Lecturas recomendadas

ODCA solidaria con el pueblo cubano

Ante las multitudinarias manifestaciones registradas este domingo en las ciudades más importantes de Cuba, la Organización Demócrata Cristiana de América, ODCA, expresa su solidaridad al pueblo cubano en su lucha por ejercer libremente sus derechos y por lograr los cambios necesarios para vivir una vida más humana y más digna.

El pueblo cubano salió a las calles a protestar en San Antonio de los Baños, ciudad ubicada a 34 kilómetros de La Habana para protestar contra el régimen de Miguel Díaz-Canel y esta manifestación espontánea se propagó rápidamente a otras ciudades como Palma Soriano, Holguín, Güines, Santiago de Cuba, Batabanó, hasta llegar al propio Malecón y las calles de La Habana.

Ante estas multitudinarias demostraciones, la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) resuelve:

1. Expresar su solidaridad al pueblo cubano en su lucha por ejercer libremente sus derechos y por lograr los cambios necesarios para vivir una vida más humana y más digna.

2. Rechazar el llamado del régimen cubano a enfrentar y reprimir las manifestaciones en las calles a través de fuerzas de seguridad y de grupos afines.

3. Demandar al gobierno cubano a escuchar la voz del pueblo y atender sus legítimas demandas y no acusar a la protesta social de representar un plan extranjero. Nadie la convocó, nadie la está liderando. El estallido social es una reacción genuina, espontánea, y auténticamente popular.

4. Destacar que las manifestaciones son una reacción a la crisis política, económica y social que hace décadas ha tenido que vivir el pueblo cubano y que las principales demandas de los cubanos se refieren al ejercicio pleno de la libertad, a cambios políticos, económicos y sociales, y a la protección de sus derechos para una vida digna, la alimentación y la salud, especialmente el acceso a vacunas validadas internacionalmente.

5. Insistir ante las autoridades la necesidad de aceptar con urgencia la oferta de ayuda humanitaria realizada por varios países para atender la crisis alimentaria, social y sanitaria que vive ese país.

6. Reiterar el llamado a respetar los derechos humanos, el derecho a protestar y el derecho a exigir cambios en ese país en un marco de libertad, democracia, igualdad y diálogo constructivo.

7. Demandar el cese de la represión que sufren dirigentes de la oposición pacífica, entre ellos los miembros del Movimiento Cristiano de Liberación y del Proyecto Demócrata Cubano, que sufren permanente hostigamiento y amenazas.

8. Solicitar la solidaridad y preocupación de la comunidad internacional y los organismos internacionales para que los derechos y peticiones de los cubanos sean respetados y para que las autoridades no recurran a la violencia, la persecución, y las detenciones arbitrarias.

El pueblo cubano ha demostrado al mundo que es valiente y autónomo para salir a las calles a reclamar sus derechos, pero el pueblo de Cuba necesita nuestra solidaridad para no seguir sufriendo, en medio del aislamiento y la indiferencia, más persecución, más prisión y más muertes sin sentido.

Santiago de Chile, 11 de julio de 2021

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba