Testimonios

Francisco y ¿milagro?

¡ Más que fábula, el milagro de una vida !

Roberto Fermín Bertossi:

Un vecinito de Balnearia en la provincia de Córdoba,  emocionó a todos superando la leucemia y a su regreso a casa lo esperaba el dinosaurio de Iván, quien se transformó en un amigo para toda la vida.

La comunidad de Balnearia se vio conmovida en los últimos días por la historia de Francisco, un niño de 5 años que logró superar la leucemia. Fanático de los dinosaurios, tuvo el mejor de los recibimientos a su regreso a casa, donde lo esperaba Iván, con un disfraz de dos metros y medio que lo dejó sin palabras.

La historia comenzó de la manera más triste que los padres puedan imaginar, terminó con un final feliz que rápidamente inundó las redes sociales.

Cintia, la mamá de Francisco, repasó los acontecimientos contando que en noviembre de 2020 descubrió «unas manchas en el cuerpito de él, que no eran normales. Le hicieron unos análisis y nos derivaron inmediatamente a la ciudad de Córdoba” donde, finalmente en el Hospital Italiano diagnosticaron leucemia.

Vinieron días muy difíciles y un largo tratamiento por delante. Tras 7 meses en Córdoba, la parte más crítica del proceso fue superada. «Hemos pasado una gran parte del tratamiento, fue muy difícil, muy duro, vivimos momentos muy tristes. Pero Francisco se portó como un campeón porque fue él quien nos levantó a nosotros cuando no teníamos más fuerzas, con 5 años», comentó la mamá.

La alegría de Francisco por volver a casa se vio prácticamente eclipsada por la presencia del dinosaurio de Iván. Cintia comentó de donde viene su locura: «Él es muy fanático de los dinosaurios: en casa todos los juguetes son dinosaurios, las cartas, todo. Y que a su regreso a casa lo haya esperado un dinosaurio fue mágico para él. Hacía 7 meses que no lo veía sonreír como lo vi ese día abrazando al dinosaurio. Fue una emoción muy grande».

    «Vuelvo a mirar las fotos, a ver su carita y me emociono», expresó su mamá.

La mamá contó que Francisco quedó tan contento con la sorpresa que «lo quiere invitar a jugar acá a la casa. Le dije a Iván que se prepare porque va a ser un amigo más».

El recibimiento le vino bien a Francisco para mitigar un poco la «extrañitis» ya que todavía no pudo reencontrarse con su hermana Martina ni con su abuela porque están aisladas.

«La pandemia nos complicó el tratamiento. No nos vimos durante los 7 meses, nadie podía visitarlo. Por eso fue más duro todavía», comentó Cintia.

La mamá recordó que en un momento temieron por la salud de Francisco ya que una de las drogas que necesitaban no podía entrar al país: «Una de las quimio le dio alergia y la otra opción no estaba en el país por las restricciones. Fueron días muy complicados pero finalmente lo conseguimos. La ayuda de la gente fue enorme y siempre vamos a estar agradecidos».

El gran gesto de Iván

Iván Díaz Oberto es un conocido DJ de Balnearia. Todo el mundo lo conoce como «Vanino», y su historia con Francisco comenzó casi de casualidad.

Debido a la pandemia, que le cortó su principal fuente de ingresos, Iván se encontraba haciendo un trabajo de electricidad en la clínica donde Cintia fue a hacer la primera consulta. Vio la situación y se angustió. Como una vez había estado en la casa del pequeño, sabía de su pasión por los dinosaurios, y la conexión fue instantánea.

Resulta que para las fiestas que anima, Iván posee un traje de dinosaurio de dos metros y medio de altura, que es el número que todos esperan. Se le ocurrió mandarle un video a Francisco para darle aliento y -como dinosaurio- le prometió: «Te voy a estar esperando cuando llegues».

«Yo nunca había visto una situación así en persona. Sentía que era injusto que un niño de 4, 5 años esté viviendo eso. Tenía la posibilidad de ayudarlo con nada», contó Iván.

Sobre el momento del regreso recordó: «Estoy acostumbrado a trabajar con emociones, pero se me quemaron todos los libros cuando él llegó y lo primero que hizo fue abrazarme. Ahí ya me temblaban las piernas. Después cuando preguntó por qué el recibimiento si él no cumplía los años, me tuve que apartar porque se me hizo imposible seguir jugando y no quería que él me descubra. El cree que existen los dinosaurios…  ¡ahora yo también!.-

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba