Iglesia Venezolana

Fallece Mons Antonio López Castillo

Hace pocos instantes, Monseñor Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe y Administrador Apostólico de la diócesis de Barquisimeto, hizo del conocimiento público, a través de su cuenta de twiter el fallecimiento del querido pastor larense.

Víctor Hugo@VctorHu82041913 · 1min Con honda tristeza y con la esperanza puesta en el Señor de la vida y vencedor de la muerte, cumplo con el deber de participar al pueblo fiel de Barquisimeto que hace algunos minutos falleció Mons. Antonio López Castillo, Arzobispo emérito de esta Iglesia. Paz a su alma.

Por 13 años monseñor López Castillo sirvió a Barquisimeto como Arzobispo.

Hasta el mes de marzo del 2020 fue obispo de la Arquidiócesis de Barquisimeto, donde se caracterizó por acompañar la feligresía y denunciar los problemas que agobian al rebaño de Dios, escribió en aquél momento Haydeluz Cardozo en El Impulso.

Antonio José López Castillo,  quien hcontaba 77 años era nativo de El Moján, municipio Mara, del estado Zulia Comenzó sus estudios en el Seminario Menor de Maracaibo y los prosiguió en el Seminario Mayor Interdiocesano Santa Rosa de Lima, en Caracas. Cursó en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, donde egresó como licenciado en teología moral. Estudió filosofía en la Universidad del Zulia.

Tras su ordenación como presbítero fue asignado a la Arquidiócesis de Maracaibo, donde cumplió responsabilidades como sub-vicario y vicario general. Después fue párroco, profesor de teología en el Seminario de Maracaibo, juez eclesiástico y director del diario La Columna, de la capital zuliana.

San Juan Pablo II, en 1988, lo nombró obispo auxiliar de Maracaibo.  En el 92, obispo de Barinas.  En el 2001 Arzobispo de Calabozo. Y el 22 de diciembre de 2007, Arzobispo de Barquisimeto, asumiendo el cargo el 16 de febrero de 2008 hasta marzo del 2020.

Anexamos el video de Monseñor Antonio López Castillo durante la celebración de la Patrona de los larenses en 2018: “¡Divina Pastora líbranos del hambre, líbranos de la corrupción!”

Muy aplaudido por su feligresía que estalló en gritos de «Libertad», el valiente pastor era admirado por su cercanía con su pueblo y su acompañamiento en sus penurias y necesidades. Abogaba por la justicia social y el respeto a la dignidad de cada venezolanos. Ello le valió un constante hostigamiento por parte del régimen. Su casa fue asaltada sospechosamente en numerosas ocasiones y desde el poder fue amenazado con cárcel por sus denuncias y su palabra siempre oportuna y consoladora para su gente que hoy lo llora y lo recordará por siempre con cariño y agradecimiento.-

Paz a sus restos.-

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba