¿Qué se hizo de la túnica que Jesús llevaba durante su Pasión?

Believers surround the "Holy Robe", the tunic of Jesus Christ according to the catholic tradition, at the cathedral in Trier, on April 13, 2012. The pilgrimage of the Holy Robe, displayed for the first time again in Trier since 1996, takes place from April 13 until May 13, 2012. AFP PHOTO / OLIVER DIETZE +++ GERMANY OUT (Photo by Oliver Dietze / DPA / AFP)

El tema es controvertido porque en los textos apócrifos se han desarrollado las hipótesis más extrañas

¿Qué se hizo la túnica que usó Jesús durante la Pasión? ¿Dónde están sus reliquias? Investiga el escritor Massimo Centini  en el libro «Pilatos – Investigación del hombre que mató a Jesús» (ediciones Tierra Santa).

El tema es controvertido porque en los textos apócrifos se han desarrollado las hipótesis más extrañas. Pero nosotros, antes que nada, nos guiaremos de las fuentes oficiales, es decir, los Evangelios sinópticos.

Desafortunadamente, los textos canónicos sobre el manto de Jesucristo no brindan mucha información. «se reparten entre sí mi ropa y sortean mi túnica» (Sal 22,19). Mateo recuerda que los soldados del gobernador se reunieron alrededor de Cristo: «Entonces lo desvistieron y le pusieron un mano rojo.» (Mt 27, 28).

La versión de Marcos y Lucas

Solo después de burlarse de él y golpearlo, le quitaron el manto y lo cubrieron con su propia túnica. Lucas, de este episodio no expresa mucho.

Posteriormente, los soldados de Pilatos de guardia a los pies de la cruz » Después se repartieron sus vestiduras, sorteándolas entre ellos.» (Mc 15,24; cf. Lc 23,34).

web2-marie-cross-godong.jpg
La Passion du Christ.

La versión de Juan

A diferencia de los sinópticos, Juan se detiene un poco más sobre el episodio: «Después que los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestiduras y las dividieron en cuatro partes, una para cada uno. Tomaron también la túnica, y como no tenía costura, porque estaba hecha de una sola pieza de arriba abajo, se dijeron entre sí: «No la rompamos. Vamos a sortearla, para ver a quién le toca»(Jn 19, 23-24).

Vestido de blanco

Tampoco hay que olvidar que, según el testimonio de Lucas, Jesús después de la audiencia con Herodes regresó a Pilatos completamente vestido de blanco: » Herodes y sus guardias, después de tratarlo con desprecio y ponerlo en ridículo, lo cubrieron con un magnífico manto y lo enviaron de nuevo a Pilato. «(Lc 23, 11).

El manto de la Transfiguración

Para Mateo, en el episodio de la Transfiguración, Jesús se asemeja al sol con vestiduras tan blancas como la luz (Mt 17, 2); incluso después de la resurrección, se representa a Cristo vestido de blanco (Mc 16,5; Lc 24,4; Jn 20,12). El mismo modelo también se puede encontrar en el vencedor de la Apocalipsis (Ap 3, 4, 5; 7, 14; 22, 14).

Todas las veces que Jesús fue despojado y revestido

Mirando las informaciones que podemos extraer de los Evangelios  relativa a la vestimenta de Cristo durante la Pasión, notamos que el panorama es bastante amplio y por lo tanto sus múltiples facetas pueden haber facilitado la elaboración apócrifa:

Antes de ser coronado de espinas y azotado, Cristo fue despojado y vestido con un manto rojo (Mt 27,28).

Después de la humillación sufrida, lo vistieron con sus propias ropas (Mt 27,31).

Antes de ser crucificado, fue nuevamente despojado y sus vestidos fueron divididos entre los soldados (Mc 15,24; Jn 19,23-24).

Los soldados de Herodes lo cubrieron con un manto blanco (Lc 23, 11).

Las vestiduras fueron desmembradas, pero la túnica se mantuvo intacta (Jn 19,24).

Reliquias en varios lugares de Europa

La túnica de Jesús sorteada por los soldados romanos es la que dio la idea de sustentar el legendario trazado narrativo, presente en el Ciclo de Pilatos.

A pesar de las medidas para evitar el fraude, las supuestas vestiduras de Cristo (o partes de ellas) se exhibieron en varios lugares de la Europa cristiana. Y despertaron gran interés y crecientes manifestaciones de fe popular.

El zar de Rusia

El zar Miguel de Rusia conservaba una túnica sagrada que venía de Georgia a través de un militar de ese país que «la ganó a los pies de la cruz». Tradiciones similares se narraron en muchas otras iglesias: desde Roma hasta Westminster, desde Chartres hasta Praga.

La reliquia de Treviri

Entre las supuestas túnicas que se cree más cerca a la auténtica Tunica Christi, es la reliquia de Treviri.

Esta túnica, se dice que fue recuperada por Santa Elena, fue considerada auténtica por el Papa Silvestre I (250-330), no solo por un hecho de fe, sino también por algunas importantes referencias «estructurales».

La altura de cristo

Estas conexiones se referían en particular a la supuesta altura de Cristo. Sobre la base de medidas no siempre muy claras, se atribuyó al Mesías una estatura superior a la media.

Los estudios antropométricos empíricos realizados ya en la antigüedad con esta intención no encuentran confirmación en las fuentes canónicas, en las que, entre otras cosas, no hay información sobre la estatura.

La coincidencia con la Sábana Santa

La Tunica Christi de Treviri podría confirmar la hipótesis de una altura superior a 1,80 metros. Veamos por qué:

La túnica mide 1,48 metros en la parte delantera y 1,67 metros en la parte trasera. Era una prenda que iba desde el cuello hasta los pies y que se tiraba hasta las caderas cuando se viajaba o en otras ocasiones. Ahora bien, si las medidas de la túnica se completan con el largo de la cabeza y el cuello, se deduce que esta túnica debía llevarla un individuo que poseyera las características antropométricas, y por tanto también la estatura, del Cristo de la Sábana Santa.

La túnica di Argenteuil

LA SANTA TÚNICA: La túnica, que se muestra al público cada 50 años, se conserva en la Basílica de Saint-Denis en Argenteuil, en Francia. Se considera la vestimenta que Jesucristo llevó en el camino hacia el Calvario. © Marc-Antoine Mouterde

Otro hallazgo importante que ofrece una contribución no indiferente a la búsqueda de la conocida túnica de Cristo es el presunto vestido conservado en Argenteuil, en Francia.

Se trata de una túnica  en buen estado de conservación, ofreciendo así a los estudiosos amplias oportunidades de análisis y comparación.

Gelsomino del Guercio – publicado el 01/04/21-Aleteia.org