Lecturas recomendadas

Cardenal Osoro: «Involucrarse en política es un deber de los cristianos. No podemos lavarnos las manos»

El encuentro contará con la presencia del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin

 

«Hay católicos en la acción política, pero no hay una política católica, ni partidos católicos. Venimos de pertenencias diversas, comprometidos (…). Una nación crece en el diálogo, y se destruye cuando ese diálogo se rompe. Y destruimos a los demás»

 

Para Osoro, un cristiano católico «puede pertenecer a cualquier partido», como demuestra el hecho (apuntado por José Antonio Rosas, de la Academia de Líderes Católicos) de la participación de una decena de políticos de todo el arco parlamentarios, desde VOX hasta Unidas Podemos, pasando por PP, PSOE, Verdes, Ciudadanos o un Partido por un Mundo más Justo

«Hay católicos en la acción política, pero no hay una política católica, ni partidos católicos. Venimos de pertenencias diversas, comprometidos (…). Una nación crece en el diálogo, y se destruye cuando ese diálogo se rompe. Y destruimos a los demás». El cardenal de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, llamó a los católicos a «involucrarse en política», que es «un deber de los cristianos», porque «no podemos lavarnos las manos«, durante la presentación del II Encuentro Internacional de Líderes Católicos Latinoamericanos que arranca esta tarde en el CEU y que contará con la presencia, este sábado, del secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

Una presencia que, en opinión del purpurado madrileño, se basa en una palabra, en un modo de estar ante la realidad. «Diálogo, diálogo, diálogo«, señaló Osoro. «Esto no depende de la moda, no es una estrategia. El diálogo de la Iglesia es por fidelidad a nuestro señor Jesucristo».

Para Osoro, un cristiano católico «puede pertenecer a cualquier partido», como demuestra el hecho (apuntado por José Antonio Rosas, de la Academia de Líderes Católicos) de la participación de una decena de políticos de todo el arco parlamentarios, desde VOX hasta Unidas Podemos, pasando por PP, PSOE, Verdes, Ciudadanos o un Partido por un Mundo más Justo.

Construir puentes y derribar muros

«Dialogar es reunirnos para construir puentes y derribar muros», subrayó Osoro. «En el diálogo siempre es posible acercarnos, y se da un enriquecimiento recíproco. Dialogar significa reconocer que el otro tiene algo que decir, dar espacio a su opinión, en sus propuestas… sin caer en el relativismo. Pero para dialogar es preciso bajar las defensas y abrir puertas«, apuntó el cardenal, quien reivindicó el diálogo «con instituciones culturales, sociales y políticas, a todos los niveles».

Presentación del Encuentro de Líderes Católicos en el CEU

Presentación del Encuentro de Líderes Católicos en el CEU

«Cuando dialogamos crecemos«, añadió el cardenal de Madrid. «Todo el mundo tiene algo que aportar. No se puede dialogar pensando que el otro está equivocado. Yo voy con lo mío y voy a escuchar qué me dice el otro, en qué me enriquece, en qué cosas nos podemos ayudar. Es ida y vuelta, pero con corazón abierto».

Citando a Pablo VI, Osoro subrayó que «la Iglesia (y cuando digo Iglesia digo a todos los que nos decimos cristianos) debe ir hacia el diálogo en el mundo que le toca vivir. Ir al mundo, hacerse palabra, mensaje, coloquio. Yo no puedo dar recetas a nadie».

Manifiesto sobre la vacunación universal

Por su parte, José Antonio Rosas, director de la Academia de Líderes Católicos, destacó la presencia de participantes de medio centenar de países, como culminación de un trabajo, que contará con cuatro manifiestos con grupos políticos transversales: sobre la pandemia, en defensa de los migrantes, por el diálogo social iberoamericano y el último, que se abordará en estos días, «sobre la vacunación universal solidaria en todo el mundo».

Encuentro de Líderes Católicos Latinoamericanos

Encuentro de Líderes Católicos Latinoamericanos

En la rueda de prensa también participaron Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, ex presidente de Costa Rica, quien insistió en que «uno, si es católico, es católico siempre, incluso cuando hace política». «Mi vocación política nace de mi fe religiosa. Tener una fe no nos salva de ser humanos y débiles o de cometer errores, pero es muy importante ser fiel a una manera de ser, a una fe, a una esperanza, a una doctrina de solidaridad», explicó.

Al tiempo, reivindicó que «es importante atraer a tanta gente que tiene deseo de colaborar con la sociedad, y tal vez ve la política como algo sucio y malévolo donde no hay que participar». «En política no hay sillas vacías: la que no ocupe uno la ocupará otro. Si no lo hacemos, estamos siendo responsables de dejar a otros. Tenemos que trabajar en política, y ser leales a nuestra fe», culminó.

Finalmente, Clara Eugenia López Obregón, ex alcaldesa de Bogotá, recordó su vocación “desde chica” tras ser consciente de la violencia de azotaba Colombia. Una vocación marcada por la defensa de «los derechos sociales, a la vivienda, a la vida digna, a los salarios justos… y a la paz, en Colombia», siguiendo siempre el ejemplo del Evangelio.

 Jesús Bastante/Religión Digital

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba