Opinión

Fedecámaras: ¿business is business?

 Durante los años democráticos, los presidentes constitucionales asistían a la inauguración de la asamblea anual de Fedecámaras. Esta se caracterizó por la presencia de la vicepresidenta ilegítima Delcy Rodríguez Gómez. A los venezolanos de adentro y de afuera les corresponde el derecho de exigir varias aclaraciones.

Alicia Freilich:

“El discurso de Delcy Rodríguez en Fedecámaras sucedió por el fracaso de la oposición”Jorge Roig, expresidente de esa organización entre 2013-2015

Preguntas a los previos y al actual directorio de Fedecámaras que coexiste bajo el régimen ilegítimo, usurpador, militarista y delictual. Antes y durante la democracia, por sus estatutos, fue una asociación civil, sin fines de lucro, que reunió a diversos gremios empresariales en representación del agro, la ganadería, industrias, comercios y otros afines. Durante los años democráticos, los presidentes constitucionales asistían a la inauguración de su asamblea anual. Esta se caracterizó por la presencia de la vicepresidenta ilegítima Delcy Rodríguez Gómez y anunciaron próximos encuentros.

A los venezolanos de adentro y de afuera les corresponde el derecho de exigir varias aclaraciones.

¿Fue invitada por ustedes?

¿Se autoinvitó Mirafloresfuertetiuna?

¿Invitaron a Juan Guaidó, legítimo presidente interino constitucional?

¿Cuántas veces en veinte años totalitarios, los anteriores y presentes directivos en su conjunto, han protestado por la ilegitimidad del régimen?

¿O por las masacres, matanzas, genocidio a paso lento de etnias indígenas, políticos disidentes presos?

¿Cuáles de sus miembros asistieron personalmente a manifestaciones multitudinarias populares durante el mandato expropiador de Hugo Chávez Frías?

¿Alguno de ellos ha perdido un familiar por disparos a quemarropa durante protestas pacíficas del pueblo hambreado y de la sociedad civil opositora? ¿O se lo han torturado, lo tienen desaparecido, encadenado en mazmorras para políticos opositores sin derecho a juicio inmediato según las leyes de la violada Constitución vigente? ¿Qué expresaron luego de los asesinatos y maltratos contra la población en las protestas de los años 2014 y 2017?

¿Es que el empresario venezolano asume que es clase aparte sumida en sus negocios cuyos clientes “bachaqueros” alivian solo a quienes sobreviven con remesas y agotan sus reservas en dólares?

¿Basta quejarse, pedir, suplicar, rogar, mendigar a palacios y cuarteles para que los ayuden a producir?

¿Qué opinan públicamente sobre bolibanqueros, bolichicos, bodegones?

¿Cuándo han manifestado su activa discrepancia a través de huelgas, paros, callejazos, contra el castrochavismo criminal exigiendo el cumplimiento de leyes que les atañen?

¿Les parece suficiente permitir a sus asalariados que voluntariamente asistan o no a concentraciones que exigen libertad si saben que dos millones y medio de empleados públicos deben asistir a los eventos oficialistas?

¿Dónde están sus comunicados denunciando censura, compra de medios independientes y cierre de periódicos, emisoras, canales televisivos que dejan en la calle a propietarios privados, profesionales y obreros?

Esa posición pasiva origina desgracias colectivas padecidas a diario y siempre las hemos detectado en literatura, cine y teatro internacionales. Una conducta que merece varias respuestas y acciones. Hay más preguntas, pero no pueden responder con la verdad mientras dependan de limosnas o negocios mixtos otorgados por represores que a voz en cuello los han despreciado, despojado, insultado, expropiado, marginado y solo por ahora los utilizan por urgencia y conveniencia, propiciando que esa postura pase a complicidad automática en crímenes de lesa humanidad.

Porque otro gallo estaría cantando si, además del business is business, aplicaran el fuerte sentido ético que usan muchos capitalistas decentes en el llamado Mundo Libre: “Give them the business” que significa “Dales duro”.

El país secuestrado, el ambulante paria y el diaspórico laborioso los tienen en la mira.

alifrei@hotmail.com

América 2.1

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba