas, Consejero de Trabajo de la Embajada de España en Venezuela, expresó que la condición de los migrantes españoles mayores de 65 años es crítica. De las 1.700 personas que recibían pensión hace dos años, aumentó a 3.400 personas. De acuerdo con el consejero, en Bolívar hay 150 españoles mayores de 65 años que reciben este tipo de ayuda.

Estos datos los ofreció este martes en una jornada de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España en Puerto Ordaz, donde realizaron una jornada de actualización de documentos de pensiones asistenciales, entrega de medicamentos, aclaratoria de dudas y monitoreo de las condiciones de migrantes españoles en Ciudad Guayana.

“Se están acercando personas que en 2004 no lo necesitaban”, dijo. La emergencia humanitaria compleja también está afectando a quienes más de 60 años atrás emigraron al país para buscar una mejor vida. “He notado una situación mucho más vulnerable que en 2004-2009”, agregó.

De acuerdo con el representante español también habría aumentado la demanda de tarjetas de alimentación, tenían 5.500 personas que se beneficiaban de estos 25 euros y esperaban llegar a 10 mil personas, meta que por inconvenientes presupuestales y cambios dentro del Gobierno español se tuvo que paralizar, pero que para 2021 esperan cumplir.

Relató que muchos migrantes españoles mayores de 65 años están quedando solos en el país, debido a que sus hijos entre 40 y 50 años están saliendo de Venezuela. “Se quedan solos, es una situación que se está dando bastante”, aseveró. También han recibido casos de personas que solo dependen de las remesas de hijos o familiares en el exterior.

Aunque no tienen datos concretos de las personas en condiciones de vulnerabilidad, Armas explicó que el migrante español está padeciendo problemas graves de alimentación. “Hay un caso donde me planteaban ayuda para comer, para los niños, el padre pesaba 45 kilos y murió de hambre, no se recuperó”, dijo.

Desde la Consejería le ha tocado atender solicitudes que son urgentes para salvar vidas. “En 2004-2009 había una gran diferencia, no nos planteaban estas cosas con la situación de necesidad extrema que nos plantean ahora”, comentó.

Expresó que ayudan con atención médica a 6.800 migrantes españoles a través de la Fundación España Salud y alianzas con clínicas y médicos. Aunque realizan entrega de medicamentos, las limitantes de transporte han complicado la entrega de insumos en estados lejanos a Caracas.

Armas también es consejero de Colombia y República Dominicana. Agregó que hay españoles que han salido de Venezuela hacia Colombia y también han demandado ayudas extraordinarias para comer. De los tres países, los migrantes españoles en Venezuela son quienes padecen la condición de más vulnerabilidad, aseguró.

Relató que gran cantidad de personas han solicitado ayudas económicas para regresar a España, sin embargo no tienen un programa que permita prestar este tipo de ayudas, pues por su tipo dependen directamente del consulado.

El consejero instó a las personas a hacer de forma directa e individual los trámites para recibir ayudas económicas, pues en el proceso de fe de vida o recepción de documentos han visto gestores que cobran por estos procesos que son gratuitos.

Para obtener alguna de estas ayudas es necesario tener pasaporte español y estar en el registro consular. Para solicitar la pensión es necesario tener más de 65 años y reflejar ingresos monetarios. La jornada seguirá este miércoles en Ciudad Bolívar y el jueves en El Tigre.

José Rivas/