Chile: “Van por un botín mayor, desarmar la institucionalidad»

«¡URGE TERMINAR  LA INACEPTABLE E IRRESPONSABLE INACCIÓN DEL SISTEMA POLÍTICO CONTRA LA ANARQUÍA!»

Francisco Javier Vargas Galindo, desde Chile: 

 “Chile vive una  crisis política manifestada en la desconfianza del ciudadano en aquellos a los que delega el ejercicio de la soberanía”.

“ Esta crisis se ha visto seriamente agravada por prácticas que alejaron progresivamente al sistema político del propio ciudadano: la irresponsabilidad gubernamental irritable, el nepotismo, políticos y parlamentarios  con escasa educación, incluso algunos, analfabetos funcionales,  prima en ellos el interés personal al bien común, falta de rendición de cuentas y transparencia en la administración de los recursos público.”

“¡DINERO Hay!! pero se malgasta impunemente los recursos públicos  por falta de control de la corrupción o mala gestión del sistema político, administración pública, empresas del Estado y Municipios .”

 

“Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír”.    George Orwell.

 

Resultado de imagen para crisis chile 2019

En una reciente charla sobre “la crisis que vive Chile”,  dictada por la destacada historiadora Magdalena  Merbilháa, planteaba su visión  personal sobre la crisis. Según ella,

1) “Chile tiene dos escenarios posibles: convertirse en una Argentina o en Venezuela. Y habría que trabajar por el primero, el menos malo”;

2) La historiadora afirma que “Chile no volvería a ser el mismo de ayer, y mientras antes salgamos de nuestra incredulidad,  apoltronamiento, letargo y una inaceptable abulia, mucho mejor. Y eso, es responsabilidad del sistema político, empresarial  y la ciudadanía democrática. Hay contrarrestar a la extrema izquierda corre con mucha ventaja.”

3) La profesora Merbilháa  manifiesta  “nada ha sido casualidad”, “desde los acontecimientos hasta la fecha “Octubre” que en jerga marxista significa revolución. Por lo mismo, estamos frente a una revolución, planificada y controlada por una izquierda antidemocrática o comunismo gramsciano o FSP, que como todas las revoluciones es dominada por una minoría que maneja y utiliza personas, recursos,  eslóganes y tiempo a su antojo, y termina dominando un país”.

4) “Deben destruir todos los vestigios del capitalismo y que determinan la vida fácil del chileno: bancos, farmacias, supermercados, etc. Hay que producir frustración en el “pueblo”.

5) “Van por un botín mayor, desarmar la institucionalidad(expropiar empresas estratégicas, nacionalizar los fondos de pensiones, controlar el Banco Central, etc.) y de paso sacar al Presidente.”

6) “Los “bolcheviques” de hoy son los anarquistas y “don nadies” que saquean y producen vandalismo, utilizados como carne de cañón para lograr el objetivo final enfrentar a  la población civil. Utilizando la ideología del siglo actual: los DDHH para neutralizar el peor peligro las FFAA y la Organización de Orden y Seguridad.”

Antes de emitir comentario a lo citado en los párrafos anteriores, es pertinente mencionar las causas que la generaron:

Primero Hay que ratificar  que la crisis política que vive Chile se arrastra desde  hace varios años, manifestada en la desconfianza del ciudadano en aquellos a los que delega el ejercicio de la soberanía. Esta crisis se ha visto seriamente agravada por prácticas que alejaron progresivamente al sistema político del propio ciudadano: la irresponsabilidad gubernamental irritable, el nepotismo, políticos y parlamentarios  con escasa educación, incluso algunos, analfabetos funcionales,  prima en ellos el interés personal al bien común, falta de rendición de cuentas y transparencia en la administración de los recursos públicos(Inaceptable la negativa del Senado a los requerimientos de Chile Transparente para conocer los informes de asesorías externas encargadas por los senadores), clientelismo, captura del Estado, abusos y corrupción impune. Así, el aparato circulatorio del sistema político con la sociedad se vió obstruido y en muchos casos abiertamente bloqueado. Es el regreso de los  3 tercios, de nefasto recuerdo y que tanto daño hizo al país. ¡No aprenden!

Segundo: El ciudadano todavía no siente  que estén en juego temas vitales que le inquietan, los verdaderos problemas que afectan a los ciudadanos de a pié, por eso,  se muestran apáticos a la hora de manifestar sus preferencias. El sistema político debe esforzarse con hechos reales la recuperación de su credibilidad y prestigio tan seriamente dañados en los últimos años, causado por la indolencia de no escuchar las legítimas demandas y reclamos de la ciudadanía.

Tercero: Hay que destacar y decirlo bien fuerte, en esta elección presidencial de 2017, se evitó que se consolidara en Chile la nefasta estrategia regional del PC/Foro Sao Paulo/Gramsci, populistas de extrema izquierda, encantadores de serpientes que tanto daño han hecho, sobre todo,  en nuestra querida Venezuela.

Cuarto: El éxito anterior no estaba asegurado, el comunismo gramsciano/FSP no ha aceptado la derrota electoral  y ahora recurren a la violencia con los irracionales y brutales actos vandálicos para provocar el caos y lograr sus objetivos de imponer la AC y el cambio de Constitución.

Quinto: La falta de control de la corrupción(fraudes) o  malgastando los gigantescos fondos fiscales. Por ej.: «El gasto fiscal destinado a empleados públicos en Chile es de un 21,09% del presupuesto de la nación, superando a Argentina (12,43%), Brasil (11,23%), México (11,69%), España (10,25%), Italia (13,56%), Francia (18,97%) y Suecia (9,26%)». (Fuente: B. Mundial, 2018).

En atención a lo anteriormente expuesto,  podemos afirmar responsablemente, que el  sistema político chileno ha sido ineficiente en gestionar con transparencia y probidad  los Presupuestos de la Nación y  ha actuado estúpidamente afectando la gobernabilidad del país,  al no tener  la capacidad y menos la responsabilidad de imponer el Estado de Derecho y el Principio de Autoridad para enfrentar la ola de ACTOS VANDÁLICOS PROMOVIDOS POR LA EXTREMA IZQUIERDA GRAMSCIANA O FSP.

Es imprescindible cuidar los recursos fiscales que se destinarán a financiar las reformas sociales que la ciudadanía anhela y reclama. ¡Plata hay!, hay que terminar con el derroche impune, el sistema político debe manejar los recursos públicos con mayor eficiencia, sobre todo, con mayor probidad y transparencia y terminar gastos innecesarios y abusivos. Para ello, se debe reforzar en personal y presupuesto a la Contraloría General de la República, que no se ha hecho por falta de voluntad política y por las causas citadas.

Según las leyes de la estupidez humana del economista italiano Carlo Cipolla, “los estúpidos son aquellos que hacen daño a los demás y se hacen daño asimismo”; el sistema político chileno no hay duda ha sido estúpido, sobretodo, la extrema izquierda que no sólo, no ha condenado los saqueos, el vandalismo sino los ha apoyado con todas las consecuencias de destrucción que han ocasionados. La centro/izquierda  han relativizados  la violencia, e incluso, rechazaron el proyecto de ley de seguridad reciente, sin tomar en consideración el grado de violencia que está inmerso  el país.

El Ejecutivo y la coalición de gobierno  ha tenido un comportamiento errático con marchas y contramarchas en aplicar la Ley anti  terrorista para enfrentar la anarquía. El Ejecutivo no ha ejercido sus atribuciones constitucionales por falta de coraje y con una mirada cortoplacista inaceptable. 

Es incomprensible la inacción del gobierno y de la Oposición,  ha agravado la violencia e incluso, la han legitimado.

Sin embargo, hay que reconocer que las manifestaciones pacíficas en protestas por los abusos políticos y empresariales, han hecho reaccionar al gobierno y están haciendo esfuerzos por responder  y sobre todo, comprender las demandas ciudadanas. Ese es el reto del gobierno del Pdte. Piñera,  perfeccionar el modelo ESM, recuperando sus deteriorados cimientos: la ética y el bien común.

Además estas manifestaciones pacíficas sentaron un precedente sobre las transformaciones del sistema político y su capacidad para volver a dialogar con el ciudadano y volver a la “ política de los  Acuerdos” implantada por el insigne y recordado intelectual y político Dr. Edgardo Boeninger  y reiteradas en su libro póstumo “Chile rumbo al futuro” http://viva-chile.cl/2013/08/mensaje-postumo-del-dr-edgardo-boeninger-a-sus-camaradas-democratacristianos/

–      Y de alguna manera, la capacidad que tengan las agrupaciones ciudadanas  y los propios partidos políticos(en especial la centro derecha), de volver a acercarse al ciudadano darán algunas señales  que han comprendido que país ha cambiado la forma de hacer política, más empática, más humana y  más cercana  con la gente. Si bien es importante el crecimiento económico pero no es suficiente por las razones citadas.  Y esta nueva forma de hacer política, estamos seguros que los partidos por la libertad resolverán la crisis y reencantarán a la ciudadanía.

Para ello, es urgente la modernización del Estado, las Instituciones, y rescatar  el principio de autoridad y perfeccionar el modelo ESM.  ¡No se requiere cambiar la Constitución, sino perfeccionarla, haciéndoles las reformas adecuadas para mejorar nuestra democracia!.

Y el gobierno no se deje amedrentar por las amenazas y la violencia del partido comunista. Para contrarrestarla, basta aplicar la Ley.

En conclusión, el escenario que describe la historiadora Merbilháa es inquietante,  pero no terminal, urge que el gobierno y Oposición eviten que escale la crisis y RECOBRE DE INMEDIATO:

  1. a) el Estado de Derecho y por ende, derrote  la Anarquía. Reorganizar los Organismos de Seguridad e Inteligencia del Estado.
  2. b) los cimientos del modelo ESM: la ética y el bien común,  deteriorados por la clase política y el empresariado;
  3. c) las élites citadas deben asumir su responsabilidad de la crisis, por no haber reaccionado  y no haber corregido con antelación los abusos  reclamados reiteradamente por la ciudadanía. Al reconocerlo, le darán credibilidad a las decisiones que tomen.
  4. d) Al perfeccionar el modelo ESM., estarían solucionando los abusos cometidos y recuperando el círculo virtuoso de crecimiento y el sistema político recuperaría la credibilidad perdida.
  5. e) Cambiarla forma de hacer política, más empática, más humana y  más cercana  con la gente.

    Francisco Javier Vargas Galindo, Ex Profesor UCAB.

    30/11/2019