Lecturas recomendadas

Ocho consejos de exorcistas de todo el mundo para protegerte a ti y a tu familia del demonio

Durante los últimos años, especialmente durante la pandemia, las autoridades de la Iglesia católica y multitud de exorcistas están constatando un aumento exponencial de la actividad demoníaca, manifestada especialmente posesiones e infestaciones.

El mismo Papa Francisco ha dedicado no pocas ocasiones de su pontificado a enfrentar el creciente fenómeno de las posesiones, ante unas cifras de exorcismos que ascendieron al medio millón justo antes de la pandemia, según confirman quienes llevan a cabo este ministerio.

Una de las últimas medidas adoptadas por el Vaticano ha sido potenciar el seminario de exorcismos que se realiza cada año en la Universidad Pontificia Regina Apostolorum, descrito como «el primer curso en el mundo» dirigido a quienes ejercen este ministerio. Este año se celebrará entre el 16 y el 21 de mayo.

Pero no ha sido la única. En 2014, el Papa Francisco aprobó los estatutos de la Asociación Internacional de Exorcistas y promovió la publicación de las «Líneas Guía» de este ministerio.

Tres años después, se dirigió a los confesores advirtiéndoles de este fenómeno y les recomendó «ser muy exigentes» a la hora de lidiar «con trastornos espirituales reales».

«Allí donde el confesor se diese cuenta de la presencia de reales y verdaderos disturbios espirituales, no deberá dudar en referirse a quienes se encarguen de este delicado y necesario ministerio, los exorcistas», expresó en 2017.

Un gran aumento de las posesiones

Desde entonces, sus enseñanzas y advertencias sobre el demonio han sido habituales, de las que se han hecho eco los principales exorcistas repartidos por todo el mundo.

Es el caso del sacerdote español Pedro Barrajón, impulsor del curso realizado en el Ateneo Regina Apostolorum, que encuentra alarmante que «nunca ha habido tantos casos como ahora, precisamente cuando menos personas van a misa o contraen menos sacramentos».

Entre las causas de este incremento, no son pocos los exorcistas que encuentran una serie de factores comunes, como son la magia negra y adivinación, las corrientes de la Nueva Era y la falta de perdón o de asiduidad en los sacramentos.

Además, los nombramientos de exorcistas se han multiplicado durante los últimos años, como Madrid o Milán, diócesis que en los últimos años han nombrado un gran número de exorcistas ante el gran aumento de casos.

Los principales exorcistas de todo el mundo han emitido 8 consejos dirigidos a fieles y a familias para fortalecer su vida espiritual y reducir los peligros de un fenómeno «realmente preocupante», en palabras de Giuseppe Ferrari, organizador del curso de exorcismo realizado en Roma.

1º Rezar el Ángelus

Tal y como expresó el experimentado exorcista de la diócesis de Denver, Chad Ripperger, «una de las cosas más efectivas para crear un buen ambiente en hogares y familias es que los padres recen el Ángelus a las 6 de la mañana, al mediodía y  a las 6 de la tarde». Esto, añade el experto, «protege a las personas en la batalla espiritual».

2º Vivir en gracia, antídoto contra el Demonio

El exorcista de Mountain West (Estados Unidos) remarcó en National Catholic Register la importancia de vivir en gracia para ser «inmunes espiritualmente» ante amenazas demoníacas y maldiciones. «Sin la gracia, una persona está indefensa contra cualquier hechizo o maldición», explica.

Para ilustrarlo, relató el ejemplo de un hombre que alejado de la fe, llevaba años sin poner en práctica su vida sacramental y de oración cuando fue víctima de un hechizo de «fortuna» similar a los amarres.

Puedes saber más sobre los amarres demoníacos pinchando aquí.

«De repente se obsesionó con pensamientos de adulterio con ella. Nunca la había encontrado atractiva. Amaba a su esposa y repentinamente se obsesionó con esta mujer» víctima de uno de los múltiples hechizos de amarre, asegura. El exorcista le ayudó a retomar su vida de oración y regresar a la práctica religiosa y la Iglesia para hacer frente a esas amenazas.

3º Rezar cada día por los hijos y la familia

Para el exorcista de la diócesis de Denver, Chad Ripperger, una de las mejores protecciones sobre la familia es tan simple de obtener como exigente: «La batalla espiritual es tan intensa que debes rezar cada día por la protección de los hijos«.

Familia yendo juntos a la Iglesia.

El exorcista de la Diócesis de Denver, Chad Ripperger, advierte de que asistimos a una «intensa lucha espiritual» en la que la oración es imprescindible para proteger a la familia. 

4º La confesión, temida por el Diablo

El exorcista capuchino Paolo Carlin ha comprobado en su amplia trayectoria que “el sacramento de la confesión es particularmente temido y odiado por el demonio por la cantidad de almas que le arrebata y nos permite ser recibidos en los brazos de Cristo, que nos sumerge en su sangre y purifica de las manchas del pecado».

5º Rezar a la Virgen María para iluminar los problemas

Un consejo que repetía continuamente el difunto exorcista Gabriel Amorth era el de consagrarse a la Virgen María y renovar la consagración diaria para mantener a la familia protegida del demonio.

Chad Ripperger recomienda especialmente la advocación de Nuestra Señora de los Dolores si el peligro afecta a los hijos, ya que «muchas veces los problemas están ocultos y los padres no saben lo que ocurre. Esta será una forma de que los padres puedan descubrirlo y abordarlo rápidamente».

6º Huye de las prácticas ocultas y de la Nueva Era

Una de las principales recomendaciones del exorcista capuchino Paolo Carlin es la coherencia con la propia fe. «Una vida que carece de fe o tiene una relación incompleta con Jesús es un terreno fértil para una acción extraordinaria del diablo«, explica.

«Además, mantener una aparente vida de fe con filosofías y prácticas ocultas y esotéricas como horóscopos y adivinaciones deja a la persona abierta al enemigo, permitiendo al diablo entrar en su vida e influir en ella».

«La gente piensa que [la magia negra y la adivinación] son tonterías y no lo son, sino situaciones en las que uno puede recibir la posesión del demonio», advierte Antonio María Rejano, exorcista de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz (Extremadura).

Antonio María Rejano.

Puedes consultar aquí algunas reflexiones generales sobre exorcismos del sacerdote Antonio María Rejano.

7º Practica la virtud y ten aficiones sanas

Para Carlin, uno de los mejores antídotos contra la influencia del demonio en el día a día y en la familia consiste en tener una vida cristiana que debe llevar a aficiones sanas, como «escuchar buena música que eleve nuestro espíritu hacia Dios».

De este modo, «evitar y confesar los pecados, leer las Escrituras o frecuentar los sacramentos» son imprescindibles para una vida «inmune» a la acción de Satanás. También menciona la práctica de la virtud, ya que «Satanás no teme tanto el exorcismo como la humildad. Practica la misericordia con el prójimo perdonando sin condiciones y amando a tus enemigos».

8º Consagra la familia y sus problemas a la Virgen

Para el exorcista de la diócesis de Denver, «consagrar a la familia y sus problemas concretos conlleva un drástico fortalecimiento de la familia» y contribuye a eliminar sus defectos y problemas internos. Obviamente, añade, «los padres tienen que tener una vida habitual de oración y hacer que los niños recen con frecuencia para que cuando lleguen las tentaciones tengan el hábito y disciplina de una vida de oración a la que recurrir».-

ReL

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba